Ir arriba

Balcón de Pilatos (466 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
17/05/2011
Modificado
17/05/2011
21
El Balcón de Pilatos (466 m), situado al S. de la Bardena Blanca, marca el límite occidental de la Reserva Natural Rincón del Bú, que ocupa 460 hectáreas de barrancos, cabezos, planas y cortados de formas sorprendentes. No existen masas arbóreas y la vegetación es característica de los lugares áridos, dominando los sisallares, ontinares, lastonares, romerales y tomillares con algunos ejemplares sueltos de tamarices y plantas adaptadas a medios salinos. El los acantilados rocosos tienen cobijo aves esteparias y rapaces como el águila real, el alimoche y el búho real (Bú) que da nombre a la reserva.

Desde el Km. 6,7 de la carretera NA-125

Saliendo de Tudela hacia Arguedas, tomamos a la derecha el desvío por la NA-125 que lleva a Valareña y Ejea de los Caballeros. En el Km 6,7 de esta vía parte una pista a la izquierda que en unos mapas figura como Camino del Abejar de los Sastres y en otros como Camino de Rutia. La pista arranca (317 m) en dirección N.NW y gira después hacia el NE cruzando el Barranco de Tudela. A partir del Barranco, el camino comienza a remontar la cuesta de Rutia dejando a la derecha un ramal que lleva a unos campos de labor. Tras pasar bajo un tendido eléctrico, se entra pronto en una zona bastante llana donde la pista transcurre en paralelo o por encima de la muga entre el territorio bardenero y el municipio de Tudela. Más adelante, el camino rodea por el E. el pequeño cabezo de Malafé (451 m), quedando a la derecha, algo más alejado, el Cabezo de Tres Montes (481 m). Posteriormente se deja a la izquierda el desvío hacia el Corral de Valdecruz (420 m)(1,00) y se sigue recto hasta alcanzar un nuevo cruce. Continuamos entonces por la izquierda (NE) abandonando la pista principal que gira (E) hacia la Cabaña de Gaya y, en la siguiente bifurcación, volvemos a tomar el ramal de la izquierda avanzando durante unos 2 km hacia el N. en ligerísimo ascenso. La pista finalmente gira a la derecha (E) en dirección al Corral de Pepe el Hornero (450 m)(1,40), situado en la Plana del mismo nombre. Unos metros antes del corral, se sigue hacia la izquierda (NW) para coronar la plataforma somital del Balcón de Pilatos, donde tendremos como recompensa unas extraordinarias vistas sobre la amplia depresión de la Bardena Blanca. Antes de la cima encontraremos un maltrecho cartel del que solo queda el armazón (466 m)(1,45).

Merece la pena proseguir hacia el E. por el borde de los cortados hasta otro balcón natural de reducidas dimensiones (457 m)(ED50 30T 625916, 4666757) pero de gran atractivo visual, sobre todo si se contempla desde el SE Esta cumbre oriental se sitúa frente al vistoso Cabezo de la Cruz del Pelotero (o Cabezo de los Ladrones), caracterizado por su cumbre totalmente plana.

Desde el Km. 8,5 de la carretera del Polígono de tiro

Este recorrido debe hacerse solamente en periodo seco, con buenas condiciones meteorológicas y tras varios días sin precipitaciones, ya que transcurre en parte por el interior de un barranco. El tramo final de ascensión al Balcón de Pilatos se realiza sin senda definida por una ladera de fuerte pendiente que puede resultar incómoda para quien no tenga un mínimo de experiencia montañera.

Saliendo de Arguedas en dirección a Tudela, unos 400 m después de pasar una gasolinera, se toma un desvío a la izquierda que lleva al Parque Natural y Reserva de la Biosfera de las Bardenas Reales (está indicado). Después de recorrer 6,0 km de asfalto veremos el centro de información de Las Bardenas, ubicado en la Finca de los Aguilares y, más adelante, dejaremos a la izquierda el desvío a Castildetierra. En el Km 8,5, tras pasar una cabaña, giramos a la derecha por una pista en cuyo inicio hay una señal de prohibido el paso a vehículos no autorizados, por lo que aparcamos en un ensanchamiento junto al comienzo (291 m).

Partimos hacia el SE por el llamado camino del Belcho y nos vamos acercando al Cabezo Mesalobar (365 m) que vemos a la izquierda (E). Tras ascender un portillo (320 m), pasamos junto al corral del Belcho (o de Liztarroz) y seguimos en ligero descenso hasta la balsa artificial de Bienzobas, que dejamos a la derecha. Continuamos por la pista y llegamos a una intersección en la que seguimos de frente (S) hacia el Barranco del Belcho, que aguas abajo recibe el nombre de Andorregia. En época seca el barranco se vadea sin problemas, pero tras un fuerte aguacero el paso puede estar complicado, tanto por el caudal de agua como por el pegajoso barro que se forma. Tras cruzar el cauce del Belcho (280 m)(0,25), avanzamos (SE) hasta entroncar con la Cañada Real de Tauste a Andía (303 m)(0,45). Giramos a la izquierda por la Cañada y unos metros más adelante, a la altura de una cabaña en ruinas, dejamos La vía pecuaria para seguir por una pista que sale a la derecha (S) y que nos va acercando hacia el circo que forman los cortados del Balcón de Pilatos y los cabezos de su entorno. La pista cruza un nuevo barranco y giramos entonces a la derecha para introducirnos en su cauce (307 m)(1,00). Progresamos por el lecho seco disfrutando de la visión de las cárcavas, gendarmes, monolitos, arcos, agujas y diversas formaciones que el agua y la erosión han ido modelando. Tras unos 10 minutos de recorrido, el barranco se bifurca y seguimos por la ramificación de la izquierda que está señalada con un gran cairn. Más adelante se llega a un recodo (cairn) y subimos entonces de frente obviando un escalón que queda a la derecha. Para alcanzar el borde superior del barranco nos ayudamos algo con las manos trepando por terreno suelto y memorizamos este punto de salida para volver después por el mismo sitio (335 m)(1,20).

Una vez fuera del cauce, nos acercamos (E) a la base del Balcón de Pilatos tomando como referencia de dirección a seguir una barranquera que se inicia a la izquierda de la cumbre. Ascendemos por una suave arista terrosa hasta llegar a una plataforma (380 m) y seguimos hacia una inclinada ladera cubierta de vegetación que se encuentra a la derecha, olvidando la barranquera superior. En diagonal nos aproximamos al filo de la ladera y progresamos (E), cerca del borde, hacia la cima que se intuye cerca. Este tramo transcurre en fuerte pendiente, más engorrosa que difícil, en la que nos vendrán bien unos bastones, sobre todo para la bajada. En la parte final sorteamos unos bloques de piedra antes de alcanzar la cumbre (466 m)(1,40).

Accesos: Km 6,7 de la NA-125 de Tudela a Ejea de los Caballeros (1h 45 min); Km 8,5 de la carretera del Polígono de tiro (1h 40 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios