Ir arriba

Ukerdi, Puntal Abajo de (1.816 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
29/06/2011
Modificado
29/06/2011
8
En el extremo nororiental de Navarra, dentro del siempre fascinante macizo pirenaico de Larra, encontramos tres picos que comparten topónimo: Ukerdi (2.251 m), Puntal Arriba de Ukerdi (2.038 m) y Puntal Bajo (o Puntal Abajo) de Ukerdi (1.816 m). Los dos últimos forman parte de la Reserva Integral RI-2 de Ukerdi, a la que dan nombre. Declarada en 1.987 y enmarcada en el interior de la Reserva Natural de Larra, la RI-2 de Ukerdi protege un área de orografía complicada en la que procesos geológicos y erosivos han modelado singulares formaciones kársticas, creando un confuso relieve de crestas, depresiones, lapiaces, dolinas, y pequeños valles cerrados. Aunque oculto a la vista, en el subsuelo se extiende un complejo laberinto de simas, galerías y corrientes subterráneas que constituyen un auténtico reto para los espeleólogos. El difícil acceso a este agreste territorio ha hecho se mantengan prácticamente inalteradas sus condiciones naturales, lo que puede ser un buen aliciente para visitar estos solitarios y desconocidos parajes.

La aproximación al Puntal Abajo de Ukerdi (1.816 m) es relativamente sencilla gracias al balizaje del GR-12 en el tramo que, desde el refugio de Belagoa, lleva a las inmediaciones del collado de Insole o d’Anaye pasando por el Majadal de Añiberkandia. El tramo final de la ascensión, sin ser difícil, requiere un poco más de esfuerzo y sentido de la orientación para moverse por terrenos quebrados.

Desde el refugio de Belagoa

Partiendo del refugio Angel Oloron de Belagoa (1.435 m), tomamos dirección E. siguiendo las marcas rojiblancas del GR-12 o sendero de Euskal Herria. Tras cruzar una pequeña regata la senda transcurre por terreno despejado hacia las Picarras de Sanchogarde, internándose a continuación en un precioso hayedo que nos obsequiará con su sombra acogedora si hacemos el recorrido en verano. Más adelante, en un punto perfectamente señalizado con marcas de pintura y un gran cairn, el camino hace un giro brusco a la izquierda (1.462 m)(0,40) y emprende un ascenso hacia el collado del Puntal de la Cruz (1.620 m)(1,05). Podemos desviarnos unos metros hacia el S. hasta alcanzar la cercana cota N. del Puntal, avanzando entre algunas ramas que enmarañan el paso (1.644 m)(ED50 30T 679944 4757075). Unos 250 m al SW se encuentra otra cota algo más baja, que es la que los mapas señalan como Punta o Puntal de la Cruz (1.638 m).

De nuevo en el collado descendemos (E) hacia las Ateas de Añiberkandia, donde el bosque se abre permitiéndonos contemplar de frente (SE) dos puntas situadas en el extremo occidental del abrupto cordal del Puntal Abajo de Ukerdi, cuya cima queda oculta detrás. En las paredes calizas crecen ejemplares de pino negro, una variedad autóctona perfectamente adaptada al clima de altura y a terrenos inhóspitos que es capaz de desarrollarse en los roquedos desnudos, hundiendo sus raíces entre las fisuras del karst para nutrirse de la poca materia orgánica existente. Bordeando el cordal por el N., llegamos a un raso en el Majadal de Añiberkandia, donde algunos mapas sitúan la Fuente de los Sarrios (1.575 m)(1,25). En este lugar abandonamos el GR-12 para desviarnos a la derecha (SE) siguiendo un corredor pedregoso por el que se progresa sin mayores dificultades que la fuerte pendiente y las irregularidades del terreno fragmentado. El corredor termina en un pequeño collado (1.756 m)(1,55), donde giramos a la derecha (SW) para subir por una canaleta herbosa bastante empinada que, poco después, desemboca en una ovalada dolina kárstica. Circunvalando la depresión por cualquiera de los dos lados nos situamos en el extremo opuesto y trepamos, ayudándonos algo con las manos, a la cima oriental del Puntal Bajo de Ukerdi (1.815 m), en cuyo entorno se encuentran identificadas varias simas. Siguiendo intuitivamente la cresta caliza hacia el W., alcanzamos sucesivamente la cima central (1.816 m) y la occidental, de similar altitud pero más individualizada y marcada con un taco geodésico (1.816 m)(2,15 sin contar el posible desvío al Puntal de la Cruz N.). Extraordinarias vistas en todas las direcciones: Anie, Añelarra, La Mesa, Ukerdi, Budogia, Petrechema, Acherito, Chinebral, Lapakiza, Ezkaurre, Txamantxoia, Lapazarra, Lakartxela…

Accesos: Refugio de Belagoa (2 h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconAitor Moral
    El 24 de julio de 2014
    Kaixo mendizaleok. Atzo izan nintzen inguru horietan eta nire ibilbidea Belagoako aterpetxetik atera GR-12a jarraitu eta Uklerdiko beheko eta goiko puntiek lotzea eta bide beretik buelta. Horretarako aterpetxetik atera eta GR-12a hartu (marka txuri eta gorriaz aparte, puntu horiak ere daude) eta Añiberkandiako zelaietara iritsi arazorik gabe. Bertan zelaien bukaeran hemen aipatzen den korridoretik igo (ez dago arrisku handirik, bakarrik malda gogorra dela eta harri suletoak daudela) eta lepoan eskubira jo tontorrak egin arte. Ondoren ni igoerakop korridoretik jetsi ordez, aurraldean ikus daiteke (hego-ekialdean) beste tontor altu bat hura Ukerdiko goiko putie da. ba norantza horretan jetsi, ez dago biderik, baina uste baino errezago da kontukin beheko sakongunera iritsi arte (jetsiera honetan harri pilak ikusi nituen). Beheko sakongunean harri pilak eta puntu horidun markak nabarbenak dira eta horiek jarraitu belarrezko kanaletik gora lamiako ateko lepora, ez dago arriskurik eta oso ondo seinalatua dago. Orain kontuz ez da iritsi behar lepora bertan kanalean gora zaudetela lepora iritsi aurretik jo eskubira hobekien ikusten dezuen lekutik azken malda gogorrean gora tontorreraino. Jetsierako bide bera jarraitu nuen baina orain betiere harri pilak eta horidun puntuak jarraituaz eta hauek GR-12arekin elkartzen da añiberkandia zelaia pasata, ondoren GR-12a aurreko bidea jarraituaz Belagoako aterpetxera iristen da. Guztira 6 ordu eta uste baino errazagoa, hala ere, kontuz ibili behar da ingurune karstiko honetan Oharra: Inguru honetan ere kontu izan behe lainoarekin maiz sartzen da, normalean iparraldean izaten da eta Lakora mendiak freno bezala egiten dio, baina eguerdian sartzeko ohitura dauka bestetan goizetik iada badago eta bertan harrapatzen bazaitu, galtzeko arrisku handia dago.