Ir arriba

Montaña Blanca (599 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
08/01/2010
Modificado
08/01/2010
13
Entre el macizo de Famara y Los Ajaches, la parte central de Lanzarote alinéa una cadena con los volcanes más elevados de la isla. Guardilama (603 m) y la Montaña Blanca (599 m) son los más notables de todos ellos. Este último domina el entorno de Arrecife, capital de Lanzarote, y que dista a unos 8 Km. de la cima. También es bien visible desde los turísticos centros turísticos de Playa Honda y Puerto del Carmen.

Entre Conil (305 m) y San Bartolomé (272 m) podemos destacar: Guatisea (544 m), con su importante caldera semicircular abierta hacia el N., Montaña Blanca (599 m), que es la cumbre que aquí nos ocupa y la montaña Tersa (503 m), con su cráter, abierto, esta vez, hacia levante. Además de los señalados podemos citar al E. de San Bartolomé, la montaña Mina (444 m), que también alberga antenas y un parque eólico en su modesta cumbre. Todas las elevaciones citadas poseen sencillos accesos desde las poblaciones colindantes y permiten visitar algunas de las antiguas calderas donde tuvieron lugar las erupciones pretéritas.

Desde las Vista de Tías

Iniciamos la ascensión en las inmediaciones del Km.3 de la carretera LZ-35, lugar conocido como las Vistas de Tías (268 m). En ese punto arranca una pista que tras cruzar hacia la vertiente N. asciende hacia las antenas que coronan la Montaña Blanca (599 m). Más breve es remontar directamente el empinado cono volcánico (W) ganando altura por graveras y superando la costras calcáreas que, desquebrajadas por la erosión, tapizan la parte superior de la montaña. Se sale entonces a una cruz (532 m) que da vista hacia Montaña Blanca (255 m). Prosiguiendo por la loma se alcanza entonces en suave recorrido la cumbre de Montaña Blanca (599 m), levantada sobre una caldera de 360 m. de diámetro.

Accesos: Vistas de Tías (1h).

Catálogos

Imágenes

Comentarios