Ir arriba

Agudo (494 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
03/11/2016
Modificado
03/11/2016
1

A pesar de su reducida altitud, es la montaña más alta de la costa de Sotavento de la isla de Fuerteventura. Es una montaña salvaje, situada cerca de la costa E de la isla, en el mismo paralelo de la ciudad de Pájara, entre las localidades costeras de Las Salinas (en la Caleta de Fuste) y la playa de Pozo Negro. Pero no presenta ningún camino de acceso, ni hemos encontrado referencias de su ascensión, así que hemos elegido un itinerario lógico, bonito y relativamente corto, partiendo de la carretera FV-2, que le circunda por el N y por el W. Vamos a recorrer una cresta que primero va en dirección N y luego E.

Saliendo de la Caleta de Fuste hacia el S, seguimos la FV-2 hasta pasar el cruce con la carretera que viene de Antigua, aparcando al borde de la carretera, un poco después del km 24. Hay una zanja  en la que se interrumpe la alambrada que rodea el monte, para evitar que se escapen las cabras. Allí comienza un murete de piedras  que se dirige derecho hacia el monte.

Desde el km 24 de la carretera FV-2

Desde la carretera (120 m) subimos a derecho, dejando a la izquierda el murete y después un mojón pintado de blanco. Subimos un pequeño montículo y vamos tirando hacia la derecha (E), para acceder a la cresta una vez pasado un cortado que se ve complicado. El terreno es de piedra suelta, bastante incómodo, pero la subida no presenta ningún problema técnico. Alcanzamos la cresta cerca de un cairn muy fotogénico y cambiamos de dirección, girando en ángulo recto hacia el N.

Después de pasar un vértice intermedio llegamos al morro del Recogedero (375 m) (0,40), con vértice geodésico. La cresta desciende, tomando dirección E, pero no está muy clara, por lo que vamos avanzando a bastante altura, bordeándola lo más alto que podemos, por la ladera S. Hay que hacer varias trepadas antes de volver a conseguir la cresta.

Hemos dejado a la izquierda una primera cota de 406 m y después de atravesar una segunda cota llamada  morros del Valle Sise (406 m) (1,10) seguimos la cresta, al lado de un murete de piedras. Bajamos a una última degollada a 391 m y subimos por la arista, entre la cara S, que está seca, y la cara N, húmeda por el relente y con abundante musgo.

Llegamos así al vértice de la Atalaya del Monte Agudo (497 m) (1,30), con una base redonda de cemento bastante degradada. Las vistas son muy extensas, ya que es un terreno muy pelado. Se podría seguir desde aquí la travesía yendo hacia el E, por una cresta muy larga que va descendiendo muy suavemente hasta las lejas Casas de las Salinas. Alternativamente podría seguirse la cresta que baja en dirección SE, más accidentada y con mayores desniveles que lleva hacia la playa de Pozo Negro.

Hacemos la vuelta por la misma cresta de subida (degollada 391m, cota 406 m, cota 406 m, degollada 332 m, cima 375 m, cairn fotogénico, bajada de la cresta) en 1 h 10 min.

El recorrido ha resultado mucho más duro y exigente de lo que se preveía y lo hemos hecho a la carrera, por lo que habrá que calcular tiempos mayores para un paso normal.

Accesos: km 24 de la FV-2 (1 h 30 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios