Ir arriba

Castell de Sant Alis (1.678 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
remove-icon
Josep Pérez Tomás
arrow-iconFecha Alta
16/10/2013
arrow-iconModificado
16/10/2013
La Serra del Montsec se despliega a lo largo de 40 Km. a caballo entre Aragón y Catalunya. Domina desde más de 1.000 m los valles de Àger y Meià y, gracias a su altura y posición retrasada respecto al eje pirenaico, goza de amplias vistas sobre las grandes cumbres de la cadena axial.

El Montsec se divide en tres macizos diferenciados seccionados de N. a S. por los ríos Noguera Ribagorçana y Noguera Pallaresa. El primero de ellos talla el espectacular Congost (garganta) de Mont-Rebei ejerciendo de límite entre Huesca y Lleida y separando el Montsec d’Estall del Montsec d’Ares, mientras que el segundo forma el desfiladero de Terradets que separa a su vez el Montsec d’Ares del Montsec de Rúbies.

Sant Alís (1.676 m) es punto más elevado del Montsec d’Ares y una de las cumbres más prominentes de península. Los principales itinerarios de subida parten de Sant Esteve de la Sarga por el Norte y de Àger por el Sur. Una pista asfaltada comunica las dos vertientes de la Sierra a través del estratégico Coll d’Ares (1.501 m), permitiendo el acceso en vehículo tanto a las instalaciones del Observatori Astronòmic del Montsec, ubicado en el subsector del Serrat de la Corona, como al parking de la explanada de despegue de vuelo libre situado junto a los Miradores del Montsec. Hay que destacar que el Montsec es en la actualidad una de las mejores zonas de Europa para la práctica de Ala Delta y Parapente gracias a sus favorables corrientes térmicas y a los verticales acantilados que caen hacia el S. en dos grandes escalonamientos.

Desde el aparcamiento (1.586 m) se alcanza fácilmente la cima de Sant Alís en apenas media hora pero para quien quiera esforzarse un poco más hay otras opciones interesantes. La ruta balizada GR-3 (Sender Central de Catalunya) en su etapa entre Sant Esteve de la Sarga y Àger también cruza la sierra por el Coll d’Ares (1.501 m) por lo que puede utilizarse como acercamiento desde cualquiera de las dos poblaciones. En la vertiente meridional hay varios itinerarios señalizados que pueden combinarse tanto con la GR-3 como con algunos pasos y canales algo más comprometidos que franquean la muralla rocosa de manera sorprendente.

Desde Sant Esteve de la Sarga

En Sant Esteve (901 m), atravesamos el pasadizo de la calle central (S) y nos dirigimos hacia la ermita que da nombre a la población. Dejando el templo a la izquierda, entroncamos con una pista que transcurre a nivel inferior y seguimos por la derecha (SW) hacia cercano Barranc del Bosc o Barranc de Sant Esteve, donde se encuentran unas edificaciones (865 m).

Cruzamos el barranco y comenzamos el ascenso pasando junto a un antiguo lavadero realizado sobre la roca. Ahora sigue un tramo pedregoso algo confuso por lo que conviene ir atentos a las marcas del GR-3 y algunos hitos que señalan el camino. Más adelante, el sendero se vuelve más claro y remonta sin pérdida hasta el Col de la Pua (1.248 m)(1,05), donde enlaza con la pista asfaltada que lleva a la zona de despegue de vuelo ubicada en lo alto de la Sierra. Por la derecha, seguimos el vial unos 200 m y giramos a la izquierda (indicador) tomando un camino que asciende hasta el Coll d’Ares atajando las revueltas de la carretera (1.501 m)(1,40). Desde el collado ya podemos ver la cúpula del observatorio astronómico, que queda a poniente. Progresamos hacia el S., evitando por senda otro tramo de vial, y llegamos a un cruce donde topamos de nuevo con la carretera en el punto en que ésta comienza a descender hacia Àger (1.526 m)(señales). Por la izquierda (ESE) se llega enseguida a los Miradores del Montsec y al parking de la plataforma de despegue (1.558 m)(2,00). Un cartel de madera señala este lugar como Coll d’Ares aunque se trata de un error, al menos según la cartografía del IGN y del ICC.

Se puede continuar por una pista de tierra que va faldeando la sierra hacia el E. pero es más atractivo acercarse al filo del cordal y progresar por el borde de los acantilados hasta coronar la cumbre de Sant Alís (1.676 m)(2,30). Fenomenal panorámica sobre Guara, Perdido, Aneto, Pica d’ Estats, Cadí, el Valle deÀger…

Para el regreso, podemos variar el recorrido bajando unos metros hacia el S. hasta enlazar con una pista de circulación prohibida a vehículos no autorizados. Cruzando la barrera que cierra el paso, descendemos la pista íntegramente hasta llegar al Barranc del Bosc donde encontramos un cruce. Dejamos a la derecha el camino que va a Beniure (otro posible punto de partida) y continuamos por la izquierda hacia Sant Esteve. La vuelta completa puede costar unas 5 h.

Desde Àger

Partiendo del camping Badia de Àger (605 m), se toma el itinerario S.L.-C-8/Ruta 6 que asciende hacia la ermita de la Mare de Déu de Pedra (1.020 m, desvío a ermita) y prosigue (balizas) hasta la Font de Gabrieló (1.298 m). Poco antes de la fuente, en el Corral de Gabrieló, se enlaza con la GR-3 (1.301 m)(1,50).

Dejando a la derecha el camino a la ermita-refugio de Colobor (Ruta 6 Àger-Pedra-Colobor-Àger), se continúa por la izquierda (NW) y se alcanza la Pista Nova dels Montsecs o de la Graonada (1.335 m) que entronca poco después con la carretera que conduce al parking de los Miradores del Montsec (1.347 m)(2,00). Se sigue el vial hacia la explanada de despegue (1.558 m), atajando por sendero las últimas curvas, y se progresa como en el itinerario precedente hasta la cima (1.676 m)(3,00). Si se visita la ermita de la Pedra hay que contar con 15 minutos más, ida y vuelta, de recorrido.

Por el Pas de la Canal de l’Embut

Por el Pas de la Canal de l’Embut (no debe confundirse con la propia Canal de l’Embut que es una vía diferente): Situados en el cruce de la carretera de los Miradores con la Pista de la Graonada (1.347 m), se sigue ésta durante unos 2 km (E) y se llega a un ensanchamiento donde es posible aparcar (1.341 m)(0,00 en coche ó 2,15 caminando desde Àger). Desde este punto hay que ascender hacia el N. (hitos) por la pedrera de la izquierda y realizar después algunas trepadas (F) para alcanzar el borde superior de la muralla, a la derecha de la cima. En la parte final de la subida se cruza el Feixant del Montsec, una faja por la que también se puede progresar (W) hacia la cumbre.

Por la Canal de l’Embut (PD)

Ubicados de nuevo en el ensanchamiento de la pista de la Graonada (1.341 m), se deja la pedrera que baja del Pas de la Canal a la izquierda y se asciende en diagonal por el pinar (NE) hasta alcanzar la entrada de la Canal de l'Embut, donde hay que superar un paso corto en la pared de roca (II+)(1.495 m). Más arriba se encuentra otro paso más largo, equipado con una cadena, al que le sigue una travesía por el Feixant (W) y dos nuevos tramos de cadenas (al igual que en el caso anterior, también se podría continuar por el Feixant hasta alcanzar el filo de la sierra). Unas trepadas más sencillas al final del “embudo” permiten ganar la cresta para continuar hasta la cumbre de Sant Alís.

El Feixant (F+)

El Feixant es una faja absolutamente vertiginosa de unos 2 km de longitud que recorre los cortados meridionales del Montsec por debajo de la línea de cresta (E.-W.). Aunque teóricamente no tiene especiales dificultades técnicas, es muy estrecha en algunos tramos y terriblemente expuesta al vacío por lo que, además de no padecer vértigo, se precisa paso firme y cierta disposición mental para acometerla en su totalidad (un tropezón podría ser fatal). Se inicia al E. de Sant Alís y concluye en la Canal de la Xurulla o de l' Ignasi, por la que se puede ascender a la Collada de Colobor o bajar a la pista de la Graonada.

Tras estacionar el vehículo en la zona del camping de la Vall d’Àger, la senda GR-3 pasa pegada detrás del complejo citado. Esta senda nos transportara entre pistas y masías hasta el inicio de la senda a Colobó. Atrás dejamos el Colobó, la senda GR-3 nos conduce a la Cova d’en Rossell, construcción bajo una gran balma la cual están rehabilitando sin complejos económicos. La senda, ahora pista, en nada pasa por un barranco, momento de abandonarla y progresar por este barranco (alguna marca de pintura azul). Se trata de remontar dicho barranco, un primer escarpe rocoso nos corta el paso, pero se flanquea hacia la derecha y tras remontarlo volvemos al barranco (marcas de pintura azul). Más arriba otra señal (flecha) nos hace salir del barranco hacia la izq. y progresar en dura pendiente entre los pinos, así ganamos la pista intermedia del Montsec, nos encontramos en la vertical del sorprendente Embut, ya que el barranco que llevábamos es el desguace de l’Embut. (1,35).

Ahora en dirección este continuamos esta pista 1 km y un poco más, donde veremos una gran roca que parece querer descolgarse sobre la pista, es el punto donde abandonamos la pista (hito). Remontamos por algo de huella de paso, entre pinos y vegetación diversa, hasta un gran espolón rocoso, donde vamos girando a la izq. e ir al encuentro del inicio del Feixant. No está muy claro su inicio, más los hitos nos ayudarán (2,10).

Arriba la roca cambia de color, un tono más marrón, dos posibles sendas (fajas), pero la que debemos tomar es la más baja (hitos) y proseguir avanzando. Más adelante hay que prestar atención a los hitos para remontarnos a la faja superior por una corta trepada de 3 m. (hitos). Si diera el caso que lo pasamos de largo hay que dar marcha atrás hasta topar con el paso correcto (esta es la tónica en esta primera parte del Feixant, si se complica es que hemos errado, mejor dar marcha atrás). Una vez superado, progresamos por la faja la cual al poco otra corto destrepe (hitos) nos deja en el Feixant, donde ahora la parte más confusa ya queda atrás, y un grandioso panorama nos espera. Así avanzamos, con sabinas y bojes colgados al vacio, donde nos parecerá ser imposible el haber continuación, pero la hay, otra corta trepada (3 m.) y nos encontramos bajo los grandes paredones, donde las grandes balmas son lugar de reposo de cabras y buitres. Los buitres vuelan sobre nuestras cabezas, un poco más y damos vista del espectacular embut, si miramos atrás, nos parecerá imposible el haber pasado por lo que vemos.

Una gran roca corta el paso de la continuación de la estrecha faja, su posición forma un agujero por el cual no hay que pasar, si no más bien destreparla o flanquearla por la izquierda. Una estrecha faja de medio metro tiene este tramo, el cual cruza todo l’embut, más parece casi imposible el poder progresar por aquí, pero con paso firme y la mente clara avanzamos con un gran ambiente, esto ya hace un buen tramo que lo tenemos asegurado. Así llegamos a su centro, donde unos bojes nos cortan el paso, más la balma hace agacharnos casi a cuatro patas. Tras soslayarlos damos vista de un corto tramo de cadenas en medio del embudo (vía de l’embut). Decir que puede servir como vía de escapatoria hacia la pista. Proseguimos, la estrecha faja nos remonta a un saliente a modo de mirador, donde más a delante otro sector de bojes nos complica un poco el avance. Arriba existe otro tramo de cadenas el cual nos dejaría en lo alto del Montsec, es la continuación de la vía de l’embut. Tras dejar atrás el tramo de bojes, al poco topamos con otra escapatoria, el Pas de la Canal de l’Embut.

A partir de ahora avanzamos sin problema ninguno, ya que la faja es mucho más amplia y sin perdida alguna. Arriba unas curiosas cabras nos miran sorprendidas, así salimos a un “collado” donde remontamos los metros finales hasta la amplia cumbre de Sant Alís ( 1.678 m )(3,30). Hemos recorrido dos grandes y esplendidos km. por este Feixant del Montsec, donde la adrenalina ha estado a flor de piel durante muchos momentos, pero también hemos sido seducidos de un gran ambiente montañero.

Accesos: Sant Esteve de la Sarga (2h 30 min); Àger (3 h).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconRafael Bartolomé
    El 23 de julio de 2014
    cumbre bastante interesante que además se puede hacer en el día mientras la familia está en la playa en la costa daurada (algo más de 2h de coche). de la pista de la ermita de colobor también hay otra canal oriental marcada con hitos y pintura azul que lleva al collado de colobor, aunque la cima aún queda a casi 2km. la cumbre además está entre las 100 cumbres más prominentes de la península ibérica según el libro de j.martínez hernández