Ir arriba

Collarada (2.883 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
17/05/2007
arrow-iconModificado
19/01/2016

El pico Collarada ( 2.883 m ) y el Pic du Midi d' Ossau ( 2.884 m ) son las dos cumbres más elevadas de los Pirineos Occidentales, y cada uno de ellos domina su propia vertiente a ambos lados de la cordillera. Es curioso observar que ambas montañas presentan altitudes bastante similares en un intento de rivalizar por la supremacía del reino de cumbres Pirenaicas. Desde el punto de vista físico son, no obstante, montañas bastante distintas y que no da lugar a apreciaciones comparativas.

Collarada ( 2.883 m ), cuya cota es de 2.883,20 m para el vértice geodésico sito en su cima según la medición del I.G.N., es la cima más elevada del valle del río Aragón, dominando la amplia llanura Jacetana con un vértigo superior a los dos mil metro, lo que hace que esta cumbre sea bien visible desde muy apartados lugares, incluso desde puntos bien alejados de la depresión del Ebro. Posee una visibilidad topográfica de 204 Km. y la distancia que la separa del océano es de 122 Km. ( Bahía de Txingudi en Irun ). Su prominencia es del orden de magnitud de los 800 m., no resultando tan destacada debido a la influencia del Midi d' Ossau ( 2.884 m ), que por el hecho de resultar tan sólo un metro más elevada, si se confirman plenamente las mediciones, rebaja en más de 300 m. la cuota orométrica de la montaña. El punto de conexión con las restantes cimas del Pirineo es el Collado del Portalet ( 1.791 m ), que establecería el punto mínimo. En el caso de Collarada, la conexión orométrica con el Midi d' Ossau ( 2.884 m ) se realiza a través del Col d' Anéou ( 2.083 m ), justo encima del circo de pastizales contiguo al Portalet. Por ello la posición de la cumbre entre las montañas peninsulares es el de ocupar el puesto núm. 66 en orden prominencial, no alcanzando, por tanto, la relevancia de otras cimas del Pirineo Occidental como Bisaurín ( 2.669 m ) o incluso la Peña Oroel ( 1.783 m ), lo que no deja de ser un dato sorprendente.

La cuenca visual que extendiende Collarada es, asimismo, bastante amplia. La orientación sesgada de la cordillera Pirineica que deriva hacia el S.SE permite que desde la cima se puedan distinguir las altas cumbres occidentales, desde el Pic d' Anie o Auñamendi ( 2.507 m ) pasando por el Pic de Sesques ( 2.606 m ), el omnipresente Midi d' Ossau ( 2.884 m ), y los macizos de Balaitous ( 3.143 m ) y Vignemale ( 3.298 m ), entre otros muchos. No obstante, la presencia de alturas de cierta consideración, al otro lado del circo de Ip, como la Pala de Ip ( 2.779 m ), resta visibilidad hacia el N. Sin embargo, y como se ha indicado ya, es hacia el S. donde la panorámica que despliega parece ser infinita, siendo posible en días claros distinguir las principales alturas del Sistema Ibérico desde San Millán ( 2.134 m ) hasta el Moncayo ( 2.316 m ), y descernirse al término del horizonte el piélago oceánico.

Collarada ( 2.883 m ) es en realidad la cumbre más destacada del Circo de Ip que exhibe sus cumbres en un arco de herradura presidido por el embalse de Ip ( 2.135 m ). En sentido de las agujas del reloj encontramos, entre otras: La Moleta ( 2.576 m ), los Picos de la Tronquera ( 2.689 m ), Pala de Ip ( 2.779 m ), Punta Escarra ( 2.760 m ), Punta del Águila ( 2.683 m ), Pala de Alcañiz ( 2.763 m ), Collaradeta o Peña Pequeña ( 2.742 m ) y Collarada ( 2.883 m ), desde donde la peña se desploma literalmente sobre el valle del Aragón donde se encuentra el pueblo de Canfranc ( 1.045 m ). No obstante la ruta habitual a esta montaña parte del pueblo de Villanúa ( 1.025 m ) remontando la vertiente meridional, al contar desde hace años de una pista de aproximación a la Trapa ( 1.730 m ), que reduce considrablemente la magnitud de las ascensiones.

El Collarada asoma dos mil metros por encima del pueblo de Villanúa ( 941 m ). Por su posición frontal sobre la Jacetania es una cumbre, que como se ha remarcado, resulta sumamente visible tanto desde el valle del Aragón como desde remotos lugares. Este desnivel resulta tan sumamente visible y evidente que permite al observador situado en las aldeas de los alrrededores contemplar la cima sin ningún obstáculo ante la mirada. Esta característica no resulta demasiado habitual en las cumbres de esta magnitud, donde las cumbres más señeras suelen permanecer algo ocultas a la observación.

Cuando se contempla la montaña es posible averiguar con facilidad el origen de su denominación, al encontrarse defendida perimetralmente por una muralla rocosa a modo de collar. Existen otra cumbre de similar tipología en el macizo de Ip: La Moleta ( 2.576 m ), que aunque mucho más modesta, su ubicación tan próxima al paso del río Aragón la hace particularmente destacada desde el valle y puede confundir al neófito que transite la zona de Canfranc. Otra cima muy relacionada con la que aquí se describe es Collaradeta o Peña Pequeña ( 2.742 m ), que es la siguiente elevación hacia el E.

El valle del río Aragón es el eje de la Jactenia, uniendo la secular ruta traspirenaica del puerto de Somport con la llanada de Jaca. En realidad lo que llamamos valle del Aragón engloba varias entidades: El valle de Aisa recorrido por le río Estarrún, el valle de Borau bañado por el Lubierre, el valle de Canfrac por donde desciende el Aragón, el valle de Garcipollera con el Ijuez y la llanada o campo de Jaca/Chaca.

Como se ha indicado el valle de río Aragón reveindica su notable importancia en las comunicaciones trasfronterizas a lo largo de la historia. La antigua calzada romana que cruzaba el paso de Somport nos deja constancia de la antigüedad del camino por donde han llegado cruzar ejércitos, mercaderes y peregrinos en todos los momentos y épocas. Los mismos romanos dieron el nombre a Somport: Summus Portus. Más adelante serían los peregrinos los que acometerían las duras rampas de los Pirineos para dirigirse desde Centro Europa al lugar sagrado de Santiago. El camino de Santiago (GR-65.3) llega a Somport y recorre el valle del río Aragón para descender a los dilatados paisajes de la llanada de Jaca y de la Canal de Berdún, sirviendo en todo momento como guía.

Durante las guerras, Somport ocuparía también un lugar estratégico muy relevante. La vigilancia del paso daría lugar a la construcción de fuertes como el del Portalet, en la vertiente francesa, o el Col de Ladrones, en la española. La fortificación de la frontera se realiza fundamentalmente entre los siglos XVI y XVIII. De este período es también la ciudadela de Jaca.

Sin embargo, durante el s.XX. se ve la necesidad de facilitar la comunicación de las dos vertientes del Pirineo. El proyecto se materializó en un túnel ferroviario que horada la cadena Pirenaica. En 1928 se inagura la estación de Canfranc, una de las más grandes de Europa en su momento. Posteriormente un accidente ferroviario paralizó la línea entre Zaragoza y Pau. La entrada en el s.XXI pone en servicio un nuevo túnel de 8,7 Km. de longitud, esta vez permitiendo las comunicaciones por carretera.

Por encima de la estación de Canfranc, encontramos otra conocida construcción, esta vez originando un impacto muy notable sobre el entorno de Ip. Se trata del embalse y de la infraestructura logística que hubo que tramar para acarrear a trabajadores, materiales y utillajes. El Carretón de Ip es un funicular que salvando más de 900 metros desnivel por encima del valle del Aragón, permitía la descarga de obreros y enseres en una panorámica balconada. El Ibón de Ip quedaba todavía lejos, a unos 4 Km. Para acceder a él se practicó una descarnada pista hasta el lugar donde las aguas fueron apresadas.

Durante el S.XX, no fue este el único impacto que sufrío la montaña. Hacia los años setenta se diseñó una estación de esquí en las vertientes merdionales por encima de los campos de la Trapa. Aunque, como es lógico, la vertiente S. no reunía las condiciones como para la explotación oportuna para el deporte invernal, la llamada "Pista de Collarada", dejó su cicatriz sobre la selva de Villanúa. La circulación por el vial está prohibido salvo contar con permiso municipal. En los meses de veranos, un servicio de taxis permite a los montañeros reducir a la mitad el desnivel a batir hasta la cumbre.

Aunque los pastores de la zona ya habrían accedido a la cumbre en los meses de verano, cuando los ganados menudeaban las praderas de La Trapa o el Cubillar de la Espata, el capitán Heredia dejó constancia (1790) de mediciones realizadas desde la cima. La primera ascensión relatada es la del pireneista Henry Russell hacia 1876 ( "Souvenirs d'un montagnard", Pau, Vignancour, Lalheugue, 1878, Primera Edición, Pág. 268).

Rutas de aproximación desde Villanúa a La Trapa (T2)

La ascensión desde el mismo pueblo ( 941 m ) reporta una gran satisfacción ya que vence el mayor desnivel de la montaña, cercano como se ha indicado a los dos mil metros. No obstante, con anterioridad a la construcción de la pista de La Trapa ( 1.730 m ) era la vía habitual utilizada por los montañeros. Una vía sin grandes dificultades pero exigente en cuanto al desnivel a batir. El carretil circulable de 11 Km. ha rebajado considerablemente la ascensión y covierte en el estío la ascensión en una excursión mañanera.

Conocer la verdadera magnitud del macizo exige al pirineista revisar estas largas ascensiones, hoy en día recuperadas y perfectamente balizadas como sendero de P.R. con objeto de reavivar las sensaciones que transmitía la montaña en el pasado. Desde los bojedales hasta los paisajes de alta montaña, el considerable gradiente altimétrico permite descubrir en unas horas desde bosques de influencia mediterránea hasta los cursos de las antiguas masas glaciares. No es poco...

La pista de Collarada tiene su inicio nada más cruzar el puente sobre el río Aragón, junto a la entrada de las turísticas Grutas de las Guixas, y encuentra en el Km. 2,8 el Dolmen de Letranz y a 3,8 Km. una barrera que cierra el paso. El acceso rodado está prohibido a vehículos no autorizados, pero puede obtenerse un permiso en el ayuntamiento de Villanúa, sin el cual nos exponemos a una fuerte sanción económica. Durante los meses de verano, se ha restringido el paso a los coches particulares y, en su lugar, se ha dispuesto un servicio de taxis. En cualquier caso las marchas a pié desde Villanúa pasan por La Trapa ( 1.730 m ), donde existe un deteriorado refugio y fuente.

En primer lugar, cabe citar el llamado camino viejo de Collarada, el utilizado con anterioridad al carretil. Arranca inicialmente caminando sobre el mismo firme de la pista. Justo antes de llegar al dolmen de Letranz ( 1.165 m ) tenemos un sendero que permite salir nuevamente a la pista en el paraje conocido como Prados de Moscasecho ( 1.250 m ). La barrera ha quedado algo más abajo ( 1.210 m ), por lo que en este itinerario no pasamos por ella. Cruzar la pista y acceder a un nuevo tramo de senda que vuelve a cortar, más arriba, al carril, ya por última vez. Al otro lado del mismo, la senda balizada con marcas de pintura y señales para circuito B.T.T. penetra en un espeso manto de boj y pinos. La senda, sin embargo, se mantiene en perfecto estado por lo que no ofrecerá ninguna duda para ser seguida. Esta discurre por encima de la pista aproximándonos al arroyo del Barranco del Casol, y tras vadearlo ( 1.350 m ) progresa mimetizado en el bosque (W) para luego encaminarse directamente (N) a los Llanos de la Trapa situados entre unas peñas rocosas características que conforman el paraje de El Azús y que pueden ser obsevadas durante el recorrido cuando el arbolado, abriéndose hacia el cielo abierto, lo permite. La más elevada de estas peñas se eleva puntiaguda ( 1.787 m ) justamente sobre el refugio de La Trapa ( 1.730 m ), que aparece nada más abandonar el bosque y dar paso a los pastizales.

Si se deja el coche junto a la barrera ( 1.210 m ) seguiremos por la pista durante cinco minutos hasta los Prados de Moscasecho ( 1.250 m ), donde nos incorporaremos a la senda balizada ( derecha ) que permite evitar el largo recorrido del carretil.

Otra forma de llegar a La Trapa es por el barranco de los Azús. Es un itinerario mucho menos frecuentado que las opciones precedentes. La ruta coincide con el camino viejo de Collarada hasta el Llano de Moscasecho ( 1.250 m ). Entonces, en lugar de tomar la senda balizada, seguimos por la pista hasta una cerrada curva a la derecha ( 1.290 m ). Aquí tomamos un sendero que se dirige en dirección N. para penetrar en el barranco de los Azús, que desciende hacia el río Aragón. Entonces gira a la derecha (E) para continuar en pendiente. Al alcanzar el fondo de la vaguada encontramos, en este tan apartado lugar, los restos de un vehículo rojo con un árbol caído encima. Parece ser que el autómovil, conducido por unos militares, descendió de forma incontrolada desde lo alto de La Trapa en el intento de volver a la pista por el barranco de los Azús. Anteriormente este barranco ya se había explotado forestalmente y se habían arrastrado troncos para sacarlos a la pista de Villanúa hasta que se produjo un incendio que terminó con las actividades madereras.

Tras pasar por encima del coche, continuamos en fuerte ascensión. En la parte final la vegetación se va dispersando dando paso a los pastizales que conducen al refugio de La Trapa ( 1.730 m ).

La pista circulable de 13 Km. efectúa un enorme rodeo que no la hace para nada interesante para la marcha a pié. Conduce al Cubillar de Espata ( 1.685 m )(10 Km.), y prosigue durante 3 Km. más, en desarrollo practicamente horizontal hasta el paraje de La Trapa o El Hachar ( 1.730 m ). Aquí se da terminación al bosque y comienza, en este caso, la ruta a pié propiamente dicha.

Desde La Trapa (F)(T4)

En frente del refugio de La Trapa ( 1.730 m ) aparece la muralla que puede superarse en virtud de una Canal denominada El Hachar, y que nos da paso a los pastos superiores ( Los Cubillares/Os Cubilars ). La senda se encuentra balizada, existiendo un poste junto a la edificación que demarca su entrada. Tras rodear una pequeña elevación redondeada sembrada de pinos, el itinerario parece esfumarse. Será entonces, cuando nos desviaremos hacia la izquierda realizando una leve travesía paralela a la pared para embocar en el canalón. En invierno se suele superar directamente, pero las marcas ascienden sobre el labio izquierdo en el primer tramo, luego la cruzan transversalmente a media altura, y trepan (I) por el labio contrario para salir a la meseta superior o llano de los Cubillares ( 1.930 m ). Al caminar hacia la cumbre se descubre en unos minutos el viejo y ruinoso refugio forestal de Los Cubillares ( 2.000 m ).

Seguir ganando altura orientados por al propia cumbre remontando una loma que conduce a la divisoria con el barranco Ciresera. Luego penetrar en su cabecera y por el mismo ganar el rellano de los Campanales ( 2.410 m ), en cuyas inmediaciones
brota la fuente de igual nombre. En frente se alzan los picachos llamados Los Campanales de Collarada ( 2.681 m ), cuyo itinerario arranca en este mismo punto. Sin embargo nuestro itinerario sigue hacia la derecha (E) buscando el casquete rocoso característico.

En la cara SW, que queda a la vista desde este punto, pueden apreciarse dos canales corredores no demasiado pronunciados pero cuya superación en invierno requiere del material habitual ( piolet y crampones ). Ambos conducen a la cima con inclinaciones idénticas. Sin embargo, el más habitual es el de la derecha, pues desemboca más cerca de la cota principal ( 2.883 m ), ganando la cresta final en una leve depresión ( 2.861 m ) que la separa de la antecima occidental de Collarada ( 2.868 m ). Desde este colladito se gana la cima en unos minutos ( 2.883 m )(F)(T4).

Vías del Collarada desde La Trapa
El segundo corredor, el situado más a la izquierda es similar, y posee acceso directo desde el rellano de los Campanales. Este permite coronar, tras la superación del corto canalón, la antecima W. ( 2.868 m ) y, a continuación, la cima principal ( 2.883 m )(F)(T4).

Desde Villanúa por el barranco de Ciresera (F)(T4)

Esta variante es seguida habitualmente cuando se ha accedido en vehículo por la pista de La Trapa. El itinerario tiene su inicio 1 Km. antes del refugio ( 1.690 m ) y constituye la variante más breve para coronar Collarada ( 2.883 m ).

Comenzar a caminar junto o por el torrente buscando el itinerario que se antoje más practicable alternando las dos orillas. Luego cruzar hacia la margen derecha buscando la proximidad de la loma divisoria con los Llanos de los Cubillares y continuar por la vaguada hasta el Llano de los Campanales ( 2.410 m ). Enlazamos de este modo con la vía anterior, donde podemos optar por cualquiera de los dos corredores que permiten llegar a la cima sobre la cara SW

Desde el Cubillar de la Espata (F)(T4)

El collado de Ip ( 2.567 m ) es utilizado en las vías de acceso que tienen lugar por la vertiente N. y que descubren el destacado espacio lacustre de Ip. Sin embargo, este paso también puede ser conquistado desde la vertiente contraria, bien apoyándonos en la pista de La Trapa ( 1.730 m ), quedándonos 3 Km. antes en la curva del Cubillar de la Espata ( 1.685 m ), o con más esfuerza recorriendo los senderos que evitan las pistas desde el mismo Villanúa, dando una gran dimensión a este itinerario, mucho más rebuscado.

La pista de Villanúa alcanza su extremo oriental al vadear el arroyo Bozuelo. En este lugar, conocido como Cubillar de Espata ( 1.685 m ) existe un pequeño refugio ( 10 Km. desde Villanúa ). Para llegar a este lugar a pié, tenemos que seguir la pista hasta su primera curva y tomar ahí el camino a la fuente del Paco ( indicador ). Pasa junto a la misma ( 1.230 m ) y prosigue sobre la orilla izquierda del barranco de Bozuelo. Luego se enlaza con un camino que proviene de la pista de la Trapa y que surge de la misma justo en la barrera de paso ( 1.210 m ). Ahora es el llamado camino de la Espata el que nos lleva al refugio del Cubillar de Espata ( 1.685 m ).

El itinerario que arranca en este lugar a la izquierda del refugio y subir (NW) para embocar en una canal que permite vencer la muralla rocoso que se extiende hacia La Trapa. Se da acceso al los llanos herbosos del Cubillar de los Bueyes. Progresar (NE) orientados por el Collaradeta ( 2.742 m ) y buscar a la izquierda la canal conocida como Paso de Abete. Superar por ella (I) la muralla que permite llegar al collado de Ip ( 2.567 m ), enlazando con las rutas que discurren por la vertiente de Ip.

Desde Canfranc Estación (F)

El collado de Ip ( 2.590 m ) es paso obligado en la ruta que discurre por la vertiente opuesta, desde el embalse de Ip ( 2.135 m ). El collado da paso, además, a una cima que siendo más baja que Collarada posee una forma muy similar aunque a menor escala. Se trata del llamado Collaradeta ( 2.742 m ), también denominado Peña Pequeña.

En Canfran Estación ( 1.175 m ) iniciamos la marcha por una pista que tiene su inicio junto a la central eléctrica. Tras subir unos minutos por ella, antes de alcanzar la tubería que alimenta el centro de generación, parte un sendero a la derecha muy bien balizado en la actualidad (P.R.) que indica la dirección del Ibón de Ip. La enorme tubería que desciende por las empinadas laderas del monte Larrón nos acompañará en la primera parte de la ascensión.

La sinuosa senda traza cerradas un gran número de cerradas curvas al progresar bajo la techumbre arbolada del bosque. En algunos casos se aproximará a la tubería y, otros tramos, se apartará algo del mismo. Junto a la línea de conducción de las aguas pueden observarse los raíles del llamado "Carretón", una especie de pequeño funicular arrastrado por cables que permitía desplazar al personal, así como ciertas cargas utilizadas en la construcción del embalse de Ip.

La senda cruza un pequeño túnel artificial ( 1.460 m ), sigue su monótono trazado de curvas y más curvas, y cruza unas barrera de retención de las aguas para prevenir riadas. En algun punto existen incluso apoyos metálicos para ayudar a la progresión. Más arriba la panorámica se hace más abierta y se alcanza un resalte bajo la estación superior del "Carretón". La senda se desliza hacia la derecha, bordeando ese resalte, y supera en diagonal una inclinada ladera que permite desembocar en una curiosa cresta rocosa. Recorrienndo este borde rocoso hacia la izquierda se sale a la pista superior del embalse de Ip ( 2.131 m ), a pocos metros de la terminal del funicular. Llegar al embalse de Ip es muy sencillo, recorriendo la larga pista de 4 Km.

Tras bordear el lago por la derecha ( 2.153 m ), orientados por algunos hitos que nos guían por el pedregoso talud que cae sobre las aguas del embalse, ascendemos al collado de Ip ( 2.587 m ), remontando una ladera inclinada, al principio herbosa, y al final pedregosa que conduce a un pequeño circo presidido por un resalte rocoso triangular de color rojizo. Rodearlo por la izquierda, dejando a la derecha una pared lisa característica, para salir al collado ( 2.567 m ) y remontar a la derecha (W) la extensa cresta que conduce a la cima de Collarada ( 2.883 m )(F).

Alternativamente, el resalte triangular que precede al collado de Ip ( 2.587 m ) puede ser contorneado por la derecha, superando una pedriza incómoda en verano, pero que con nieve permite acortar ligeramente la marcha a la cima. Se desemboca igualmente en la cresta, a la derecha del Collado de Ip, y por ella se llega a la cima de Collarada ( 2.883 m )(F).

Desde Canfranc (F)

En Canfranc ( 1.055 m ), cruzar el río Aragón por el Puente de los Peregrinos, enlazando con el camino de Santiago (G.R.). Más adelante dejar a la izquierda las señales del G.R. y cruzar bajo la vía férrea para penetrar en el barranco de Ip. La senda gana altura sobre la orilla derecha y tras una sucesión de curvas abandona el bosque para situarse sobre una gran cornisa supendida por encima del barranco. Avanzando sobre ella se alcanzan los refugios del embalse de Ip, ya muy cerca de la presa del ibón de Ip ( 2.153 m ).

Contornear el lago por la derecha y subir (S) al collado de Ip ( 2.567 m ), desde el que se alcanza la cumbre de Collarada ( 2.883 m )(F).

Accesos al Collarada desde el collado de Ip
Desde Canfrac por la Besera (F)

El itinerario alternativo al indicado es la llamada "Senda de la Besera". Es una opción muy interesante, más bella que la anterior, quizá un poco más rápida y, en cualquier caso, un magnífico sendero que se ha rehabilitado y balizado con esmero. Nada más cruzar el Puente de los Peregrinos, frente al aparcamiento para coches, encontramos la entrada al sendero señalizado con un indicador de madera. El camino se eleva en zig-zag, por encima de nuestra posición y, seguidamente, llanea por el bosque para deslizarse al seno del barranco de Ip ya a cierto nivel sobre su lecho. El sendero, a diferencia del anterior, asciende sobre la orilla izquierda de la barrancada con un trazado bien resuelto, alcanza la rústica chabola de la Besera y se mantiene sobre una gran terraza cortada a pico por encima del desfiladero. Al desaparecer los pinos, los prados colmados de Edeleweiss conducen al pie de la muralla al pie de los Campanales de Collarada para desembocar en el área de los refugios de Ip, concretamente junto al antiguo refugio forestal, a pocos minutos de la presa. Se sigue entonces el itinerario anterior hasta la cima de Collarada ( 2.883 m )(F).

Couloir NW (PD-)

También llamado Corredor de los Militares. Primera ascensión en 1977 por Carlos Sainz y J.A. de Miguel.

Este itinerario de dificultad muy moderada constituye la manera más rápida de alcanzar la cima de Collarada ( 2.883 m ) desde la cuenca de Ip pues es relativamente directa y no es preciso llegar al ibón ( 2.115 m ), ya que antes de alcanzar el refugio ( 1.990 m ), nos encaminamos (N) hacia la visible canal. Tras cruzar un embudo rocoso, nos desviamos a la izquierda para penetrar en un breve couloir (II) que desemboca en la amplia cresta occidental que conduce con facilidad a la cima de Collarada ( 2.883 m )(PD-).

Para el acceso a la base del corredor el itinerario más idóneo es la llamada senda de La Besera, que tiene su inicio frente al puente de los Pregrinos en Canfranc ( 1.055 m ), y que, a diferencia de la ruta habitual a Ip, discurre sobre la orilla izquierda del barranco ( cartel indicador junto al aparcamiento contiguo al puente ).

Accesos: Villanúa ( 4h 45 min ); La Trapa/El Hachar ( 2h 45 min ); Canfrac ( 5h 30 min ); Canfranc Estación ( 5h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

Villanúa-Collarada [2.883 m]-Canfranc_22Km calendar-icon02/07/2014
distance-icon20,758 Km duration-icon124:04 elevation-gain-icon1.964 m elevation-loss-icon1.860 m calendar-icon28/06/2014
user-imageMikel García 65,80 Kb.
Villanúa-Collarada [2.883 m]-Canfranc_22Km calendar-icon02/07/2014
distance-icon20,758 Km duration-icon124:04 elevation-gain-icon1.964 m elevation-loss-icon1.860 m calendar-icon28/06/2014
user-imageMikel García 65,80 Kb.
Campanales y Collarada desde la Trapa calendar-icon26/09/2011
distance-icon10,205 Km duration-icon05:28 elevation-gain-icon1.393 m elevation-loss-icon1.393 m calendar-icon26/09/2011
user-imageSanti Usabiaga 23,68 Kb.
Ascensión al Collarada desde Villanúa calendar-icon14/09/2009
distance-icon25,939 Km duration-icon28:08 elevation-gain-icon2.233 m elevation-loss-icon2.233 m calendar-icon04/08/2009
user-imageJulio Asunción 23,49 Kb.
Collarada desde el Refugio de La Trapa calendar-icon17/08/2009
distance-icon7,960 Km duration-icon03:45 (estimada) elevation-gain-icon1.152 m elevation-loss-icon1.152 m calendar-icon10/01/2016
user-imageItziar Lazurtegi 5,34 Kb.
desde pk 644 direccion Canfranc Estacion calendar-icon13/09/2007
distance-icon17,806 Km duration-icon08:54 elevation-gain-icon1.830 m elevation-loss-icon1.830 m calendar-icon13/10/2006
user-imageGuruzu 33,06 Kb.

comment-iconComentarios

  • item-iconOscar Elorza Villanueva
    El 5 de agosto de 2009
    Ascensión clásica desde Villanua.Dura en cuanto a desnivel pero más corta de lo que pensábamos en cuanto a tiempo empleado.Panorámica impresionante desde la cima.