Ir arriba

Morra de Lechugales (2.443 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
06/02/2006
Modificado
11/04/2017
70

Es la cumbre más elevada del macizo oriental de Picos de Europa, también llamado Macizo de Ándara. La mayor parte del mismo se halla en territorio Cántabro, si bien sus más altas cumbres establecen el límite con Asturias. También hay que decir que es el menos valorado y conocido por los montañeros, seguramente por efecto directo de su menor altitud con respecto a los otros dos macizos. Aquí no hay una cumbre emblemática como el Pico Urriellu o la Peña Santa, pero está la Morra de Lechugales ( 2.444 m ), un pico que puede alardear de dominar desde más de 2.000 metros de desnivel la capital del valle de Liébana, Potes ( 312 m ).

Orometría y toponimia

Es la cumbre más elevada del macizo oriental de Picos de Europa (Ándara). Rozando los mil metros de prominencia, es la tercera cota más prominente de los Picos de Europa, tras Torre Cerredo ( 2.650 m ) y Peñasanta ( 2.596 m ), vértices, a su vez, de los macizos central y occidental, respectivamente.

El término Lechugales parece provenir de Laitucal, que es el lugar donde crece el Taraxacum officinale, llamado comúnmente "Diente de León", al que se le atribuyen propiedades medicinales como agente depurativo, diurético y antirreumático. Sus hojas se han consumido en ensalada como lechuga. La voz deriva de la voz latina "lactis" (leche). La raíz de la planta, que seca se ha utilizado como sustituto de la achicoria, posee un fluido lechoso blanquecino.

El macizo de Ándara

Este macizo se encuentra perfectamente delimitado, por el flanco SE por el valle cántabro de Liébana, quedando enlazado al macizo central por los puertos de Áliva, siendo el paraje denominado Campomenor ( 1.487 m ) el collado de entronque. En esa cuenca herbosa que es Áliva se encuentra la ermita de las Nieves ( la Santuca ), acompaña por los restos de las abandonadas minas de Áliva. En su cabecera tiene origen el río Duje que marca de forma clara la separación entre los macizos central y oriental. 

Las cimas más relevantes de este macizo de Ándara son: Pico Cortés ( 2.370 m ), La Morra de Lechugales ( 2.424 m ), el pico Valdomingueru ( 2.262 m ), el Sagrado Corazón ( 2.202 m ) y el Samelar ( 2.267 m ). A estos podríamos unir la bonita Pica de Mancondiú ( 1.997 m ) que roza los 2.000 metros. A diferencia de los otros macizos de Picos de Europa, Ándara es el más humanizado de los tres. La presencia humana se originó por sus minas que perforaron la montaña abriendo decenas de kilómetros de galerías subterráneas. Las minas de la Providencia, el Pozo de Ándara, las minas del Redondal, las minas del Evangelista,… todas ellas son fruto de ese pasado que embriaga las montañas.

Desde el Jito de Escarandi (F+)

Entre Sotres y Tresviso se halla el collado Jito de Escarandi ( 1.291 m ), desde donde se inicia la subia a la Morra de Lechugales ( 2.444 m ). Por una pista se llega al cabo de una hora de marcha al Casetón de Ándara ( 1.725 m )(1,00) donde hay refugio, normalmente guardado en la época veraniega. Muy cerca se encuentra la entrada a una de las minas de Ándara. En su interior hay fuente de agua potable.

El camino sigue hacia el Sur dejando a la espalda la Pica de Mancondiú ( 1.997 m ), colándonos sobre el refugio en el llamado collado de La Aldea ( 1.760 m )(1,15). De aquí parten dos posibilidades que pasaremos a comentar individualmente.

La ruta habitual gira a la izquierda y comienza a trepar por el camino que daba servicio a la minas que colmatan el entorno. Se sube por el contrafuerte que separa las dos depresiones de Andara bordeando la pequeña cota del Pico del Castillo del Grajal ( 2.046 m ), y continuando al S.SW nos aproximamos al collado orontal del Mojón ( 2.208 m )(2,15), entre las cimas del Pico del Grajal de Abajo ( 2.248 m ) y la Rasa de la Inagotable ( 2.284 m ). En todo momento veremos los restos de las instalaciones mineras, a la vez que navegamos por una toponimia que viene a rememorar esta actividad y, por su puesto, la memoria de sus propietarios: La Rasa de la Inagotable, Hoyo del Evangelista ( nombre del dueño de la mina ), etc.

Pasamos aquí a la vertiente Liebaniega desde donde asciende la canal de Las Arredondas, y sin perder altura se rodea el Pico del Grajal de Abajo ( 2.248 m ), que también se puede subir, hasta el collado occidental del Mojón u Horcada de las Arredondas ( 2.205 m ). Seguimos por la descompuesta cresta que forma el anfiteatro montañoso que envuelve la Hoya del Evangelista ( 2.250 m ), donde se ubican las minas de igual nombre, las más elevadas de Andara. Ganando las cotas anteriores, se inicia un flanqueo por debajo de la Pica del Jierru ( 2.424 m ), buscando el paso ( 2.389 m ) que se forma con la Silla del Caballo Címero ( 2.436 m ), segunda cota del macizo. Este itinerario, sencillo en verano, puede ser más delicado en invierno.

Desde el collado ( 2.389 m ) nos dirigimos horizontalemente a la base de la característica berruga de la Morra de Lechugales (2.441 m) que se supera mediante una corta pero vertical trepada de cuatro metros (III-)(F+) (3,30). Este último paso puede dificultar la conquista de la cumbre a los montañeros menos experimentados, si bien se supera y destrepa con relativa facilidad al contar con buenos y claros agarres.

Desde el Collado de la Aldea ( 1.760 m ), se ha mencionado otra posibilidad y que discurre sobre la Cara Norte de la Pica del Jierru ( 2.423 m ). Girando a la derecha, penetraremos en el magnífico valle de Ándara. Aquí se hallan buenas muestras del apogeo minero de la zona, y algunas pequeñas lagunas, entre las que destaca el Pozo de Ándara.

Antiguamente se debieron inundar estos terrenos para formar un lago artificial mucho más grande donde incluso los más previligiados ( que no los mineros ) navegaban en pequeñas embarcaciones recreativas. Parece ser, también, que fueron los mineros los que produjeron la voladura del fondo del lago para que sus aguas desaparecieran bajo la tierra.

Si se opta caminar por el fondo del valle, al final, habrá que trepar por una pedriza para salir al camino del collado Valdomingueru ( 2.137 m ), que, en realidad, va más arriba, ya que este no desciende al pozo de Andara.

Una vez en el collado Valdemingueru ( 2.137 m )(2,30) se debe subir a la izquierda por la cara Norte de la Pica del Jierru ( 2.424 m ). La cresta presenta un obstáculo entorno al Tiro de la Infanta ( 2.275 m )( 5m, II+ ) en su parte inferior que se puede destrepar sin muchos problemas, siendo el resto de la ascensión sencilla aunque en fuerte pendiente.

Una vez en la Pica del Jierru ( 2.424 m )(3,30) se desciende a la inmediata horcada ( 2.370 m ) y bajo el cresterío de los Picos del Jierru se enlaza con la ruta normal a La Morra ( 2.444 m )(F+)(4,15).

Desde las Vega de Sotres o del Toro (F+)

A la Vega del Toro se llega por pista desde la carretera de acceso a la localidad de Sotres. Después de 3 Km. se alcanza el lugar, si bien el trazado prosigue hacia los Puertos de Áliva ( 1.450 m ).

Salimos de la Vega de Sotres o del Toro (1.060 m) por la pista que se dirige (S) a los Puertos de Aliva y al cruzar el puente sobre el Duje en el Vao Jurniello (1.200 m), o más arriba, en la Portilla de Piedra Lle (1.300 m), la dejamos para elevarnos (E) por la pradera al erosionado Canalón del Jierru.

Continuando la subida (ESE) por el borde izquierdo, cuando el lecho rocoso cambia de rumbo (ENE) penetramos en el (1.700 m) (1,45), progresando entre bloques pulidos por las aguas del deshielo. Antes de llegar a los canchales superiores saldremos del cauce seco de la torrentera por nuestra izquierda, prosiguiendo (N) entre matojos y pedreras. Vamos a rodear los espolones que se desprenden de la muralla hasta dar con el paso donde se esfuman. Remontando entonces una pedriza alcanzamos el lomo del cordal en el Tiro la Infanta (2.275 m) (3,15), punto de confluencia con la vía de retorno del itinerario anterior. Superando (SE) la pedregosa arista de la Pica del Jierru (2.426 m)(F) (3,45) recorremos el cresterío, un tanto aéreo,
hasta la torreta de la Morra de Lechugales (2.441 m)(F+) (4,15).

Para regresar al lugar de partida contamos con dos vías alternativas. Una consiste en volver sobre nuestros pasos a la pradera (2.250 m) continúa al Tiro la Infanta (2.275 m) para bajar (N) al Collado de Valdominguero (2.138 m) (5,15) con el fin de realizar el descenso por la Canal del Jidiello. Al comienzo es preciso deslizarse por un angosto canalón, con un corto destrepe en el tramo inferior. Despues se pierde altura (NW) por empinadas pedreras y pronunciadas laderas herbosas. Cuando se forma la barrancada es preferible permanecer en el costado izquierdo, siguiendo una precaria senda que tras pasar junto a dos cabañas (1.300 m) (6,30) y un bosquecillo de hayas llega al fondo de la canal.

Ahora, en vez de ir por el cauce seco a topar con la pista de Sotres, utilizaremos un sendero que se abre paso entre matojos (W), yendo a salir sobre un resalte horadado. Bajamos entonces a la pista y siguiendola durante un corto trecho retornamos a las Vegas de Sotres (1.060 m) (7,00).

La otra posibilidad es bajar de la Morra de Lechugales por terreno agreste y descompuesto (SW) a la Horcada del Jierru (2.180 m) (F+) (4,45). Esta brcha fue denominada por el Conde Saint Saud, collada del Cortés. Descendiendo luego (NW) por pendientes canchales y graveras inestables a enlazar con el itinerario de ascenso junto al Canalón del Jierru, para volver por la pista de Aliva a las Vegas de Sotres (1.060 m) (6,30).

En varios mapas aparece sendero en el itinerario del Canalón del Jierro. Lo cierto es que ni ese ni los propuestos para el descenso estan siquiera balizados con hitos. Se trata pues de rutas carentes de senalización que discurren por terreno abrupto y aunque no hay obstaculos significativos es preciso agudizar el sentido de la orientación.

Desde Liébana (F+) 

La ascensión desde Lon ( 537 m ) en el valle de Liébana tiene un desnivel bestial, debiendo superar más de 1.600 metros de desnivel en apenas 5 Km. de longitud a través de la Canal de las Arredondas. Esta canal desemboca en la Horcada de las Arredondas ( 2.193 m ) y sigue a la cima rodeando el Hoyo del Evangelista hasta La Morra.

Desde Tanarrio ( 640 m ) discurre la impresionante vía por la vertiente Sur, surcada por la canal de Lechugales de 1.500 metros de desnivel en 3 Km. de longitud. Se desemboca en el collado ( 2.389 m ) con la Silla de Caballo Címero ( 2.436 m ), donde se continúa por la ruta habitual hasta la cercana Morra de Lechugales ( 2.444 m )(F+).

Accesos: Jito de Escarandi ( 3h 30 min ); Vega de Sotres ( 4h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

track-image 2018-09-11Caseton Andara_LECHUGALES_Caseton calendar-icon01/11/2018
distance-icon11,792 Km duration-icon20:53 elevation-gain-icon894 m elevation-loss-icon894 m calendar-icon10/09/2018
user-imageJavier Fdez 32,59 Kb.
track-image Tanarrio-Morra de Lechugales-Las Arredondas-Brez calendar-icon07/10/2018
distance-icon18,487 Km duration-icon12:39 elevation-gain-icon1.839 m elevation-loss-icon1.839 m calendar-icon23/09/2017
user-imageJose Luis Arrieta Garate 63,42 Kb.
2016.9.28 Jito Escarandi-Casetón-Morra L [2442 m]-Jito Escarandi_20Km calendar-icon13/10/2016
distance-icon19,040 Km duration-icon00:00 elevation-gain-icon1.460 m elevation-loss-icon1.460 m calendar-icon13/10/2016
user-imageTipi Tapa 56,18 Kb.
Sotres-San Carlos-La Junciana-La Rasa de la Inagotable-Morra de Lechugales-Valdominguero-Sotres calendar-icon31/03/2010
distance-icon19,707 Km duration-icon09:31 elevation-gain-icon2.637 m elevation-loss-icon2.060 m calendar-icon13/10/2006
user-imageRoberto Gil 29,48 Kb.
desde el Jito de Escarandi calendar-icon13/09/2007
distance-icon18,317 Km duration-icon06:00 (estimada) elevation-gain-icon1.342 m elevation-loss-icon1.604 m calendar-icon09/01/2016
user-imageGuruzu 9,17 Kb.

Comentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 14 de setiembre de 2009

    Una gozada la trilogía de cumbres de la Pica del Jierru, Morra de Lechugales y Silla Caballo. Desde el refugio de Andara realizamos una circular, ascendiendo por el coll.Valdomingueru y descendiendo por el coll. Mojón. La cresta del Silla Caballo es elegante y entretenida, y sobre todo, fácil. El tan temido paso para acceder a la cima de la Morra lo superamos trepando y destrepando sin mayores problemas. Aunque nos colocamos arneses, no llegamos a utilizarlos. Solo una cuerdica para darnos un poco de seguridad a los que no estamos acostumbrados a estos menesteres. Se puede trepar y destrepar sin cuerda, si se es un poco hábil. Una vez superado este paso, el buzón se encuentra a un minuto más allá.

  • item-iconAlberto De Las Heras
    El 18 de setiembre de 2007

    Le tenia ganas a esta cima. a la tercera vez que hemos ido al macizo oriental de los picos ha caido. el acceso a la cima más facil de lo esperado, tanto el ascenso como el destrepe, y descansar ahi arriba ha sido impagable XXX