Ir arriba

Zarza, Pico de la (812 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
15/06/2008
Modificado
15/06/2008
La península de Jandía constituye el extremo S. de Fuerteventura. Queda enlazada al resto de la ínsula por una lengua de unos 4,3 Km. de longitud que recibe el nombre de Itsmo de la Pared. Este paraje, acogido dentro del parque natural de Jandía, es un destacable entorno desértico con formaciones dunares y un paisaje de tintes saharáuis en las inmediaciones del gran entorno turístico de la isla. Indicamos que la península fue en tiempos pasados una isla independiente.

Jandía es un gran espacio natural con varios ecosistemas notables sobre el que se asienta una red dispersa de establecimientos hoteleros y un único núcleo de población relevante: Morro Jable. El turismo, en su mayor parte extranjero, viene atraído por la bonanza de su clima, con una temperatura media anual de 22º que se mantiene bastante constante a lo largo del año, salvo las ocasionales olas de calor procedentes del continente africano que pueden elevarlas considerablemente en momentos concretos del verano. Los vientos alisios, que soplan desde el océano en dirección NW se calientan al toparse con la cordillera montañosa que se vertebra entorno a la península. Al enfriarse en altura, en general, por encima de los 500 m. de altitud, la humedad retenida condensa bruscamente formando una larga cortina nubosa bien visible desde la línea costera. Es posible que durante una estancia de una semana, las montañas de Jandía permanezcan bajo la niebla no permitiendo observar los picos, mientras que en las playas de Morro Jabla reina un sol implacable. Sin lugar a dudas el turismo playero debe mucho a estas montañas que forman un escudo protector ante los Alisios.

El viento es una constante en la isla. A veces sopla con cierta intensidad durante días. El nombre de Fuerteventura nos debe dar una idea de ello. El fenómeno se debe a las grandes diferencias de temperaturas existentes entre la tierra y el mar, lo que origina corrientes de aire importantes. En general, la temperatura del agua del mar suele ser inferior que la tierra. En tales casos se forma un viento marítimo que alivia considerablemente la sensación térmica, por lo que en las playas se pueden disfrutar de temperaturas soportables. En las primeras y últimas horas del día, la temperatura de la tierra suele ser inferior a la del mar, generándose un flujo de aire en sentido opuesto, o sea desde la costa hacia el océano, lo que suele ser aprovechado por los aficionados a las distintas modalidades del Surf, un gran atractivo para los practicantes de este deporte.

Resumiendo podemos indicar que aunque Jandía es una territorio reducido, dispone de diferentes componentes climáticos. En las alturas más elevadas pueden persistir las nieblas. En la vertiente NW de la sierra, expuesta a la circulación de los Alisios también se forma nubosidad, mientras que en la vertiente opuesta, a lo largo del cordel turístico de Morro Jable, el sol se hace presente, incluso cuando otras partes de la ínsula se encuentran cubiertas.

La playa del Cofete, en la vertiente NW del macizo de Jandía es uno de los grandes atractivos naturales de la isla. Es un arenal muy extenso al que no llega el asfalto aunque si las pistas circulables desde Morro Jable ( 16 Km. ). De este lugar recóndito se dice que fue refugio de nazis huidos, de desertores, ..., donde vivían en paz, exclusivamente de la pesca, sin miedo a ser encontrados. El que recuerde la escena de la película del "Planeta de los Simios", en la que el militar americano protagonizdo por Charlton Heston se arrodilla en la playa al encontrar un pedazo de la estatua de la libertad, deberá saber que se rodó en la playa del Cofete.

Sobre la vertiente opuesta de la cordillera de Jandía los espacios más destados son el ya citado Itsmo de la Pared, un verdadero enclave desértico en la isla ( en algunos aspectos similar al paruqe natural de Corralejo ), el Saladar de la Playa del Matorral, y las propias playas de Morro Jable, de aguas turquesas y fina arena blanca que se comparan con los mejores arenales caribeños.

El macizo montañoso de Jandía se extiende de forma algo curva en dirección W.-NE elevando las mayores alturas de la isla: Montaña Aguda ( 446 m ), cerca de la Degollada de Agua Oveja ( 221 m ), paso natural hacia la Playa de Cofete Fraile ( 686 m ), escarpado risco entorno a la Degollada de Cofete ( 347 m ), Pico de la Zarza ( 812 m ), máxima atura de la isla que sustenta el vértice geodésico de Jandía, Morro del Jorao ( 636 m ), sobre el valle de los Canarios. Las ascensiones discurren por la vertiente S., partiendo de los núcleos turísticos: Mal Nombre, Esquinzo, Piedras Caídas, Vinamar, Morro Jable. En general discurren sobre las largas pero suaves lomas que separan los barrancos, que de forma paralela, descienden hacia el litoral: Barranco de Mal Nombre, Barranco de Esquinzo, Barranco Butihondo, Barranco Vinamar, Valle del Ciervo, etc. Una curiosidad es que las terminaciones en el mar de todos estos barrancos ( las llamadas bocas ) puede ser enlazada caminando por la playa, de tal modo que podemos iniciar los recorrridos en la misma orilla y desplazarnos de una boca a boca mediante magníficos paseos playeros al arrullo del oleaje.

Desde Vinamar (T2)

Al inicio del Valle de Vinamar existe un campo de Golf. Por encima del mismo (N) se eleva la loma de Talahijas ( 242 m ) por donde tiene lugar la ascensión, la más sencilla y evidente para llegar al Pico de la Zarza ( 812 m ) desde el entorno de Morro Jable.

Desde la Playa del Matorral ( 2 m ) saliendo en dirección a Puerto del Rosario, antes de llegar al núcleo hotelero de Piedras Caídas, existe una rotonda con una avenida ascendente al núcleo urbano de Vinamar. Al final de esa avenida, se puede ascender un talud de tierra a lo alto de un depósito de aguas ( 180 m ). Se puede, igualmente, llegar a este depósito tomando en la referida avenida una calle que, tras pasar tras un hotel, traza una marcada curva a la derecha, deja a la izquierda un ramal descendente hacia el campo de Golf, para depositarnos en la pequeña glorieta situada tras el edificio de aguas ( 180 m ).

En la parte trasera del depósito una amplia pista zigzagea inicialmente para ganar rápidamente la cima de Talahijas ( 242 m ). Tras perder algo de altura ( 194 m ), prosigue la marcha (N.NW) por lo alto de la cuerda divisoria del valle de Vinamar y el barranco Valhuelo de la Cal. Más arriba la pista se mantiene ligeramente a la izquierda de la citada divisoria y finaliza en la pequeña degollada de Vinamar ( 555 m ), para dar paso a un sendero bien trazado y perfectamente habilitado. Al aproximarnos a la cima aparecen incluso escalones. Al final se penetra en una zona vallada. Al salir de la misma se corona de inmediato la cima del Pico de la Zarza ( 812 m ), sobre la que existe un vértice geodésico y restos de una instalación meteorológica.

Desde la Playa del Matorral (T2)

En la Playa del Matorral ( 2 m ), tomaremos como referencia el Faro. Subiendo a la parte alta de la urbanización de hoteles y apartamentos, manteniéndonos en la línea del mencionado faro, encontraremos el arranque de una pista ( 56 m ) que asciende hasta un gran repetidor ( 398 m ) bien visible en lo alto de Morro Jable.

Alcanzadas las instalaciones de Telecomunicaciones ( 398 m ) descender ligeramente ( 381 m ) y continuar sobre la senda que atraviesa el pequeño pico de Tehera ( 448 m ) para avanzar (NW) por terreno más pedregoso para enlazar con la cabacera del barranco del Cavadero ( 433 m ). Ahora debemos remontar (N) una ladera pedregosa donde algunos hitos nos podrán servir de guía. Se corona, entonces, la antecima oriental del Morro del Cavadero ( 739 m ). Prosiguiendo la marcha sobre la cresta (NW) llegaremos a la cumbre occidental y principal del Morro del Cavadero ( 753 m ) que ofrece una panorámica a vista de pájaro sobre la Playa de Cofete. Nos encontramos a tan sólo 2,5 Km. de la línea de rompiente de las olas.

Perdemos altura (NE) manteniéndonos cerca de la cresta a la degollada de Hierba Huerto ( 663 m ), desde donde se trepa a la escarpada cima del Pico de la Palma ( 745 m ). Sin apenas descenso se avanza por terreno abrupto pero sin dificultad en particular, y cruzamos una alambrada ( por debajo ) antes de alcanzar la cumbre del Pico de la Zarza ( 812 m ).

Desde Esquinzo (T2)

Desde el núcleo turístico de Esquinzo ( 37 m ) salir hacia su extremo occidental para localizar un amplio paso por debajo de la autovía y que permite penetrar en el valle de Butihondo. Una amplia pista lo recorre en su parte baja. En la primera bifurcación desviarse hacia la izquierda (SW) para alcanzar una escombrera ( 162 m ) situada en la parte trasera de la Montaña Aguda ( 262 m ). Esta pequeña cumbre, bien visible en lo alto de la zona de Esquinzo, se puede alcanzar desde este lugar fácilmente mediante una pequeña senda que desemboca en el vértice geodésico ( 262 m ).

Desde la escombrera continuando en dirección contraria una pequeña senda remonta la amplia lomada y cruza la vasta cima del Morro de la Calderita ( 308 m ). Desde ella se desciende ligeramente ( 297 m ) y se continúa sobre el cordal, ligeramente accidentado en la pequeña punta del Castillejo de la Pila ( 405 m ). Seguidamente el terreno se vuelve más fácil de tranisitar y se enlaza con la pista del depósito de Aguas de Vinamar ( 470 m ). Ahora se continúa por ella, manteniéndonos ligeramente a la izquierda de la divisoria hasta la Degollada de Vinamar ( 555 m ). El carril da paso al sendero que permite coronar con facilidad la cumbre del Pico de la Zarza ( 812 m ), techo de la isla de Fuerteventura.

Existe otra alternativa. Desde Esquinzo ( 37 m ) saliendo hacia la autovía a Puerto del Rosario, se puede cruzar bajo ella y situarnos en una pequeña planta potabilizadora de agua ( 121 m ). A la izquierda de la misma remontar la amplia loma (NW) y seguir por ella. El obstáculo más reseñable es El Castillejo Alto ( 573 m ), una pequeña cima accidentada sencilla pero incómodo tránsito. Tras el descenso ( 531 m ) se remontan las pendientes que desembocan en el Pico Mocán ( 801 m ).

Descender (SW) cerca de la cresta a la degollada de Esquinzo ( 777 m ) para superar, finalmente el Pico de la Zarza ( 812 m ).

Desde Mal Nombre (T2)

Entre el Valle de Esquinzo y el Valle de Mal Nombre queda la Divisoria de la Aguililla, también muy fácil de seguir. Tras alcanzar la montaña de la Aguililla ( 324 m ) se cruza la Degollada de las Bobias ( 302 m ), los pequeños Risco Placeres ( 312 m ), Risco de las Tabaibas y Risco de las Gamonas ( 382 m ) para avanzar hacia el Morro del Puerco ( 584 m ) que permite desembocar en la cresta NE del Pico Mocán ( 801 m ). Tras subir a este último y perder altura a la degollada de Esquinzo ( 777 m ) se llega al Pico de la Zarza ( 812 m ).

Accesos: Vinamar ( 2h 30 min ); Esquinzo ( 2h 30 min ); Mal Nombre ( 3h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios