Ir arriba

Bisutsain (621 m)

remove-icon
Santi Usabiaga Elgarresta
arrow-iconFecha Alta
23/05/2014
arrow-iconModificado
23/05/2014
Esta cumbre está situada dentro del término municipal de Ezkio-Itsaso, y conforma un cordal que desciende desde la cumbre de Kizkitza hasta la población de Ormaiztegi. Esta cima es la más cercana a la ya comentada Kizkitza y tiene al sur la denominada Torreburu (606 m) que está separada de nuestro objetivo por un pequeño collado.

Desde Ormaiztegi

Partiendo de la parte trasera de la parroquia de la localidad (200 m), nos dirigiremos hacia la autovía (N) y la superaremos por un túnel. Tras pasarlo, nos encontraremos con un cruce, en el que dejaremos las indicaciones GR y seguiremos por la carretera asfaltada que asciende rápidamente hasta los caseríos Mendizabal.

Al llegar al último, Mendizabalgoikoa (282 m), giraremos a la izquierda para tomar inmediatamente el carretil que volviendo a la derecha (N) comienza en cien metros a ganar altura.

La ascensión se realiza entre bosques de Pino Radiata (Insigne) perfectamente cuidados. A medio camino dejaremos a la derecha (W) una pequeña cota, Malparako Gaina (416 m), sin apenas desnivel desde el collado norte y cubierta por un zarzal. La vía por la que ascendemos, es transitable con un todo terreno.

El camino sigue ganando altura cómodamente. Pasaremos inicialmente por una cota intermedia, Estradamusu (446 m), en la que podremos ver un mojón antiguo con las iniciales de Ormaiztegi (O) e Itsaso (Y), actualmente Ormaiztegi, Beasain.

Tras superar la cota mencionada, descenderemos al caserío Aranaga (432 m) y seguiremos por el cordal ahora guiado por las marcas del GR. En este último tramo, ya carretil, pasaremos junto a un manantial y un caserío en ruinas , Izagirretxiki. Unos metros más adelante, dejaremos a nuestra derecha (E) la cima denominada Aizpuru (476 m) y tras superarla, alcanzamos un nuevo collado con otro caserío, Urteaga (481 m).

Una vez superado el edificio por el este, el camino comienza a ganar altura rápidamente. Pronto veremos a pocos metros a la derecha (E) , el vértice geodésico de la siguiente cumbre, Errobizabal (533 m), superada esta y tras llanear doscientos metros, estaremos ante un nuevo caserio, Mendiguren (526 m).

Manteniendo la dirección y siguiendo las indicaciones del G.R., pronto tendremos a la derecha una nueva cima, Torreburu (606 m). Se encuentra en la única zona sin arbolado. Desde esta, podemos ascender hasta la cumbre que nos ocupa, si la vegetación nos lo permite directamente, hay una pista forestal que discurre por la loma entre el pinar. De lo contrario, tendremos que seguir por la pista hasta el collado norte (594 m), desde el que volviendo por la loma, la pista está mas limpia.

Tanto de un collado como del otro, tenemos en cinco minutos la cumbre anterior, totalmente cubierta por un pinar y con un puesto de caza en la cumbre.

Desde Mandubia

Partiendo de la parte delantera de la “Benta de Mandubia” (E) y cruzando la carretera, comenzaremos a caminar por una pista siguiendo las marcas del GR y del camino de Santiago. Tras superar los caseríos y un pabellón ganadero, tenemos ante nosotros un arbolado a la izquierda del camino en el que podemos ver si entramos cien metros en el pinar el túmulo de Mandubi-Zelaia.

El túmulo:

Una vez que se tuvo conocimiento de la presencia de un montículo que recordaba los de Trikuaizti, comenzaron las excavaciones dirigidas por J. A. Mujika Alustiza, con la colaboración de una quincena de alumnos de la Facultad de Filología, Geografía e Historia de la Universidad del País Vasco y subvencionada por el Departamento de Cultura de la Diputación de Gipuzkoa. Después de las limpiezas iniciales, afloró la superficie del túmulo constituida por cantos de basalto de reducido tamaño, que se concentran preferentemente en la zona central. Hacia la periferia asoman bloques de mayor tamaño que serán los que conformaran la base estructurada del túmulo. Las excavaciones de este recinto, ha aportado sobre todo piezas dentarias y los huesos humanos aparecen intercalados entre cantos de basalto y margas. Por otra parte, ha aflorado una losa de considerables dimensiones entre numerosos bloques de basalto, dando la impresión de que estos fueron arrojados o depositados con el fin de sellar una capa de restos humanos depositados en una fase anterior. Esto tendría un gran interés ya que esta estratigrafía en el interior de un dolmen es un hecho muy poco frecuente. Entre los industriales recuperados, cabe destacar la presencia de un punzón de cobre o bronce, varias puntas de flecha de pedúnculo y aletas de sílex, dos cuentas de collar de asta y hueso, fragmentos de un recipiente cerámico, etc. Estos objetos datan la utilización del sepulcro a lo largo del II milenio antes de Cristo.


Siguiendo por la pista, alcanzaremos en pocos minutos un cruce con indicadores. A la derecha tenemos el refugio de cazadores “Elorri”. En este caso, seguiremos por la izquierda (S) bajo la cumbre de Kizkitza. Tras este tramo prácticamente llano, alcanzaremos otro cruce en el que manteniendo la dirección (S) y obviando ya las marcas, seguiremos de frente para ascender por una pista forestal, bastante sucia hasta la cima en la que veremos un puesto elevado de caza.

Accesos: Ormaiztegi ( 1 h 15min ); Mandubia (30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios