Ir arriba

Gabiñeira (654 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
30/01/2018
Modificado
07/02/2018
1

Gabiñeira o Alto da Groba (654 m) es el techo de la Serra da Groba y del conjunto de sierras que se ciernen sobre el litoral atlántico entre la ría de Baiona y la desembocadura del Miño, en la comarca pontevedresa de O Baixo Miño. Se trata de una vasta extensión de montañas graníticas, de perfiles alomados y pendientes suaves, a excepción de los flancos de las barrancadas formadas por los regueiros que descienden al valle desde las alturas, y de la propia fachada marítima occidental. La Serra da Groba ocupa la parte más septentrional del sector y forma una amplia plataforma amesetada, con varias cotas diseminadas de altitud pareja.

Además de la propia Gabiñeira (654 m), destacamos las cimas de Monte Salgueiro (643 m) y Lousado (614m), este último provisto de pilón geodésico, al igual que Corrubelo (599 m) y Campo do Couto (553 m) (en el Concello de O Rosal, en la vertiente oriental de Campo do Couto, aunque algo alejada de la cumbre tratada en la reseña, el precioso "Sendeiro dos Muiños do Folón e do Picón" permite conocer estos dos conjuntos de molinos de agua, escalonados en sendos barrancos por la ladera de la montaña, de impresionante valor etnográfico y estético). La nómina de cumbres importantes de esta extensa área del extremo SW gallego se completa con el Alto do Torroso (369 m), ya sobre la localidad de A Guarda; desgajada al S, controlando la desembocadura del río fronterizo con Portugal, se alza el promontorio de Santa Tegra (344 m), foco de masiva afluencia turística por sus características arqueológicas y paisajísticas.

La plataforma cimera de A Groba exhibe una superficie deforestada, ocupada por degradadas praderas que periódicos incendios estacionales, comunes a todas las áreas ganaderas cantábricas y atlánticas, intentan mantener libres de la invasión de zarzas y toxos. Los pastizales de A Groba sustentan, junto a los de las montañas del entorno vigués, una de las más numerosas cabañas de caballos libres de Galicia, tanto mestizos como de pura raza gallega; los caballos son los protagonistas cada verano de la tradicional "rapa das bestas", una ancestral costumbre de gran arraigo popular que reúne cada verano a un buen número de curiosos en torno a los cercados de piedra ("curros") repartidos por la sierra,como los de Mougás, Torroña, A Valga o San Cibrán.

Además de sus valores etnográficos, desde el punto de vista arqueológico, A Groba es un auténtico santuario, sembrado de túmulos y dólmenes (mamoas), molinos neolíticos al aire libre (muiños naviculares) y, especialmente, petroglifos como los de Outeiro dos Lameiros (Sabarís e Baiña), A Laxe Cruzada (Torroña) y A Valga (Oia); fechados en el Neolítico-Bronce (más de 4000 años de antigüedad), los dibujos rupestres grabados sobre lajas graníticas representan todo el imaginario vital del habitante prehistórico de Galicia: laberintos, espirales, zoomorfos, líneas, figuras abstractas, barcos, reticulados...

La sierra está profusamente recorrida por pistas forestales e incluso por carreteras que comunican los núcleos rurales establecidos en las alturas (Torroña, Burgueira, A Portela...). La carretera PO-2202, que enlaza Baiona con la parroquia de Loureza y continúa luego hasta Oia o en dirección a A Guarda por O Rosal, pasa a escasa distancia de la cima de Gabiñeira (654 m), convirtiendo en anecdótico el ascenso a la cumbre.

Desde el Mirador de O Cortelliño

O Cortelliño (544 m) es un área recreativa dotada de aparcamiento, mesas, fuente, cabaña de granito, un aparatoso monumento-homenaje, pasarela de madera y un mirador con panel panorámico que abarca las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa, acondicionado en 2015 por el Concello de Baiona. Se encuentra en el km 9,7 de la carretera PO-2202, desde Baiona, por la Virxe da Rocha, al área recreativa del Chan da Lagoa y seguir la carretera hacia Torroña hasta la explanada de O Cortelliño, a la izquierda del asfalto, bajo la ladera N de Gabiñeira.

El ascenso, muy básico, al deteriorado vértice cimero, siguiendo rastros de sendero por la suave loma septentrional, es un puro trámite; el azul Atlántico, con el archipiélago de las Cíes, la península de Monteferro y las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa, acaparará nuestra atención. Se puede descender luego de la cima al E, cruzar el asfalto y reseguir las sendas que nos devuelven al mirador de O Cortelliño en 30 minutos de recorrido total.

Desde Chan da Lagoa

El punto de inicio más utilizado es el área de descanso del Chan da Lagoa (335 m), en el km 5 de la propia carretera PO-2202. Hay que enlazar pistas forestales al SE hasta volver a cruzar la carretera en la Fonte da Groba, a corta distancia de O Cortelliño, donde coincidimos con el itinerario anterior hasta la cima de Gabiñeira (654 m).

El GR 58 "Sendeiro das Greas" ("grea", rebaño en galego, hace referencia a las manadas de "burras de monte", que pululan en las montañas del entorno vigués) es el sendero más largo de Galiza (206 km y 70 horas de recorrido); recorre todos los concellos del entorno de Vigo y cruza también la serra da Groba 3 km al S de Gabiñeira, y otra vez en la barrancada del río Guillade, un km al N de la cumbre. Apoyándose en su trazado, los más andarines pueden diseñar largos recorridos por la sierra tocando también la cima principal.

Accesos: Mirador de O Cortelliño (15 min); Chan da Lagoa (1h 10min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios