Ir arriba

Ratlla (626 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
31/10/2020
Modificado
01/11/2020
11

La sierra de Corbera limita por el sur los llanos cultivados del curso bajo del río Xuquer/Júcar y el extenso humedal del Parque Natural de la Albufera de Valencia. Se trata de la primera elevación montañosa de relevancia al sur de la ciudad del Turia; sus perfiles abruptos se alzan 600 metros sobre las llanuras circundantes, creando una prolongada barrera que se extiende en dirección NW-SE a lo largo de casi 20 km, en paralelo al litoral mediterráneo, entre las comarcas de Ribera Baixa (Sueca) y Ribera Alta (Alzira); la máxima altitud de la sierra de Corbera se alcanza en la cumbre de Ratlla (626 m).

Con algunas indefiniciones toponímicas, de difícil explicación tratándose de cumbres objetivamente relevantes y destacadas en el paisaje, enumeramos de W a E las cotas más importantes de la sierra: Tallat Roig (393 m), Cavall Bernat (587 m), Creu del Cardenal (542 m), Les Orelles d'Ase (589 y 584 m), Llom del Matxo Flac (585 m), L'Ouet (528 m), La Ratlla (626 m), Puntal del Massalari (599 m) y Les Creus (542 m).

A poniente del Puntal de L'Ouet (528 m), que conserva un antiguo observatorio forestal de forma semiesférica, la sierra se encrespa en una serie de picos altivos de perfil impresionante, con crestas aéreas y aristas afiladas, sin grandes dificultades técnicas, pero reservadas a montañeros experimentados en este tipo de terrenos. Al E de la simpática cúpula que da nombre a la cima de L'Ouet, por el contrario, la sierra se resuelve en lomas más amables que se elevan sin dificultad hasta la cumbre de Ratlla (626 m), techo del sistema, rematado por el desaparecido vértice geodésico denominado Raya en la terminología particular del IGN. En un collado a oriente de la cima, entre las cotas de Els Germanells y Massalari, se alza un estilizado mojón de piedra conocido como Piló dels Quatre Termes, que señala el punto común a los términos municipales de Alzira, Benifairó y Tavernes de la Valldigna, quedando a corta distancia el límite con Favara.

Con una superficie protegida de 4820 ha, la ZEC Serra de Corbera forma parte de la Red Natura 2000, junto al resto de espacios naturales del sureste del territorio valenciano incluidos en el listado de zonas de especial conservación de la UE (Sierras de Mondúver y Marxuquera, Marjal y Dunas de la Safor, Serra de la Safor, Parc Natural de l'Albufera, el río Júcar y su llanura aluvial y el Cap de Cullera), generando un extenso territorio de alto valor natural en la proximidad de algunos de los núcleos núcleos más densamente poblados de la Comunidad Valenciana.

Paratge Natural Municipal "La Murta i La Casella"

En el interior de la ZEC Serra de Corbera, a petición del ayuntamiento de Alzira, la Generalitat valenciana creó el "Paratge Natural Municipal La Murta i La Casella", que protege una superficie aproximada de 765 ha; el acuerdo de 5 de noviembre de 2004 del Consell de la Generalitat justifica la declaración en los siguientes términos:

"El Paraje Natural Municipal la Murta y la Casella se localiza en el término municipal de Alzira, en la provincia de Valencia. Las fincas de la Murta y la Casella, situadas en el ámbito de la Sierra de Corbera, poseen múltiples méritos para su declaración como Paraje Natural Municipal: ecológicos, paisajísticos, históricos y patrimoniales.El paraje es uno de los enclaves emblemáticos de la geografía valenciana, especialmente en lo que a su flora se refiere. Se encuentra sometido a un microclima muy favorable, con temperaturas suaves y un alto grado de humedad. En estas condiciones se desarrollan unas formaciones vegetales con un alto grado de madurez, con la presencia de fresnos de flor, carrascas, espino albar, bosquetes de laureles, madroños, durillos y mirtos (murta), especie que da nombre a uno de sus valles. Existe una destacada presencia de numerosos endemismos de flora, al igual que de rapaces de alto valor ecológico como son el águila perdiguera y el búho real. Otros extremos de enorme interés son su patrimonio histórico y su potencial de uso y disfrute público, reflejado en los numerosos usos educativos, recreativos, de esparcimiento y de senderismo que posee el paraje."

Muchos años antes, el botánico Antonio Josef Cavanilles, en su obra "Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, Población y Frutos del Reyno de Valencia" (Madrid, 1795), en la narración de su visita a la localidad de Alcira, ya llamaba la atención sobre la singularidad de estos parajes de la Murta y la Casella:

"Este barranco (la Murta) y el contiguo de la Casella están en la parte occidental del monte de Corvera. Este monte corre por más de dos horas de oriente á poniente: empieza á una hora del mar, separado de los montes de Valldigna por la estrecha entrada del valle, y del monte de Cullera por el cauce del Xucar, y mas de una legua de tierras pantanosas. Los valles de Valldigna y Aigües vives empiezan en sus faldas meridionales, y en las raices septentrionales están los lugares de Favareta, Llaurí y Corvera, habiéndose destruido otros que se llamáron Benihomér, Matada, Benihoquér y la Alcudiola de Alfandéc. La base de dicho monte tiene su mayor anchura en frente de Corvera, donde forma una curva hacia el norte: su cumbre es alta, desigual y erizada de picos: su naturaleza caliza como en los de Cullera y Valldigna...". (Antonio Josef Cavanilles: "Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, Población y Frutos del Reyno de Valencia". Madrid, 1795)

En la actualidad, el Paraje Natural Municipal de La Murta y La Casella y la totalidad de la sierra de Corbera, se cuentan entre los lugares más emblemáticos y apreciados de la comunidad valenciana para la práctica de actividades en la naturaleza. En el interior y en el entorno del espacio protegido se despliega una amplia red de senderos señalizados (PR-CV 303 "D'Alzira a La Casella"; PR-CV 304 "Pic de La Ratlla"; PR-CV 38 "Tavernes de la Valldigna-Font de la Sangonera"; GR 236 "Ruta dels Monestirs-Pas del Pobre"; GR 239 "Camino de Santiago de Levante"; GR 160 "Camino del Cid"; Sender "Via Augusta"); kilómetros de pistas forestales ciclables, fuentes y áreas recreativas fácilmente accesibles y variedad de hermosas cumbres y crestas, con recorridos y dificultades para todos los gustos, atraen cada fin de semana a numerosos aficionados de la cercana Valencia y de las localidades próximas, generando en días festivos cierta masificación en torno a los lugares más populares de la sierra.

Circular a La Ratlla desde La Casella

Hay que salir de Alzira en dirección E por la Avinguda José Gregori Furió, hasta localizar después de una rotonda la bifurcación presidida por un monumental panel cerámico que señala las rutas hacia La Murta (izq) y La Casella (dcha). Seguimos por esta última, dejamos a la izquierda el arco de entrada a la urbanización El Racó y continuamos por el estrecho camino asfaltado, frecuentado por ciclistas y peatones, señalizado con las marcas blancas y amarillas del PR-CV 303; tras un recorrido aproximado de 10 km desde el centro de Alzira, se alcanza el aparcamiento de la Font Nova, en el paraje de La Casella (170 m), inicio de la ruta a pie.

Dejando la pista que se adentra en el Valle de la Casella, un poste de señales del PR-CV 303 invita a continuar por la rampa asfaltada que trepa en breve hasta el bar La Casella, que dejamos a la izquierda para continuar (E) por la pista de tierra cerrada al paso de vehículos con una cadena. El carretil gana altura, rebasa un terreno vallado ocupado desde 1970 por una pequeña manada de ciervos procedentes de una antigua donación, y llega a la Casa Forestal (Caseta de Bono en los mapas del IGN)(0,15), donde comienza el PR-CV 304 "Pic de la Ratlla", cuyas balizas nos van a conducir sin pérdida hasta el techo de la sierra de Corbera.

Poco más adelante, un poste de señales marca el punto donde nuestro camino se separa del PR-CV 303, que prosigue por la pista hasta la Font del Barber, donde enlazará con el PR-CV 38 procedente de Tavernes de la Valldigna. Tomamos pues a la izquierda la senda que indica la dirección a La Ratlla, con los correspondientes ramales opcionales hacia el Mirador, L'Ouet y la Cova de la Galera. Obviando los desvíos señalizados a estos lugares de interés, el camino transita con escaso desnivel al pie de los farallones del Puntal de L'Ouet (528 m) y se abre paso hacia la oscura mole de La Ratlla, entre los arbustos que integran la típica garriga mediterránea: coscojas, palmitos, lentiscos, brezos, romero...

La moderada pendiente permite volver a menudo la cabeza para contemplar cómo emergen a nuestra espalda los ariscos picachos del sector occidental de la sierra, entre L'Ouet (528 m) y el Cavall Bernat (587 m); a nuestra derecha, al otro lado del barranc de La Casella, se alza la quebrada arista de la serra de Les Agulles (559 m). En el tramo final, donde la senda gana en intensidad, se agradece la ayuda de los bastones; el pilón geodésico que señalaba la cima de La Ratlla (626 m)(1,30) desapareció hace tiempo y fue sustituido por un hito de piedras apiladas sobre su base resquebrajada. La cima contaba también con buzón de firmas, que desapareció vandalizado en diciembre de 2017. Además del amplio horizonte de montañas, la panorámica hacia la línea costera desde Valencia hasta la lejana silueta del Montgó, sobre la bahía de Denia, es extraordinaria.

Para completar la ruta circular, abandonamos la cima siguiendo al SE el sendero, señalizado como PR-CV 38, que desciende sin dificultad un escalón rocoso hasta el collado con la doble cota de Els Germanells; se puede coronar el Puntal de Massalari (599 m) en menos de treinta minutos por las lomas. En caso contrario, localizamos la senda que desciende directamente al S hasta la pista de la Font del Barber (1,50), por la que se podría regresar al punto de inicio en un recorrido algo monótono. Resulta más atractivo acercarse a la cercana área recreativa de la Font del Barber (mesas y fuente) y seguir la señalización del PR-CV 303 que invita a introducirse en el barranc de La Casella.

Entretenido recorrido por el fondo del barranco abierto entre Les Agulles y la serra de Corbera, donde abundan las adelfas, los lentiscos, el mirto y los palmitos; la ruta puede hacerse incómoda y larga para las personas poco habituadas a caminar por terrenos pedregosos y agrestes. Las angosturas finalizan en la Font del Garrofer (3,00), hasta donde llega una amplia pista procedente del aparcamiento de La Casella, final del itinerario (3,20).

Acceso: Paratge Natural Municipal de La Casella, Alzira (1h 30 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios