Ir arriba

Orba (1.244 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
26/07/2007
Modificado
14/04/2017
17

Las sierras de Leire y Orba forman parte de una misma estructura geológica aunque claramente seccionada por la entalladura labrada por el río Esca/Ezka. De este modo tenemos dos sierras perfectamente individualizadas que presentan importantes desniveles sobre el embalse de Yesa ( 488 m ) y la Canal de Berdún, que forman parte del extremo occidental de la gran depresión intrapirenaica.

La Foz de Sigüés ( 520 m ) es un abrupto desfiladero que marca la vía de entrada al valle del Roncal separando las sierras de Leire y Orba. No obstante las poblaciones de Sigüés ( 517 m ) y Salvatierra de Ezca ( 563 m ) forman parte de la comarca de la Alta Zaragoza, constituyendo los puntos de acceso idóneos para encumbrar la destacada elevación de Orba ( 1.244 m ). El bosque y el matorral se ha adueñado de las laderas, cantiles rocosos y cordales dejando, hoy por hoy, pocos itinerarios practicables. Por este motivo resulta conveniente no perder los trazados de las vagas veredas...

Desde Salvatierra de Ezca

En Salvatierra de Esca ( 568 m ) descender al río y cruzarlo por un puente de hormigón. Hacia la derecha discurre un sendero balizado que permite cruzar la Foz de Sigüés hasta la población homónima. Nuestro objetivo nada tiene que ver con ese itinerario, por otro lado interesante con objeto de combinar rutas de ascensión entre Salvatierra y Sigüés. Existen entonces dos maneras de salir a una ancha pista que discurre más arriba, y que nos aproximará hacia el collado de la Ereta ( 903 m ). La primera alternativa consiste en seguir el sendero de la Foz durante unos 100 metros; entonces, abandonarlo para tomar un sendero a la izquierda que gana altura sobre la margen derecha de un barranquillo. Algunos eventuales cairns evitan perder la senda, que desemboca en la pista buscada más arriba ( 739 m ). La segunda opción consiste en continuar ( una vez cruzado el puente ) por la izquierda. Un roto sendero toma paulatinamente orientación SE y gana altura por terreno de matorral hasta desembocar en la pista ( 735 m ).

Continuaremos ahora sin problemas por el amplio camino, que traza algunas curvas, y se difumina a la entrada del prado del Cubilar ( 832 m ). No entraremos en ese prado y seguiremos de frente para recuperar el camino, que se hace más patente, un poco más arriba, llevándonos hacia el collado de la Ereta ( 903 m ). En realidad, no debemos alcanzar este paso, ya que con anterioridad unos cairns deberían alertarnos del inicio de un pequeño sendero que sale hacia la izquierda. Esta senda cruza por terreno de matorral y, en ocasiones, su trazado no es evidente. Más arriba penetra en un bosque mixto de marojos y pinos impidiendo la visibilidad. La senda gira hacia la izquierda (SE) y se aproxima al cortado rocoso desde donde se disfruta de panorámicas ocasionales. Algunos cairns ayudan a seguir el trazado que se mantiene siempre no demasiado alejado del borde.

Antes de alcanzar la cima, la pendiente se suaviza. A la derecha es posible observar, ligeramente desprendido del cordal, un puente de roca natural cuyas rocas cimeras se disponen en un equilibrio sumamente inestable en una primera inspección. Siguiendo por el cordal aparecen algunos pequeños conjuntos rocosos de unos cinco metros de altura asomados sobre el arbolado llano que estamos recorriendo. Uno de ellos, que queda a la derecha, es el más elevado ( 1.244 m ), circunstancia que sólo se detecta al coronarlo mediante una sencilla trepada. Continuando hacia el E. podemos llegar en unos pocos minutos de marcha al vértice geodésico de Orba ( 1.226 m ), ubicado a una altitud claramente inferior.

Desde Salvatierra de Ezca por la Foz

Esta variante del itinerario anterior permite coronar la cumbre recorriendo, a su vez, la foz abierta por el río Ezca.

En Salvatierra de Esca ( 568 m ), cogemos el camino de la Foz. Al poco de comenzar se vadea la regata formada por la surgencia que hay a los pocos metros de iniciar el recorrido. Esta surgencia lleva mucha agua en época de deshielo y existe la posibilidad de mojarse los pies. Comienza un cómodo ascenso siguiendo el tendido eléctrico (¿o el tendido eléctrico siguió el viejo sendero?. Superando unos 250 metros de desnivel. Justo en el momento en que comienza el descenso, parte un sendero, señalizado con un cairn de piedras, que al principio da la sensación de estar cerrado. Superado el primer tramo, se convierte en un estrecho pero claro sendero que mantiene la altura alcanzada hasta entonces y que va bordeando la ladera del monte, ofreciendo unas bonitas vistas de la foz. El sendero comienza a ascender suavemente, por bosque, y tras una hora de camino, aproximadamente, desde el pueblo, va a parar al prado del Cubilar ( 832 m ), que lo atravesaremos. Justo al final del mismo, a la derecha, una apertura en la alambrada nos indica el camino…

Desde Sigüés

A la salida del pueblo de Sigües ( 517 m ), tomar un camino a la derecha que se dirige por encima de un barranco (E). Al llegar al paraje del Espiso ( 810 m ) toma dirección NW y alcanza el collado de la Ereta ( 903 m ). Continuremos por el camino en dirección N., alcanzando un alto ( 940 m ) y continuando hasta el inicio de la senda descrito en el recorrido anterior, por lo que tendremos que prestar atención al punto marcado a la derecha del camino. Continuar entonces hasta la cima de Orba ( 1.244 m ).

Foz de Sigüés

La foz de Sigüés o de Salvatierra de Esca posee un itinerario balizado de gran valor paisajísitico que la atraviesa por su orillla izquierda. En mitad del desfiladero, junto a la carretera se encuentra el monolito de la Peña Palomera que cuenta con algunos itinerarios de escalada deportiva entre 6a y 6c+ de una quincena de metros. A su lado se encuentra la roca con la Cara del Hombre con algunos itinerarios de séptimo grado. En el desfiladero pueden ser identificados otros tres sectores más: Olatuak, Abuztuko ekaitza y La Garona.

Accesos: Salvatierra de Ezka ( 1h 45 min ); Sigüés ( 2h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios