Ir arriba

Perero, Puig (928 m)

Fecha Alta
07/05/2014
Modificado
12/10/2016
10

Petilla de Aragón es un enclave navarro en el interior de la provincia de Zaragoza. Su término municipal es discontinuo y conforma dos islotes, en el mayor de los cuales se sitúa el núcleo de población, cuna del que fuera premio Nobel de Medicina Don Santiago Ramón y Cajal. El islote menor o enclave de Bastanes está deshabitado aunque al parecer estuvo poblado hasta los años sesenta. Es en este perdido lugar donde se encuentra la cima y vértice geodésico de Puig Perero (928 m), justo en la muga entre Petilla y Sos del Rey Católico y muy próximo también a la confluencia con el término de Uncastillo.

Desde el Collado de la Cruceta

La carretera del Puerto de Sos a Uncastillo atraviesa en su zona más alta el extremo N. del enclave de Bastanes. Medio kilómetro antes de llegar al límite entre Sos y Petilla (no está señalizado) se alcanza un imperceptible collado en el paraje de la Cruceta donde sale una pista en dirección S. (905 m). Como referencia, unos metros antes de este punto hay una señal de velocidad recomendada 40 Km/h.

Progresando unos 2 km por dicha pista se llega a la ruinas del Corral de Mallao o del Mellao y se alcanza seguidamente un collado en la cabecera del Barranco de Valdearañón (también llamado Valdearagón o Valnarasín), donde acomete un camino por la derecha (848 m)(0,30). Continuamos de frente y, tras pasar un campo de labor que queda a la izquierda, abandonamos el carril y avanzamos campo a través (SW) hacia la cima procurando buscar las zonas más despejadas de vegetación (928 m)(0,55).

Desde Castiliscar

En Castiliscar, partiendo de la confluencia de la carretera de Sos-Sábada con la que proviene de Sofuentes (470 m), ascendemos (E) hacia el extremo opuesto de la población y en la calle Agustina de Aragón, que conforma el borde exterior, localizamos un muro de contención de hormigón junto al que arranca una camino realizado con el mismo material (486 m). El camino urbanizado se transforma enseguida en una pista de tierra que poco después se desvía a la izquierda, por delante de una caseta, en dirección al depósito y estación de tratamiento de agua potable. Ignorando este primer ramal, giramos a la izquierda una vez rebasada la caseta y continuamos por encima del depósito hasta alcanzar una bifurcación en el paraje de la Canterica del Ahorcado, donde conectamos con el sendero balizado P.R.-Z-106 (Castiliscar-Uncastillo) (525 m)(0,10).

Progresamos de frente (SE) y unos metros después abandonamos la pista para tomar un sendero que sale a la izquierda (indicador a la Peña Bailadera) internándose en un agradable pinar. Más adelante, el recorrido se interrumpe en un campo (622 m)(0,25) que bordeamos por la izquierda siguiendo unos hitos. Al retomar el camino señalizado podemos observar una pequeña construcción de piedra, semejante a un pozo circular, con techo abovedado.

La senda salva después el Barranco de las Fuenticas (647 m)(0,40), cruza posteriormente una pista (685 m) y desemboca finalmente en otro campo de labor que hay que atravesar por su zona más estrecha (baliza). Al otro lado del cultivo enlazamos con una pista ancha (777 m)(0,45) por la que continuamos (E) hasta el vértice geodésico de la Punta de Ali, que se halla junto al camino (821 m)(1,10). Progresando unos 300 m alcanzamos también La Peña Bailadera, una curiosa piedra basculante que se mueve sola, según cuentan, cuando sopla fuerte el cierzo. Visto el tamaño de la roca en cuestión no parece probable que la veamos bailar a merced del viento, pero sí podemos subirnos encima para provocar su balanceo (805 m)(1,20).

El P.R.-Z-106 enlaza más adelante con otra pista cerca de la confluencia de los términos cincovilleses de Castiliscar, Uncastillo y Sos y avanza por la muga de estos dos últimos municipios hasta desviarse a la derecha por un antiguo sendero que desciende hacia el corral de Pío (marca)(790 m)(1,45). Ignorando este desvío, abandonamos aquí la ruta balizada y nos mantenemos en la pista que veníamos siguiendo hasta ese momento y que continúa por la divisoria de los valles de Vandunchil y Valdefunes. Después de cinco kilómetros largos se alcanza la cabecera del Barranco de Valdefunes y tomamos entonces un ramal que sale a la derecha, en ligero ascenso (SE)(852 m)(3,00). Muy pronto, cuando el camino gira hacia el S., lo dejamos y progresamos directamente hacia la cima (928 m)(3,15). Otra posibilidad es seguir el ramal hasta una especie de colladito (890 m) y girar allí a la izquierda (NE) aprovechando unas rodadas que se acercan bastante a la cumbre. El último tramo lo tendremos que hacer también fuera de sendero pero es muy corto.

Accesos: Collado de La Cruceta (55 min ); Castiliscar (3h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios