Ir arriba

Bellostegi (792 m)

remove-icon
Javier Urrutia
remove-icon
Santi Usabiaga Elgarresta
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
15/02/2017

Cumbre de la sierra de Aizkorri, en la margen izquierda del barranco de Arantzazu. Este modesto pero impresionante peñón es perfectamente visible desde Arantzazu ( 731 m ) pues queda justo enfrente al otro lado del barranco. Posee una cruz en la cima.

Se puede subir siguiendo la incómoda cresta que lo une al Erbizkun ( 864 m ). Por el Norte no hay posibilidad alguna debido a lo abrupto de sus vertientes. Por la vertiente Sur, un buen punto de ascensión es Begiolatza ( 670 m ). Desde Arantzazu ( 731 m ) podemos llegar a este lugar descendiendo al barranco por una senda que nos dejará en el desfiladero ( 600 m ) entre Bellostegi ( 792 m ) y Aitzabal ( 766 m ). Pasando el desfiladero se llega a Begiolatza y por la vertiente Sur a la cima.

Arantzazu

Según el historiador Esteban de Garibay y Zamalloa (1571) hacia el año 1.469, se le aparece sobre un espino verde, La Virgen María a un pastor de la casa Balzátegi en las laderas del monte Aloya (Aloña). Un historiador actual, el Padre Adrián de Lizarralde, confirma la existencia del mencionado caserío y en su investigación en los archivos de Oñate, saca a la luz documentación que atestigua la existencia de dos Rodrigos de Balzátegi, padre e hijo que el año 1489, entregan treinta y dos maravedíes para la construcción de una calle en la localidad. Igualmente, el estudio realizado sobre la imagen de La Virgen María, la enmarca dentro de las denominadas imágenes góticas que el Padre Adrián de Lizarralde, la sitúa en el siglo XIII.

El año 1514 la Rota Romana, falla a favor de los Franciscanos contra los Dominicos y les da la posesión y cuidado del lugar. Unos años más tarde, a principios de 1522 pasa por el lugar, San Ignacio de Loyola una vez recuperado de sus heridas de la batalla de Pamplona y camino de Montserrat.

Desde su construcción hasta nuestros días, el Santuario padece tres grandes incendios, en los siglos XVI, XVII y XIX (1.834). a finales de este último, comienza la restauración coincidiendo prácticamente con la canonización de la Virgen (1886) y en 1913 es declarada Patrona de Gipúzkoa.

La Basílica actual, se comienza a levantar el año 1.951 sobre la que se había reconstruido a finales del XIX a fin de acomodarla a los nuevos tiempos. El diseño es adjudicado a los arquitectos madrileños Sáenz de Oiza y Luis Laorga y en ella intervienen artistas de primerísima línea de la época. La escultura de la fachada es de Jorge Oteiza, la pintura del ábside de Lucio Muñoz, las puertas de Eduardo Chillida, fray Javier María de Eulate diseña las vidrieras y Néstor Basterretxea decora la cripta.

El exterior de la edificación es de piedra caliza tallada en punta de diamante, sobre la que sobresalen tres torres del mismo material, la más elevada llega hasta los 44 metros, las dos inferiores están situadas en los laterales de la portada. En esta destacaremos el friso de Oteiza con sus catorce figuras de piedra y las puertas de hierro de Eduardo Chillida.

Interiormente la Basílica cuenta con una superficie de 1.200 m2, donde podemos destacar la luminosidad, sonoridad y visibilidad, carece de columnas y la bóveda está recubierta de madera. El ábside de 600 m2 fue decorado por Lucio Muñoz junto al pintor Joaquín Ramos y el escultor Julio López, La Virgen está ubicada en el centro del retablo. La cripta, como ya hemos indicado, fue la base sobre la que se edifico la nueva basílica, Néstor Basterretxea inicia en 1.952 la decoración pero por discrepancias con los frailes, queda paralizada y borrados los bocetos con agua y jabón, veinticinco años más tarde, se inauguran las nuevas pintura que no tienen nada que ver con las anteriores, al llegar a un acuerdo los frailes y el artista el año 2009.

Accesos : Arantzazu ( 1h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconRené Otaegi Bichot
    El 25 de enero de 2016

    Ascensión realizada el 24/01/2016 con Asier Urrutia, Juan Jaime y Txemi Pérez tras haber ascendido a Aitzabal. Desde esta cumbre bajamos otra vez a la carretera y siguiendo esta -un cartel marca Bellostegi- llegamos a unas edificaciones desde donde se sube a la cumbre por una ladera bastante más limpia que la de Aitzabal. Espectaculares vistas sobre Arantzazu, en este invierno tan calido y seco.

  • item-iconElena Sandoval Ribera
    El 27 de abril de 2011
    Hoy hemos subido a Bellostegi desde Arantzazu bajando al barranco. Un dia fenomenal. Agur gero arte.