Ir arriba

Boluntza (839 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé Resano
Fecha Alta
10/12/2011
Modificado
28/11/2016
16

Se trata de la cumbre que forma unos bonitos escarpes sobre la Foz de Ugarra, situada entre ella y el Peñasca ( 819 m ). La cima está un poco olvidada, con los accesos algo cerrados actualmente por la vegetación, pero el entorno y la ruta merecen la pena por la visita a los dólmenes a los que ha dado nombre y el descubrimiento de un lugar muy especial, la Foz de Ugarra. El dolmen Boluntza 2, dado que se encuentra en un pequeño cerro de la ladera W. no se visitará en la ruta que comento y debiera irse expresamente a buscarlo con GPS (ED50 30T 644652 4731465).

Los mapas del Gobierno de Navarra señalan en la cima un taco geodésico, de orden menor, con el nombre de Petrina, si bien es un nombre que se aplica a las laderas situadas al NE de la cumbre, y es más conocida tradicionalmente como Boluntza. Se hubiera agradecido que hubieran limpiado la ruta para poner la señal geodésica, que no existe, aunque el hito cimero indica que al menos algún montañero sube de cuando en cuando. El que la senda desaparezca a 100m de la cima aconseja actualmente el uso de dispositivos de orientación, o tener muy buena memoria fotográfica, para recordar el paso por el que se alcanzó y no agobiarse un poco en el laberinto de bojes y pinos, aunque ya comento que la cima no es lo mejor de la ruta.

Desde Napal / Napari (T2)

Se sale de la localidad ( 690 m ) hacia el N por la pista que lleva sin problemas al Portillo de Napal ( 782 m ), tras pasar junto a la pequeña cruz que da nombre a la hoya. A la izquierda queda la visita al Peñasca ( 819 m ), aunque de cualquier manera acabamos en la pista que desciende hacia los campos. Junto a la entrada a la nave ganadera y la ermita de San Esteban de Ugarra ( 787 m ), que dejamos a la derecha, el camino sigue a la izquierda (W) hasta topar ya directamente con el campo. La cumbre es visible a la izquierda con sus bonitos escarpes sobre la Foz de Ugarra. Aquí se recomienda hacer una visita a la parte superior de la foz, que tiene aspecto de que no puede recorrerse en su integridad sin material de barranquismo, y que por tanto no tiene acceso razonable desde Orradre.

Para ir hacia la cumbre seguimos por el campo (W) hasta alcanzar la conexión de alambradas y de acequias, tomando ahora la de la izquierda (SE), buscando alcanzar el collado ( 782 m ) que separa Boluntza ( 839 m ) de Ugarra ( 854 m ). En el collado hay a la izquierda (S) un paso franco, bien abierto, en el que varias cintas señalan los puestos de caza concluyendo en un paso de alambrada que no hay que pasar, ya que unos metros antes la senda gira a la izquierda (SE), para localizar unos hitos que llevan a la entrada a los bonitos dólmenes de Boluntza 1 ( 805 m ). Los hitos parecen descender hacia la Foz de Ugarra, pero hay que olvidarse ya de esta senda, actualmente infranqueable, y seguir por la derecha en horizontal el paso abierto por los cazadores hasta finalizarlo justo al N a unos 100m de la cima. Aquí giramos hacia el S y con paciencia buscamos esquivar las ramas y la alambrada para salir al fin a la esquiva cima, en una zona de bojes antiguamente desmochados pero que han ido cerrándose. Las vistas se ensanchan ampliamente hacia el Romanzado para recompensar nuestro esfuerzo. Es importante recordar la dirección seguida para volver a la única senda medio decente que usamos para ascender.

Visita a la Foz de Ugarra (T2)

Es lo más recomendable de la ruta, y aunque es sencilla de visitar, no es para todo tipo de personas, sólo para montañeros acostumbrados a caminar sobre piedra calcárea que pueda estar mojada, o sea, para entendernos, el clásico lapiaz que es típico de la sierra de Aralar.

En el campo que vemos los escarpes de Boluntza sobre la Foz nos acercamos a la alambrada (S) y pasamos bajo ella por el desagüe, hasta topar con un murete de piedra lisa y unos escalones de piedra cubierta de verdín resbaladizo que hay que destrepar (F). Es la única dificultad y no debiera requerir grandes problemas ya que el cauce está ya habitualmente seco, por las acequias de los campos superiores que desvían el agua. Es más incómodo que difícil. Tras bajar a la repisa salimos a la Foz, habiendo un hito y antigua senda a la derecha para ir acercándonos a una terraza donde disfrutamos de bonitas vistas de los cortados. También podemos ascender, con precaución pero fácilmente, al mogote que forma la hoz y contemplar en el fondo los curiosos pozos sobre los muros pulidos por el paso del agua. Se antoja que esta cerrada senda e hitos pudieran conectar con los de la parte superior, pero no recomiendo intentar esta conexión en una montaña olvidada como ésta. Creo que es mejor salir de nuevo de la Foz y ascender a Boluntza por la ruta comentada arriba contentándonos con visitar este precioso lugar.

En la zona de la foz que se puede visitar no está la Cueva de las Mozas, en la que dice la leyenda se refugiaron las dos supervivientes de la epidemia de cólera de Ugarra (entre 1366 y 1428 dicen los historiadores), y los mapas parecen señalarla más al S. por lo que es imposible acceder desde aquí y más probablemente se acceda directamente desde Napal, bordeando por el S. las laderas del Peñasca ( 819 m ), ya que teóricamente los vecinos les llevaban comida hasta la entrada. Aún y todo las antiguas leyendas no hay que tomarlas al pie de la letra.

Accesos: Napal / Napari (1h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios