Ir arriba

Montenegro (1.710 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
arrow-iconFecha Alta
12/09/2017
arrow-iconModificado
12/09/2017

Es la última montaña alta de Sierra Nevada por el oriente y se distingue desde muy lejos, sobresaliendo en la depresión de Almería. Está incluida dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, del que supone el punto más al este. (Como hay fundadas razones a favor de cada uno de los dos nombres: Montenegro y Galayo, elegimos llamarlo con el nombre compuesto de los dos.)

Dejamos la autovía A-92, que va de Almería a Guadix, al llegar al pueblo de Abla. Allí tomamos la carretera AL-3404 que va a Ohanes introduciéndose en la Alpujarra almeriense. Empezamos pasando por la blanca ermita de los Santos Mártires (que se llamaban Apalio, Isacio y Crotacio) y subimos al puerto de Santillana (1.340 m, sin ninguna señal). Seguimos por la carretera, bajando hasta el km 16, en una curva muy característica al pie del monte, donde está la entrada a la Finca Santillana, que es el único lugar bueno para aparcar, y que curiosamente en el mapa figura como Puerto de Santillana. (Bajando otros 3 km por la carretera llegaríamos al santuario de la Virgen de Tices, de gran devoción en la comarca).

Desde la Finca Santillana

Saliendo cerca del portalón de la finca (1.234 m), dejamos en seguida la carretera y subimos en dirección ESE, prácticamente en línea recta, enfilando hacia la cumbre, que se ve desde abajo.

No hay camino, mejor dicho, hay cientos de cortos senderos horizontales, abiertos por las cabras que se comen todo en la ladera W de la montaña. En seguida nos olvidamos de la cresta, a la izquierda, que está más cerrada, y subimos paulatinamente buscando el mejor paso entre el matorral muy bajo que cubre el monte, y que no ofrece obstáculos. Se va viendo el santuario de Tilces cada vez más abajo.

Al mirar la punta, parece que está siempre igual de lejos, pero el altímetro va certificando que subimos con regularidad, por en medio de una masa de plantas aromáticas (romero, tomillo, etc), de olor penetrante. Las botas, la ropa, la mochila, todo termina oliendo a planta aromática.

Complementando el GPS vamos buscando siempre un hipotético sendero -que no dura nada- y fijándonos en posibles referencias para la bajada: un grupo de piedras a modo de pequeño menhir, un barranco seco, una ladera descarnada, unos bloques de rocas que destacan encima de la cresta, un bosquete de encinas...

Al cabo de 1 hora 45 min, subimos una pequeña pedriza que nos deja al pie de las rocas del cerro del Galayo. Lo bordeamos dejándolo a nuestra izquierda para subir primero al vértice geodésico de Montenegro (1711 m). El panorama es inmenso a los cuatro costados: al N Calar Alto (sierra de Filabres), al E Colativí (sierra de Alhamillas), al SE sierra de Gádor, al SW sierra de la Contraviesa, y al W Sierra Nevada.

El punto más alto, el cerro del Galayo (1715 m) (2,00) son unas cuantas rocas lisas, sin ninguna indicación.

Como la cresta se ve muy cerrada, retomamos para la vuelta el mismo camino utilizado para subir. Las referencias que habíamos cogido no sirven para nada y tenemos que tirar de GPS para buscar la bajada por sitio conocido. Podemos calcular 1h 30 min de bajada.

Accesos: Finca Santillana (2h).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios