Ir arriba

Biezcas (580 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Fecha Alta
28/03/2013
Modificado
28/03/2013
8
Se trata de la última cumbre de la parte occidental de la sierra de Leire, que desde la distancia apenas se vislumbra como monte independiente, pero que obviamente está separada del resto de la sierra por la conocida Foz de Lumbier / Irunberri ( 435 m ). La prominencia por tanto se debe calcular con las estribaciones de la sierra de Izco, a través de los montes Burdisibar ( 656 m ) y Olatz ( 873 m ), y, dado que no existe ningún puente para cruzar el río Irati, cerca de la foz, va a requerir su propia ruta que no es posible combinar con la visita acondicionada del cañón, salvo que movamos el vehículo hasta dicho parking, o queramos recorrer andando más de 3km.

La cumbre está cubierta en su meseta superior por incomodísimas coscojas, y las sendas han ido desapareciendo, por lo que se hace altamente recomendable el uso de polainas para llegar a la cima, cuyo acceso es sólo para montañeros coleccionistas, ya que el principal interés de la reseña es mostrar la preciosa ruta que visita la foz desde la parte superior. La senda angosta tiene siempre el cortado a nuestro lado, lo que hace que no deba recorrerse por personas con vértigo, ni en días de viento o lluvia, ya que la caída a la foz sería fatal. Se intuye que quizás pudiera acondicionarse con una barandilla para el acceso por un sendero local, pero probablemente perdería su encanto, e iría en contra de la normativa de reserva natural, al pasar demasiado cerca de los buitres.

Respecto a la denominación de la cumbre toda esta zona recibe el nombre de Biezcas, por un antiguo despoblado ya desaparecido, y que debió estar en las laderas de nuestro monte, al igual que ocurre con Olatz y varias cumbres de la cercana sierra de Izko.

Desde Lumbier / Irunberri (T2)

Debemos aparcar el coche en el merendero junto a la carretera de Tabar, sin pasar el puente de entrada a la localidad, ya que no hay posibilidad de acceder a la cumbre desde el otro lado del río Irati. Enfrente sale una pista de tierra con la señal de ruta de los salacencos ( 413 m ).

Los primeros 1,4km, al discurrir por una pista de firme excelente, pueden recorrerse en vehículo, aunque tampoco la ascensión es muy larga como para que sea estrictamente necesario. En todo caso hay que alcanzar la zona en que salen las pistas a la izquierda, antes de una caseta. La primera no tomamos, lo hacemos por la segunda, que alcanza el tendido eléctrico para tomar a la izquierda el camino pedregoso pegado a él y que va por la ladera N. de nuestra cumbre. Hay que tomar siempre los ramales ascendentes de la derecha hasta alcanzar la zona más elevada del camino ( 535 m ). Aquí se intuye la vieja senda que iba a la cima a nuestra derecha, pero la desaconsejo ya que, aunque logré llegar a ella, tiene tramos de dura lucha con la vegetación, por lo que vamos a seguir el camino, que desciende hasta alcanzar la última torreta, bajando por una sendita hasta el cortado, donde se lanzan al vacío los cables eléctricos. Estamos sobre la foz, y sobra decir que se deben extremar las precauciones y no acercarse en demasía al vacío. Tomamos ahora la abierta senda por la derecha y la vamos siguiendo junto al expuesto cortado que tenemos a la izquierda, encontrando ahora sitios más amplios en los que apreciar la foz con menos riesgos. La senda lleva sin pérdida hacia la pared para salir por un sendero entre las peñas, en el que aflora la roca viva. Este paso aconseja el uso de bastones si estuviera mojado. Hemos salido a la zona superior y aunque no lo parezca aquí está el mejor acceso que encontré a la cima.

A la derecha de la salida vemos unas pequeñas repisas rocosas, así que hay que subir a ellas apartando las ramas y localizando el paso que estaba escondido. Así localizamos la antigua senda, que está cerrada en varios puntos, pero que se intuye por donde iba antiguamente, estando marcada a veces por lana de las ovejas. Con paciencia salimos a un pequeño claro pedregoso e intuimos al fondo la deteriorada señal metálica a la que le falta la chapa, y que marca la cima. Para el descenso no queda otra que buscar con mucha atención el retorno a la senda, que sería recomendable marcar con cintas, aunque puse algún hito.

Antes de volver por donde hemos venido podemos seguir un poco más la senda al S. ya que junto a unas cintas, a unos 250m, está la entrada a una curiosa terraza rocosa donde suelen estar los buitres. En silencio se puede visitar este escarpado lugar. No hace falta seguir el recorrido, ya que la senda acabará bajando por la empinada ladera a los campos situados junto al Puente de Jesús o del Diablo, en la salida de la foz, lo que obligaría a buscar el retorno por las pistas al SW de la cumbre.

Opción de descenso por el resto de la foz

Volvemos al punto en el que salimos por la senda pedregosa de la torreta eléctrica, para seguir ahora de frente, pegados al cortado, pasando por el paso rocoso más estrecho de todo el recorrido, de aproximadamente 1,5m. No hay mayores problemas aunque la senda es a veces terrosa y recomienda portar un bastón o makila. Aquí volvemos a disfrutar de interesante vistas de la foz, antes de ascender por un buen paso entre los bojes a una laja rocosa y un pequeño destrepe con excelentes escalones. Así bajamos a un prado donde conectamos con la senda marcada con aros rojos en los árboles. Antes de seguirla podemos salir a la derecha, para contemplar la tirolina con la cesta e incluso descender unos metros para saludar a los turistas que entran y salen del túnel. Siguiendo la senda de los aros rojos alcanzamos una portilla y la pista que descubrimos es la que no tomamos antes de la caseta. Obviamente también pudiera hacerse el recorrido al revés ascendiendo por este lado y volviendo por la pista del tendido eléctrico.

Accesos: Lumbier / Irunberri ( 1h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconPatxi De Eguarats
    El 9 de febrero de 2014
    Fuí en el peor día, lluvia, viento.... y sólo con mi perra. Así que me conformé con "subir" por la jungla. Volveré creo que merece la pena pasear por el cortado. Desguaze Mendi Taldea. Patxi.