Ir arriba

Ulia (234 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
16/04/2012
arrow-iconModificado
16/04/2012
La ciudad de Donostia/San Sebastián ( 5 m ) se encuentra cercada por tres montes: Igeldo ( 206 m ), Urgull ( 125 m ) y Ulia ( 234 m ), algo conocido por propios y foráneos. Son alturas urbanizadas por lo que no cuentan con valor montañero, pero en cuyo entorno pueden desarrollarse pequeñas excursiones en un atractivo ambiente litoral. Las dos primera alturas confinan la bahía de La Concha (Kontxa) sobre la que se asientan los arenales de la playa de Ondarreta y Kontxa con la pequeña isla de Santa Clara ( 45 m ) en el centro. El monte Igeldo sostiene en su cumbre un pequeño parque de atracciones al que se puede acceder en funicular. Desde este lugar, precisamente, se descubre la panorámica más famosa de la ciudad. Sobre el casco antiguo se eleva la colina de Urgull ( 125 m ), en cuya cumbre encontramos el castillo de la Mota y un sagrado corazón ( Cristo de la Mota ), último reducto defensivo de las tropas francesas durante las guerras napoleónicas. Urgull, como otros topónimos de la zona, Ulia, Polloe, Mompás, Miramon, recuerdan antiguos asentamientos gascones.

El monte Ulia ( 234 m ), es la más elevada de las tres emblemáticas cumbres y lugar de recreo de los Donostiarras. Forma con Urgull una ensenada acompañando a la desembocadura del río Urumea, en la que se sitúa la magnífica playa de la Zurriola ( antes llamada de Gros ).

Los usos recreativos del monte Ulia no son para nada actuales, sino que se remontan décadas atrás. A principio del s.XX, el monte Ulia ya era apreciado por la aristocracia, construyéndose varias atracciones en su cima. Este parque de atracciones de Ulia, anterior al que posteriormente se edificó en el monte Igeldo, fue inaugurado en el año 1902. Un tranvía eléctrico permitía a los turistas acceder a Ulia desde el barrio de Ategorrieta, siguiendo un trazado ferroviario de algo más de 3 Km. Posteriormente se construyó además un pequeño “transbordador funicular” ( 1907 ) que daba acceso a la cima de la montaña y cuyo período de funcionamiento fue efímero. Tenía una longitud de 280 metros y salvaba un desnivel de 28 m. Algunas fuentes lo consideran el primer funicular del mundo destinado al transporte de personas.

En un amplio rellano de la cima se dispuso un campo de “Tiro al Pichón”, y, frente él, un atractivo merendero ( Basollua ), que posteriormente se transformó en “Tiro al Plato”. El entorno de la cumbre es hoy, muy boscoso, pero aparecía más despejado en el pasado. En él hay varias rocas de gran tamaño y curiosas formas que sirvieron para divisar las ballenas y alertar, de algún modo, a los pescadores para que lanzasen las embarcaciones a la mar en afán de su captura. Se trata, de W. a E., de las llamadas Peña del Águila, Peña del Ballenero ( que rememora precisamente el interés que pudo tener como atalaya para otear cetáceos ) y la peña del Rey. Esta última constituye el punto culminante de la montaña. Para encaramarse a lo alto de estos compactos bloques rocosos se construyeron, en la época, miradores, de los cuales se mantiene hoy en día, absolutamente remodelado, el de la Peña del Rey. Muy cerca de la Peña del Águila se ubican los restos de una construcción característica, que por su forma tronco-piramidal es denominada el “Molino de Ulia”, si bien nunca se ha utilizado para moler harina, sino que se trataba, en realidad de un pequeño merendero. El parque de atracciones del monte Ulia cayó en decadencia con la entrada en funcionamiento del de Igeldo. En el año 1925 se sitúa en su cima un buzón montañero.

Hoy en día, la cumbre de Ulia sigue siendo un espacio destinado al ocio. El merendero de Basollua ha sido remodelado y reabierto, una escalinata de madera permite subir a la peña del Rey.

Las laderas septentrionales de Ulia, dan vista a las azuladas aguas del cantábrico, sobre las cuales discurre el camino de Santiago por la costa (GR-65) y la interesante travesía entre Donostia y Pasaia, a la cual haremos referencia más adelante, pues es la que permite conocer en mayor profundidad este paraje natural.

Desde el punto de vista meramente orográfico, indicar que Ulia está constituido por tres elevaciones: Ulia ( 234 m ), Redondo Mendia ( 201 m ) y, separado por el collado Mendiola ( 133 m ), el Fuerte del Almirante/Almirante Fuertea ( 209 m ).

Travesía Pasaia-Donostia (T1)

El itinerario puede realizarse en ambos sentidos. Para los habitantes de Donosti, lo más habitual será en hacerla en el sentido Donostia-Pasaia. Nosotros plantemos la opción de realizarla en sentido opuesto con objeto de poder continuar enlazar con el itinerario urbano del paseo marítimo que nos llevará hasta al extremo contrario de la ciudad, en el barrio de Ondarreta.

En Pasaia-San Pedro ( 5 m ), desde la iglesia, nos dirigimos hacia la estrecha lengua de mar que forma la bocana de entrada al puerto de Pasajes/Pasaia. La hendidura por donde penetran las embarcaciones se encuentra formada por dos labios rocosos, la Brantxa del Oeste y la Brantxa del Este sobre las que se sitúan las puntas de Arando Txiki y Arando Aundi, respectivamente. La profundidad del canal natural no supera los 10 m. Al final del puerto ya se pueden observar las señales de pintura que marcan la travesía ( hay marcas de G.R. y flechas amarillas ).

Tras dobla a la izquierda un resalte rocoso que nos coloca frente a la bocana, unas escaleras de hormigón dan inicio a la travesía del monte Ulia, elevándonos rápidamente sobre las aguas del cantábrico. Tras suavizarse la ascensión en un rellano, se desemboca en la carretera que da acceso al Faro de la Plata ( 139 m ), que despunta sobre un roquedo expuestos a la erosión alveolar, tan característica de esta zona. Esa carretera, conduce a la derecha al cercano faro, cuyo acceso a particulares no está permitido.

A la izquierda, arranca un sendero bien “pateado” por el paso de los excursionistas. Enseguida alcanza un manantial, del que partía el arqueado acueducto del Inglés que servía para transportar el agua hasta Donostia. En el camino podremos contemplar algunos tramos conservados de ese acueducto. Más adelante la senda, perdiendo algo de altura se sitúa sobre la ensenada de Illurgita senotia y tras pasar junto a la pequeña elevación ( 116 m ) desemboca en una pista hormigonada que asciende a lo alto de Ulia.

En ese lugar tenemos la oportunidad de abandonar la tuta balizada para alcanzar la cumbre. Para ello seguiremos la vía de hormigón hasta una curva a la izquierda, de donde parte un senderito sin balizar que asciende por un bosque en el que destacan algunos castaños y que desemboca directamente en el campo de tiro del monte Ulia, frente al restaurante ( 222 m ). A la izquierda del mismo, un mirador de madera permite encaramarse a lo alto de la peña del Rey que constituye la cima del monte Ulia ( 234 m ). Las fotos antiguas muestran que, ante la ausencia de arbolado, desde este lugar se podía descubrir un paisaje mucho más amplio que en la actualidad. Se puede retornar al punto donde hemos abandonado la travesía o bien seguir por el alto (W), visitando la roca de los Balleneros y las ruinas del molino, para descender ( siguiendo marcas verdes y blancas ) hacia la Punta Mompás, donde se vuelve a alcanzar el sendero original.

Volviendo, al punto donde nos habíamos quedado, en la pista hormigonada ( 104 m ), la travesía original sigue el perfil de la costa hacia la punta Mompás/Monpas y luego desciende hacia el barrio donostiarra de Gros. Al alcanzar una carretera asfalta, nos desviaremos a la derecha para perder altura por la escalinata hormigonada de la calle Zemoriya finalizando ante la iglesia del corazón de María, a pocos metros de la playa de la Zurriola.

Continuaremos la ruta recorriendo el paseo de la Zurriola, junto a la playa, pasando detrás del Kursaal para, seguidamente cruzar el Urumea ( Puente de la Zurriola ) y desviarnos a la derecha por el Paseo de Salamanca, hacia el Paseo Nuevo. Rodearemos completamente el monte Urgull y tras caminar junto al Acuario y al Museo naval, se alcanza el puerto y los jardines de Alderdi Eder junto al ayuntamiento. Seguiremos ahora el Paseo de la Concha enlazando con Ondarreta para finalizar en el Paseo de Eduardo Chillida y contemplar su escultura, el Peine de los Vientos, a los pies ya de Igeldo.

Desde Donostia (T1)

Nos dirigiremos al barrio de Gros, para iniciar el camino frente a la iglesia del Coracón de María ( 20 m ). Remontaremos la calle Zemoriya subiendo las escaleras hasta desembocar más arriba en el asfalto. Seguir hacia la izquierda para dar con el sendero que recorre la vertiente N. de Ulia ( balizas rojas y blancas del GR-121 y verdes y blancas del S.L-GI-33, hasta alcanzar un alto sobre la punta de Mompás ( 160 m ). Abandonando la ruta a Pasaia (6,3 Km) nos desviaremos a la derecha ( marcas verdes y blancas ) para acceder a la cumbre de Ulia, pasando por el molino, la Peña del Águila, la peña de los Ballaneros, el merendero de Basollua y la Peña del Rey ( 234 m ).

Accesos: Pasaia ( 1h 45 min ); Donostia ( 45 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconRené Otaegi Bichot
    El 7 de enero de 2013
    Ascensión realizada el 5.1.2013 por David Otaegi y René Otaegi desde el barrio de Gros. Curioso lo de estrenar este buzón telemático de Ulia. Sorpresa en la cumbre al ver el mamotreto de pasarela que han montado. Es verdad que la cumbre tenia una caida peligrosa en una de sus vertientes, pero de ahi a montar ese pedazo de pasarela, me parece excesivo. Que Ulia es el monte, no el parque de Cristina Enea.