Ir arriba

Águila (249 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
11/09/2015
arrow-iconModificado
11/09/2015
Cumbre secundaria del macizo costero del monte Buciero. Aunque una de las rutas balizadas del Buciero discurre muy cerca de la cima, llegando hasta el collado oriental ( 181 m ) antes de descender hacia el faro del Pescador ( 45 m ), el sendero que antes llegaba a la cima ha desaparecido, por lo que recorrer los últimos metros es un supricio sólo recomendable a montañeros muy interesados. Los restantes podrán aprovechar el itinerario descrito para acceder a algunos de los parajes más interesantes de esta marítima montaña en una circular de unas dos horas y media de duración.

Desde El Dueso

Saliendo de Santoña ( 5 m ) hacia la marisma, y, al llegar al penal, tomar a la derecha una calle que remonta la barriada del Dueso ( 35 m ). Se puede aparcar en una pequeña plaza con fuente situada frente a una ermita.

Subir por una pista de hormigón hasta un desvío de carriles, donde tomaremos la empinada opción de la izquierda y que conduce a las últimas casa ( 165 m ). Entre las dos fincas particulares que ocupan la depresión entre Águila ( 249 m ) y Atalaya ( 318 m ) discurre un pequeño sendero al cobijo del encinar encastrado entre los límites de las heredades. Al poco se saldrá a terreno despejado, en la amplia panda herbosa ( 181 m ) al E. Águila ( 249 m ).

La senda a la cima arrancaba a la izquierda y se mantiene durante algunos metros, pero enseguida se diluye en una nutrida selva donde no falta el arbusto espinoso, entre los cuales hay que abrirse paso con bastante esfuerzo hasta la cima de Águila ( 249 m ).

De vuelta al collado ( 181 m ), tomaremos la senda balizada con pintura azul marino y que pierde altura por el encinar hasta salir a la carretera del faro del Pescador ( 45 m ), a unos pocos metros del mismo. Desde aquí, a la derecha del talud de la carretera seguimos el sendero con marcas de P.R., entre otras. En la parte más empinada hay algunos peldaños y pasamanos hasta que la pendiente se suaviza. Entonces, el sendero, más ancho, discurre bajo un tupido encinar que no deja contemplar el mar en su recorrido. Progresivamente se eleva hasta la encrucijada de Cuatro Caminos ( 189 m ).

Como el propio nombre indica, aquí se une el sendero costero que desde Santoña se dirige al faro del Pescador con la senda que baja al Faro del Caballo, perdiendo altura en virtud de uns escalera de 760 peldaños. Este lugar es el más emblemático del monte Buciero e incluso ha llegado a ser designado como el mejor rincón en la guía Repsol (2014). El cuarto camino de la bifuración es el que tomaremos, y es el que cruza el macizo por la mitad (W) entre las culminaciones de Buciero ( 368 m, 378 m ) y Atalaya ( 318 m ). Este camino, como otros que recorren el macizo, tienen su origen en enlazar las instalaciones militares, baterías, polvorines, fuertes, que pueblan la montaña. Este camino, en concreto enlazaba la batería de San Felipe (1741) con el inconcluso fuerte del Mazo o de Napoleón. Atravesando el espeso encinar, de deja a la izquierda el acceso a la cumbre de Ganzo ( ( 378 m ), y cruzando una hondonada se pierde altura a un prado hasta salir a una pista hormigonada cerca del fuerte de Napoleón ( 164 m ). Bajando por ella. hacia la izquierda (N) se llega, de nuevo, al barrio de El Dueso ( 35 m ) pasando junto a la cruz del Holandés.

Accesos: El Dueso ( 1h ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios