Ir arriba

Teller, Pala del (1.890 m)

remove-icon
Xavier Romero
Fecha Alta
14/10/2014
Modificado
14/10/2014
2
Ascensión a la Pala del Teller, que con sus 1.890 m. es el techo de la Sierra de Sant Gervás, situada al S. de la comarca de la Alta Ribagorça.

Desde Torre de Tamúrcia

Para acceder al punto de inicio hay que dirigirse al pequeño pueblo de la Torre de Tamúrcia ( 1.047 m ), al que se llega desde la carretera N-230, en un cruce a la derecha pasada el área de servicios de Arén (Arén).

Una vez en el núcleo, seguir en dirección a Espluga de Serra (1.185 m ), hasta una primer cruce a la izquierda, donde baja una pista que lleva a la zona de recreo del barranco de Miralles. Para coches bajos puede ser delicado pasar, ya que hay un par de puntos un poco rotos. Una vez en el picnic, donde aparcamos, seguimos la pista arriba, cortándola en un atajo muy evidente. De nuevo en la pista vemos que por la derecha se incorpora el camino "oficial" que por el otro lado del torrente y ya no dejaremos las marcas amarillas hasta el alto de la sierra, pasado el Portús. Hay que decir que la pintura se ve muy reciente y que el sendero está arreglado y desbrozado, por tanto, es de muy buen hacer, muy evidente y nada perdedor, lo que se agradece.

En un cruce donde hay un poste indicador, nos vamos a la derecha y pronto vemos la ermita de Sant Gervás, con restos de edificaciones por los alrededores, debajo de la descarnada risco. El camino sigue subiendo de forma moderada, a flanqueo por los contrafuertes de la sierra, hasta que llega a un collado donde hay que cambiar radicalmente de dirección, pues giraremos 90 º a la izquierda. Estamos a 1.350 m. de altura, sobre el lomo del Serrat de la Cabanera. A partir de este punto (indicado con un hito de piedras y marcas de pintura), se inicia una ascensión de aquellas de primera, reductora y paciencia, son 300 m. que nos llevarán a los pies mismo de las rocas del risco (donde hay algunas vías de escalada). Ell camino se ve muy arreglado y bien acotado, por tanto, su trazado ayuda a que esta ascensión (y su posterior descenso) se haga un poco más cómodamente, ya que hay zonas de piedras sueltas y desmenuzadas.

Al tocar las paredes, el sendero marcha casi en horizontal a la derecha, por una zona más sombría, hasta llegar a la brecha que nos permitirá pasar al otro lado del risco, el Portús, imponente corte sobre la roca caliza , curiosidad geológica digna de visitar. Es un estrecho desfiladero entre dos rocas enormes, por el que se pasa a la cara N. de la sierra, de forma cercana al cuello que hay entre sus dos grandes cimas, la Pala del Teller ( 1.890 m ) y el Avedoga de Adons ( 1.825 m ), que se alza puntiaguda a nuestra derecha. Tenía entendido que antes no era sencillo encontrarlo, pero ahora, debido a la señalización del sendero que va de la Torre de Tamúrica a Adons (que es el que seguimos), la cosa ha cambiado, ya que es cuestión de seguir las marcas amarillas, que precisaremos abandonaremos en este punto.

La subida hasta la Pala del Teller no se hace por un camino propiamente dicho, como hasta ahora, a pesar de que encontraremos restos de senderos y alguna que otra meta, sino que por medio de la pendiente inclinada cubierta de sotobosque que se nos abre ante nosotros. Una vez hemos salido del Portús, veremos el sendero marcha hacia Adons, pero giraremos a la izquierda, en nuestro caso para ir a encontrar el risco lo antes posible, ya que a raíz del mismo hay una buena traza para ir subiendo cómodamente, más o menos aérea, según nos acercamos o nos alejamos del precipicio, que es considerable, pasando por la Roca de Sant Gervás, en la vertical de su ermita homónima, que se ve pequeña a nuestros pies.

Esta elevación, marcada en el mapa del I.C.C., no tiene aspecto de cima, ni hemos visto ningún hito de cumbre, más bien es una alteración en la línea del risco. La subida es monótona, pero las vistas compensan, pues por la vertiente N. muestra diferentes relieves pirenaicos, como la Pica de Cerví o el Cerví de Durro, por citar un par de cumbres. Al llegar a la cima de Sant Gervás ( 1.890 m ) a panorámica va del sector Turbón - Cotiella hasta el Pedraforca, pasando por el del Posets - Aneto y compañía... es un balcón fantástico. El punto más alto de la Sierra de Sant Gervás lo marca el característico vértice geodésico de hormigón.

Encaramos la vuelta por el mismo lugar, aprovechando el buen trazado del camino, desestimando una opción de hacer una bajada alternativa desde el collado del Serrat de la Cabanera hasta el picnic, ya que el terreno se ve muy inestable y no parece aportar nada nuevo a la ruta, más allá de variar el trayecto de ida.

Accesos: Torre de Tamúrcia ( 2h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios