Ir arriba

Carrasalineros (697 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
17/08/2011
Modificado
17/08/2011
6
El río Oroncillo o Matapán tras descender de los altos páramos de la Bureba entalla el agreste desfiladero de Pancorbo y, poco después, la garganta de Ameyugo, mucho menor que la precedente, entre el cordal principal de los Montes Obarenes, al S., y la alargada loma de Carrasalineros ( 697 m ), al N. La N-I flanquea la vertiente septentrional de la montaña, a cuya vera encontramos el monumento dedicado al Pastor. Más próxima al cauce del río discurre la autopista A-1, bordeando la montaña por la vertiente contraria.

En el extremo más occidental, sobre una apuntada roca se sitúan los restos de la forticación medieval de Ameyugo, del cual sólo se mantiene hoy una pequeña torre, que fue utilizada durante las guerras Carlistas para la comunicación mediante señales luminosas ( telégrafo óptico ).

Desde Ameyugo

En Ameyugo ( 550 m ) un sendero paralelo a la carretera faldea suavemente la vertiente N. Aunque no alcanza la cima, nos podemos apartar del mismo para elevarnos hacia el cercano cresterío, que presenta algunos pequeños cortados hacia la vertiente contraria. Se localizarán sobre él dos cimas poco diferenciadas, siendo la más elevada la occidental ( 697 m ).

La vertiente S. presenta una ascensión interesante, aunque no existe sendero bien definido. La ascensión tiene inicio en la vertical de la torre, en el linde con una finca agrícola. Desde este lugar el camino más directo a la cumbre, asciende hacia la izquierda junto a una pequeña vaguada limitada a la derecha por una laja inclinada, tras la cual se pueden seguir por trazas de sendero que ganan altura en la misma dirección trasversal y, luego, al situarnos bajo la cumbre, más directamente, evitando algunas rocas y con algún tramo donde es necesario apoyar las manos. Se desembocará en la cresta, a la izquierda de la cota principal de Carrasalineros ( 697 m ).

Por la vertiente S.

Tomando inicio en el mismo punto, bajo la torre, se puede trepar directamente hacia ella, pudiéndose optar por superar algunas pequeñas placas entretenidas (I) para situarnos frente al contrafuerte que se precipita desde lo alto de la fortificación. El itinerario más sencillo prosigue por la canal de la izquierda y gira a la derecha para alcanzar la roca que precede a la torre y que permite obtener un área panorámica del desfiladero. Bordeando o trepando otras pequeñas peñas nos situamos frente a la fortificación ( vertiente E.), a la cual se puede acceder fácilmente en virtud de unos pequeños peldaños tallados. Alternativamente se puede ascender por la canal de la derecha del espolón, introduciéndose en ella, al principio empinada pero sin demasiadas dificultades (I) hasta la parte final en la que debemos alcanzar la parte final del filo por la derecha (II) para desembocar junto a la torre (PD-). Bordeándola por la izquierda se pasa por una brecha para continuar luego por la cresta, donde muchas veces resulta más cómodo encaramarse a los pequeños pilares de roca (I) con objeto de evitar la vegetación que los circunda. El recorrido, aunque algo pesado, es corto y no presenta en realidad dificultades para coronar la cima oriental y, poco después, la cota occidental y principal del Carrasalineros ( 697 m )(F).

Accesos: Ameyugo ( 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios