Ir arriba

Tossal de Les Torretes (1.677 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
arrow-iconFecha Alta
23/03/2014
arrow-iconModificado
23/03/2014
La Serra del Montsec se encuentra entre las comarcas de la Noguera y el Pallars Jussà, y está dividida en tres partes (el Montsec d'Ares, el Montsec de Rúbies y el Montsec d' Estall) debido a que la cruzan dos grandes ríos, Noguera Ribagorzana y Noguera Pallaresa. Desde el punto de vista paleontológico los yacimientos del Montsec son más que notables. La Pedrera de Meià, descubierta hace dos siglos, figura entre los yacimientos más importantes del mundo y el estado de conservación de los restos fosilizados es magnífico. Se han encontrado restos de huevos y huellas de de dinosaurios y destaca el encuentro de un polluelo fósil de Cretácico, publicado el año 1997.

Pasado el puerto del Doll descendemos hacia la Baronía de St. Oisme, seguimos unos 4 Km. aproximadamente y así llegamos a la altura del puente donde se une la carretera que viene de Áger. Veremos a la izquierda una gran explanada donde podremos dejar el vehículo ( 320 m ). Cruzamos la carretera para tomar una pista en fuerte ascenso en dirección a los escarpados cortados del Montsec de Rúbies (E). Todo este tramo hasta la Portella Blanca es GR-1.

Este primer kilómetros es por la pista, pero pronto podremos coger unos atajos que acortaremos la pista descrita. Una vez abandonamos la pista la senda entra por un campo sin labrar que nos acerca a las ruinas de la masía de Cal Ginesta. El camino va ascendiendo de forma directa hacia la base de los imponentes paredones, pero lo encuentramos bastante destrozado por culpa de algunos motoristas sin escrúpulos. Dando vista al estrechamiento del Congost de Terradets y al conjunto del Montsec d´Ares , comenzamos la hermosa senda que va ascendiendo entre los paredones calizos. Este camino protegido con muretes de piedra en zonas casi verticales nos va elevando por lugares de vértigo.

La senda pasa por uno de los yacimientos paleontológicos del Cretácico Inferior, donde abundan los Crustáceos Decápodos de los yacimientos de calizas litográficas de la Pedrera de Meiá (Montsec de Rúbies, Lleida). Cruzamos la inclinada Pedrera de Meiá (0,45) donde hay dicha excavación profunda para la extracción de piedra o minerales ahora abandonada. La senda continúa por un gran valle inclinado (veremos el Congost de Terradets, ¡impresionante!) que separa las dos formaciones rocosas, es el Barranc de Rúbies cubierto por frondosos bosques de boj y carrasca, esta zona es muy agradable pues la senda transita entre el tupido bosque de boj donde no penetra el sol. Traspasado el barranco de Rúbies, damos con la senda que viene de la Font de les Bagasses, seguimos ascendiendo por los campos sin labrar (abandonados) donde ya tenemos a vista Rúbies.

La senda en lazadas nos acerca al pueblo abandonado de Rúbies (1.145 m)(1,30). Encaramos la Portella Blanca, una fuerte subida en terreno nada estable por la erosión deteriorado por el paso de motos de trial. Superado este tramo con un esfuerzo mayor del que normalmente ya es, la senda se vuelve más rocosa y en unas cuantas lazadas ganamos la Portella Blanca (1.404m)(1,55). Las vistas de la vertiente N. son fabulosas. seguimos por la amplia cresta (derecha) entre medio de Pinos y Boj estos primeros metros. Encontraremos algunos hitos, pero la tónica es ascender cerca de la cresta para ir dejando atrás la zona arbolada donde poco a poco solo encontraremos plantas Mediterráneas y roca. El ir superando altura cerca de la cresta nos da unas vistas por las dos vertientes espectaculares y vertiginosas por la Sur, ya vemos la cima a lo lejos con su punto Geodésico. Para llegar a él es llaneando o con un desnivel muy agradable de superar. Llegarmos entonces al Tossal de les Torretes (1.676 m), punto culminante del Montsec de Rúbies (2,30). Perfecta atalaya a 360º, simplemente impresionante las vistas que nos da esta modesta cota, pero gran cima. Desde la cara sur del Cadí hasta la zona de Vallibierna por el N. los llanos del Pla de Lleida-Noguera por el S., el Montsec d' Ares al W. y la montaña de Montserrat por el E., simplemente impresionante.

Si queremos ascender la segunda cota del Montsec de Rúbies, nos llevará unos 20-30 minutos,.Tendremos que perder gradualmente unos 50-60 m de desnivel; iremos encontrando algún hito, aunque no siempre tendremos la cima delante nuestro. El sendero que nos llevara a su cima tiene unas pequeñas marcas amarillas. Antes pasamos por un cuello (punto más bajo que descendemos) que será por donde realizararemos la vuelta, siempre que no queramos deshacerlo por lo hecho. Se llega entonces al Tossal de Mirapallars 1.672 m)(3,00).

Volvemos a descender al citado collado, para iniciar la bajada (S) por donde mejor podamos, algún hito, pero lo normal es no encontrar ni senda ni huella de paso los primeros 100-150 m de desnivel. Pero si que tenemos delante nuestro como referencia la pista que viene de Vilanova de Meià y que conduce al Pueblo de Rúbies. Descendidos los metros comentados, ya vamos llegando a campos sin labrar, donde iremos encontrando pistas usadas para las tareas agrícolas. En este punto es recomendable seguirlas en una larga diagonal (W) para ir superándolas y acercándonos a la pista general que lleva a Rúbies a entrar por una curva muy cerrada de la pista (la tendremos a vista casi siempre). Una vez en la pista principal la seguimos un Km. más o menos, y nos encontraremos un poste informativo, rectos a Rúbies 1,5 Km. (ya visible desde aquí) a nuestra izquierda hacia la pedrera de Meià 3 Km. esta es la que tenemos que seguir.

Primero nos tocara remontar una subida un poco larga pero no muy fuerte, para ir descendiendo por la pista asta que lleguemos cerca de la pedrera donde ya pasaremos por delante de la senda GR-1 (3,45) y por terreno conocido ya sólo nos queda descender hasta el punto de salida.

Accesos: Carretera C-13 (2h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 25 de marzo de 2015
    Otra ascensión interesantísima y de gran belleza es la que transcurre por la vertiente septentrional. El Camí dels 100 revolts es una preciosa senda con el sabor añejo de los viejos caminos, que asciende en cien revueltas a través de un frondoso bosque donde las encinas y el boj son predominantes hasta la ermita-refugio de Sant Salvador del Bosc. Esta ermita está enclavada en un espectacular paraje, la parte superior de un peñasco que se levanta unos 40 metros de la ladera norte de la sierra. La verdadera dimensión de el lugar se descubre prosiguiendo hacia el Tossal de la Torreta por la vieja senda. Es entonces cuando, al mirar atrás, vemos la espectacular ubicación de la ermita sobre la peña. La senda sigue señalizada hasta la Portella Blanca, entre robles de gran porte. Un poco antes de alcanzar el mítico paso hacia la vertiente meridional, coincidimos con la ruta descrita en la reseña, alcanzando la cima por lo alto de la sierra. Unas 3h 30 o 4h. pueden ser necesarias.