Ir arriba

Argomal (629 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
26/09/2015
Modificado
26/09/2015
3
Cumbre que levanta un peñascal al NW de La Cantolla ( 263 m ).

En cuanto a la palabra Guspedroso podemos decir lo siguiente. La palabra Bustal o Gustal, muy usada en Cantabria y Asturias, designa lugares más o menos delimitados dediados a la cría del ganado. Se trata de un sinónimo de prado o braña, que, a veces, se muestra con los apócopes Gus o Bus, como en este caso de Guspedroso. Por tanto, este término hace referencia a una braña que comparte lugar con terrenos pedregosos o rocosos. Este término tendría relación con otros como Busto o Bustillo, Bustiello, Bustiellu, e indicará, primitivamente, un terreno "quemado" para ganar a la naturaleza la extensión de pasto que requiere el ganado. De la voz latina "bustum" y "combustum" tendríamos hoy en día palabras en uso como combustión y combustible.

Desde La Cantolla (Mirones)

Desde el barrio alto de Mirones llamado La Cantolla ( 263 m ) parte el sendero de las Peñas del Miera que permite enlazar la población con la Fresqueña de Fiñumiga, una antigua nevera para la explotación comercial del hielo, y los Pozos de Noja. Este camino toma inicio por un vial de hormigón en la parte N. del pueblo.

Iniciando pues la marcha por el carril, iremos ganando altura, dando vista en todo momento a la torre de la iglesia con sus curiosos ventanales panorámicos. Antes de llegar a las cabañas de Llerado, nada más dejar a la derecha una pequeña alberca que recoge las aguas, parte el sendero de Guspedroso. Se trata de una senda empedrada que se eleva por la empinada ladera, frecuentemente embarrada por el trasiego de las reses entre La Cantolla y la hondonada de La Vallosera ( La Ballosera ). Esta vereda alcanza entonces el collado Guspedroso o de Vallosera ( 534 m ) antes de bajar a las cabañas situadas en el fondo de la hoya.

A la derecha queda la cumbre que domina la población de La Cantolla. Entre el roquedo puede apreciarse una cicatriz herbosa muy clara que recorre la ladera trazando una diagonal de derecha a izquierda. Esa es la vía que permite permite evitar el peñascal. En la parte superior forma una estrecha canaleta que da acceso a una zona de roca y hierba bajo la cresta, a la izquierda de la cima. Una vez superada, continuar, en travesía hacia la derecha, hacia una brecha muy patente que rompe la continuidad del crestón calizo. Cruzando esa horcada se pasa a la vertiente contraria, por la que se realiza un flanqueo de la arista para ascender al final al punto culminante, situado en un extremo de la peña ( 629 m ).

Desde aquí se puede realizar una incómoda y lenta travesía hacia la Peña las Flores ( 643 m ), punto culminante del sector que se alza más al N. El descenso puede realizarse desde la brecha contigua a la cumbre, y que separa las dos cimas, para luego contornear, ahora por la vertiente W. el tramo final de arista e ir a enlazar con la canaleta que permite acceder a la cicatriz herbosa que nos deposita en el collado Guspedroso ( 534 m ). Desde este punto podríamos extender el recorrido para visitar La Vallosera e incluso llegar hasta el Codadillo ( 522 m ), que permite cruzar hacia el barrio de El Rellano, sobre Rubalcaba.

Accesos: La Cantolla ( 50 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios