Ir arriba

Mustallar (1.934 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
Fecha Alta
06/03/2007
Modificado
06/03/2007
Formando parte de la sierra de los Ancares, es la máxima elevación de la provincia de Lugo.

Desde Piornedo

En este poblado (1.080 m) que pudo ser museo etnográfico y está comercializado por el morbo de las pallozas compartidas por personas y animales, tomamos (E) un camino que atraviesa los prados y se interna (SE) en el Monte Acebais. Tras un paraje con grandes bloques el sendero desciende (S) a vadear el Río Piornedo. Siguiendo su curso entre los acebos de la orilla izquierda,
después de un trecho pedregoso desembocamos en la Braña de Piornedo, que cuenta con una cabaña pastoril (1.400 m) (1,00).

Al pasar de la pradera al terreno rocoso remontando el circo superior (E) alcanzamos la Golada do Porto (1.700 m) (1,45), donde el sendero cruza a la vertiente de Burbia. A continuación nos elevamos (S.SE) por una pronunciada cresta, evitando los derrumbres orientales, para coronar el Mustallar o Mostallar (1.924 m) (2,30).

Continuando por el cresterío (SW) se pasa al Pico de Lanza (1.876 m) que posibilita proseguir (N.NW) por la Sierra de Agulleiro, descendiendo de la Golada da Toca (1.598 m) a enlazar con el itinerario de ascenso en la cabecera del valle. De la Golada do Porto (1.700), accesible también por el Valle de Burbia, se alcanza además (NNE) Peñalonga (1.870 m).

Accesos: Piornedo ( 2h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios

  • item-iconFrancisco Rey Pedreira
    El 9 de noviembre de 2007
    SUBIDA AL MOSTALLAR (LUGO) DESDE BURBIA (LEON) Hola a todos los amantes de la montaña y la naturaleza en general. Quisiera comentaros y recomendaros, en unas breves líneas, y aprovechando esta magnífica página de montaña, la ruta que hice este septiembre-2007 en los Ancares, a la cima del Mostallar (1.923 m.). Vivo en A Coruña, con lo que desplazarme hasta el punto de salida, Burbia, en León, aunque me llevó dos horas y media en coche, valió la pena, lo malo es que para la vuelta a casa me esperaban otras dos horas y media de coche. Esta ruta la hice solo, ya sé que no se debe ir por la montaña solo, pero unos por una cosa y otros por otra, no éramos capaces de quedar para hacerla, con lo que decidí ir por mi cuenta, ya que se me acababa el verano y las vacaciones. No es la primera vez que hago rutas en solitario, y la verdad es que me encanta ir solo, aunque suene a peliculero, esa sensación de enfrentarse en solitario a la naturaleza y a los elementos es indescriptible, se tiene una sensación muy especial que para mi supera el peligro de tener algún percance. No os voy a recomendar ir solos por ahí, pero si tenéis la oportunidad de salir a alguna ruta en solitario, sabréis de lo que os hablo. (Bueno, de todas formas me cubro las espaldas dejando en casa un planito indicando por donde voy a ir, por lo que pueda pasar….). Al llegar a Burbia (León), os recomiendo dejar el coche en la zona del camping, ya que en el pueblo no hay muchos sitios donde dejarlo sin molestar. Desde allí ya comienza la ruta, atravesando todo el pueblo y por una pista amplia siguiendo el cauce del río Burbia y entre castaños centenarios que impresionan por sus dimensiones. Esta pista continúa durante unos cuantos kilómetros, y llegamos a través de impresionantes bosques de robles a una bifurcación que nos indica con carteles de madera que a la izquierda se va hacia los lagos y a la derecha hacia Mostallar y Cuiña. Cogemos el de la izquierda, la ruta de los lagos, ya que a la vuelta regresaremos por el otro. Ojo aquí a un detalle, y es que vamos a seguir un río, que algunos mapas le llaman Burbia, pero realmente no lo es, sino que es un afluente de éste. En unos kilómetros se termina la pista ancha, y atravesando el río por un puente de madera, comenzamos a introducirnos en el corazón de un bosque virgen que no nos dejará ver la luz del sol, plagado de robles, acebos y tejos. Este sendero es muy revirado y empinado, pero precioso de recorrer, además está bien señalizado con montoncitos de tres o cuatro piedras indicando la ruta. En unos kilómetros llegamos al final del bosque y nos encontramos con una cabaña de piedra que nos puede servir de refugio en caso de mal tiempo. Está completamente acondicionada para pasar la noche y cocinar en ella. A partir de aquí se acabó la arboleda y nos dirigimos, en poco más de un kilómetro, a los llamados lagos, que son unas pozas en donde nace el río que hemos seguido durante toda la ruta. En invierno y con nieve no se ven, ya que quedan ocultos por ésta. Desde aquí tenemos una excelente vista de nuestro objetivo, el Mostallar. Pero antes tenemos que dirigirnos hacia el pico Lagos, último escollo antes de atacar la ascensión final, que la haremos siguiendo las cuerdas que unen estos dos picos. Bueno, pues tras casi cuatro horas de ruta (eso sí, hecha con calma y sacando muchas fotos), nos encontramos en la cima del Mostallar a 1.923 metros de altura y con unas vistas de toda la cordillera de los Ancares difícil de igualar desde otro punto. Desde aquí se ve al fondo, mirando hacia León, el pueblo de donde hemos salido, Burbia, y a nuestra espalda Galicia, distinguiéndose fácilmente el sendero que hace la ruta hasta Piornedo, pero esa es otra historia. En la cima se puede aprovechar para comer tranquilos y reponer fuerzas extasiados con el paisaje, realmente impresionante, ya que todo lo que queda de vuelta es cuesta abajo, pero… muy exigente. Nos disponemos a comenzar el descenso de vuelta a Burbia, pero lo haremos por la vertiente contraria a la que hemos utilizado para la subida. Este inicio de bajada es muy empinado, siguiendo una alambrada que separa Galicia de León, y que impide que el ganado se caiga por los grandes acantilados que tenemos a nuestra derecha. Finalizado este primer descenso nos econtramos en un coyado entre Mostallar y Pena Longa, que es el monte que comienza a subir. La ruta sigue hacia abajo, pasando hacia el otro lado de la alambrada, hacia el acantilado, pero no os asustéis, hay un senderito, no muy marcado, que nos va llevando hacia el semi-valle que se ve abajo, que alcanzamos con cierta dificultad, pero nada imposible de hacer, salvo con nieve, que entonces si que se complica la cosa, haciéndose imposible de bajar. Llegados al semi-valle, cuidado aquí, ya que yo no era capaz de encontrar la ruta buena y me pasé más de media hora dando vueltas de un lado para otro intentando salir de allí, así que os explico como localizar el sendero bueno. A la izquierda y de frente, nos vamos a encontrar unos cerrados circulares de piedra, que se utilizaban para las colmenas de miel, caminamos entre ellas y al finalizar éstas, hay una enorme roca de frente a nosotros, de unos cuatro metros de alto, inconfundible, pues ahora creo recordar que a su izquierda, rodeándola, comienza un sendero que no tiene pérdida descendiendo entre un enorme bosque de robles. Perdonad que dude en esta roca, pero es que di tantas vueltas en esa zona que ya confundía todo, y ya me estaba planteando volver sobre mis pasos. Pero lo de esta roca no tiene pérdida, creo que era rodeándola a la izquierda, pero aunque fuese a la derecha, el sendero no tiene pérdida, ya que es el único que nos vamos a encontrar en la zona. Este tramo es muy similar al que utilizamos de subida por el otro lado, antes de llegar a la cabaña de piedra (¿Os acordáis?), un precioso bosque de robles que también nos impide ver la luz del sol por lo espeso que es. Este sendero desemboca en una pista amplia que nos lleva directos al cruce que nos llevaba a los lagos (que fue el de ida) y a Mostallar-Cuiña (que es el que seguimos ahora), y desde aquí sólo queda volver hasta Burbia, cansado, pero con una sensación de alegría indescriptible por la buena jornada que había vivido. Ésta no era la primera vez que subía al Mostallar, ya lo había hecho varias veces, pero siempre desde Piornedo (Lugo), que es una ruta muy bonita también, pero aunque me duela (la tierra siempre tira), he de reconocer que es mucho más bonita ésta desde Burbia. Siempre que subía a este pico, me fijaba en aquel pueblecito que se veía allá al fondo, perdido entre montañas y bosques y pensaba que algún día estaría allí para hacer esta ruta, y os puedo asegurar que el sueño cumplido ha cubierto con creces todas las expectativas que me había creado. En principio nada más, espero que os sean útiles las explicaciones por si queréis hacer la ruta algún día, y si necesitáis alguna aclaración, no dudéis en poneros en contacto con migo en: heavycuac@yahoo.es