Ir arriba

Surbia (2.116 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
arrow-iconFecha Alta
06/07/2008
arrow-iconModificado
19/04/2017

Junto con Peña Trevinca ( 2.124 m ) y Peña Negra ( 2.119 m ), culminan el área montañosa de Sanabria. A unos 750 m. al E.SE de esta cima convergen las provincias de León, Zamora y Ourense. En su vertiente S. tiene nacimiento el río Tera, que pertenece a la cuenca del Duero, mientras que la vertiente opuesta englosa aguas al Miño.

La pequeña Lagoa da Serpe ( 1.775 m ), que significa "laguna de la serpiente", toma el nombre de una antigua leyenda, por la cual en ese lago tenía morada una gran serpiente con la facultad de transformarse en mujer durante los plenilunios. Sin embargo, quién osase con escupir en las fauces de la fiera, conseguiría transformar por siempre el culebro en una gentil doncella con la contraería nupcias. Un jóven de Ponte tuvo la atrevencia de aventurase una noche de luna llena en la laguna para reunirse con la mujer. Las primeras luces del alba, la convirtieron en la culebra, pero con audacia consiguió escupir a la boca de la bestia con lo que consiguió romper la maldición.

Desde la Laguna de los Peces

Desde el aparcamiento de la Laguna de los Peces ( 1.730 m ), caminamos (NW) hacia el Collado Ventosa (1.830 m) (0,30), donde existe una laguna. Efectuando luego un flanqueo (N.NW) damos vista al Valle de Tera y descendemos por las praderas a la cabecera del Embalse de Vega de Conde (1.582 m) (1,15), provisto de refugio. Bordeando el pantano por la ribera occidental y avanzando después por la margen derecha del Tera nos situamos tras un largo y suave recorrido (N.NW) en la Portilla de Morena Cavada ( 1.851 m ), sobre la divisoría de la sierra. La cumbre de Peña Surbia ( 2.097 m ) se alcanza ganando altura directamente sobre la vertiente SE de la montaña ( 2.097 m ).

Desde Fonte da Cova

En la Baña (1.050 m) cogemos la carretera que se eleva a la Sierra de Lardeira y al cruzar el puerto (1.830 m) desemboca en Fonte da Cova (1.780 m).

Iniciamos el recorrido (SSW) por la polvorienta pista que desciende suavemente por el flanco occidental de la sierra hasta el collado (1.698 m) (0,45) que precede al Alto do Campo ( 1.813 m ). Las cicatrices y los desmontes provocados por la explotación industrial de la cantera de pizarras son más que notables.

Al comenzar la subida, el itinerario idóneo bordea el Alto do Campo ( 1.813 m ) por el W. utilizando una pista poco marcada. Una vez en la cresta que enlaza con el Picoto, cuando la pista comienza a descender, cogeremos una senda horizontal que nos devuelve al cordal en el siguiente collado (1.850 m). Estamos ante La Cabrita ( 1.896 m ), dispuestos a soslayar también su cumbre, aunque esta vez por el lado oriental.

En la depresión posterior (1.910 m) volvemos a cambiar de vertiente, pasando bajo la Cota (2.032 m ), sobre el circo de la Laguna de Penedo, hasta alcanzar el Paso de los Franceses o Portillo Puertas (1.969 m). A la derecha queda la rampa de acceso por empinada ladera sin senda definida.

Accesos: Laguna de los Peces ( 3h ); Fonte da Cova ( 2h 40 min )

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconVictor De Pedro Goiri
    awards-iconContenido Destacado

    El acceso al Teixadal de Casaio desde la cantera de La Cabrita es muy incómodo. Después del cartel con dirección al Teixadal hay una fuerte  bajada con algunos palos de madera que sirven de referencia hasta el arroyo Valellos y a continuación por un estrecho sendero con mucha vegetación en verano se llega al Teixadal.

    Otra forma de llegar al Teixadal es por el acceso a la mina de Valborraz.

    Con la  visita al bosque de tejos se olvida enseguida el penoso camino y se disfruta de todo lo que allí se contempla porque se trata de un lugar maravilloso.

    Según un estudio finalizado hace más de 10 años por Don Eduardo Olano Gorriaran de todos los tejos del teixadal, se podían observar unos 408 tejos de los cuales había 4 tejos con un perímetro entre 4 y 5 metros, 10 tejos entre 3 y 4 metros, 60 tejos entre 2 y 3 metros y el resto menos de 2 metros.

    Caminar por el teixadal no es problemático pero al abandonarlo para subir hacia Peña Survia o Trevinca comienzan unas dificultades bastante serias porque no hay sendero y en verano los helechos y la vegetación tienen un tamaño considerable. Hay que ir abriendo camino a cada paso.

    Además la sola visita del teixadal ya recompensa la caminata que hasta llegar a él se pueda hacer.

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    awards-iconContenido Destacado

    Una opción también cómoda, muy panorámica y sencilla para acceder a las tres principales cumbres del sector de Trevinca (Pena Trevinca, Pena Negra y Pena Survia), es la que tiene comienzo en el remoto Puerto o Alto da Fonte da Cova, en el límite entre el ourensano Concello de Carballeda de Valdeorras y la singular comarca leonesa de la Cabreira . Desde el remozado y reabierto hotelillo del puerto (edificio solitario construido en los 70, que llegó a funcionar como pequeña estación de esquí solamente durante un año), parte una ancha pista que conduce a una de las monstruosas explotaciones pizarreras de la zona (Alto do Campo o Valborraz). Aparcando el vehículo al pie de las mismas, nos veremos obligados a cruzar las instalaciones (los fines de semana no hay movimiento), hasta salir aliviados de ellas por una agradable pista que recorre a media ladera el cordal de redondeadas lomas que se desprende de Pena Survia hacia el norte.

    Esta pista ofrece buenas panorámicas de la salvaje y abrupta vertiente septentrional del macizo de Trevinca, a cuyos pies se observa el Teixedal de Casaio, un aislado y enigmático bosque de no fácil acceso en el que conviven unos trescientos tejos con otras especies como abedules, robles y serbales. A pesar de que se cree que puede ser el mayor teixedal de Europa, sorprendentemente el bosque no cuenta con ningún tipo de protección. Las demandas de Parque Natural para este importante enclave de Trevinca chocan con los intereses económicos de las numerosas y espeluznantes canteras de pizarra que se comen las montañas a bocados desde hace décadas, constituyendo, por otra parte, una de las escasas posibilidades laborales para las gentes de estas comarcas tan alejadas y olvidadas por las respectivas administraciones.

    Observando desde arriba la preciosa mancha del teixedal (especialmente vistosa en otoño), la pista da paso a un agradable y claro sendero, gracias al cual, alcanzamos el Portillo Puertas, abierto entre la peña de La Escrita (2032 m) y Pena Survia. Previamente, habremos divisado más abajo la pequeña y hermosa Laguna do Penedo (da Serpe, en los mapas), y el salvaje y profundo barranco da Rega do Penedo, que desciende hacia el teixedal.

    Solo resta ascender directamente a la Pena Survia, por terreno inclinado pero sencillo (alfombrado de arandaneras), o bien, continuar la agradable senda que se dirige a Pena Trevinca, bordeando por el sur las tres cotas y dando paso a la más amables y menos vistosa vertiente sanabresa, por encima del nacimiento del río Tera.

    La Pena Survia cuenta en la actualidad con un buzón colocado por el C.M. Pena Trevinca, de O Barco de Valdeorras.

    * Alcanzar Pena Trevinca, Negra o Survia pasando por el teixedal parece una labor dura, larga,  ardua y físicamente exigente, además de incómoda en algunos tramos (no existe senda). Sin embargo, parece ser de gran belleza atravesar el teixedal caminando junto al arroyo central y alcanzando el cordal de Trevinca justo en el collado entre Survia y Pena Negra.

    Un acceso al teixedal está muy precariamente señalizado (viejo cartel de madera pintado a mano) desde la curva de A Cabrita, en la panorámica pista desde la cantera hasta el Portillo Puertas. Es necesario caminar por terreno incómodo de matorral, además de perder unos 400 metros de desnivel. Deseamos larguísima vida a este singular enclave boscoso.