Ir arriba

Caneluche Redondo (578 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé Resano
Fecha Alta
17/05/2015
Modificado
15/11/2017
4

Se trata de la cima oriental del Pinar de Cáseda, que es algo menos atractiva, pero que también tiene su prominencia con respecto al collado que la separa del Caneluche Pelado ( 593 m ).

En ella parece que debió estar situado un castro de la Edad de Hierro, aunque los posibles restos desaparecieron con las labores de plantación del pinar, realizadas con excavadoras. En todo caso el terraplen o bancal defensivo artificial sí que pudiera intuirse en la ladera, y la roca parece haber sido cortada a pico en la ladera Norte. La muralla defensiva debió aprovechar la roca madre, ya que no hay restos defensivos. Debió tener una rampa de acceso en la ladera W de aspecto helicoidal hasta la entrada a la cima al NW. Parece que se abandonó pronto porque no hay restos posteriores, para buscar acercarse al curso fluvial, junto al lugar que después atravesaría la cañada de los roncaleses, ocupando probablemente el castro de Puyo (o Poyo) Redondo, yacimiento situado al Sur.

El castro del Caneluche también ha aparecido a veces denominado como Kanelutxe en una forma euskérica inventada por los locales, según me confirmaron ellos mismos, ya que el origen más parece aragonés que vasco.

 

Cumbre

Desde la carretera NA-5340 (T2)

Si venimos desde Cáseda, 2km antes de San Isidro buscaremos aparcar, tras pasar el canal de las Bardenas, junto a unas casas o en una repisa junto a la salida de una pista, unos metros antes del km 27. La curva siguiente es donde sale la pista (SW).

Para acceder a nuestra cumbre hay que tomar ya el primer cortafuegos que apreciemos a la izquierda (S), que permite acceder directamente a la cresta en un lugar que la alambrada está caída. Siguiendo la arista, por senda difusa, se topa con los taludes de repoblación. Dado que están sucios y alguno es peliagudo de superar, lo más sencillo es ir a la derecha, donde pierden altura y permiten ir ascendiendo por entre escalones herbosos. La parte final se empina un poco, y se ensucia, para salir a la repisa cimera cubierta de arbolado ( 578 m ). Para conectar con la cumbre principal no encontré nada cómoda la bajada al collado ( 533 m ), con nuevos taludes que empiezan a estar francamente sucios, por lo que no es descabellado volver por donde subimos y retroceder a la pista, para seguir la ruta más sencilla descrita a la cima principal ( 593 m ).

Bibliografía:

Javier Armendáriz. De aldeas a ciudades. El poblamiento del primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra. 2009.

Accesos: Carretera de San Isidro del Pinar ( 35m ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios