Ir arriba

Llaberia, Miranda de (919 m)

remove-icon
Benito Manzanares Pelaz
remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Fecha Alta
26/01/2009
Modificado
17/02/2016
16


La Miranda de Llaberia (919 m) es el punto culminante de la Sierra del mismo nombre que, como una larga muralla, separa el Camp de Tarragona de la Plana del Ebre. El pequeño pueblo, que da nombre a la sierra, es accesible por la carretera T-3111 desde Pratdip. Se trata de una aldea, casi abandonada, que vive una segunda juventud gracias a las segundas residencias de fin de semana. Recientemente, en la cima de La Miranda se ha instalado un centro de investigaciones meteorológicas y, para ello, se construyó una pista que desde Llaberia nos situa en la cima, tan cómodamente que no nos haría falta ni bajarnos del vehículo. Esta humanización de la vertiente más suave de la montaña hace más apetecible la otra cara, donde quinientos metros de fulgurante desnivel hacen la ascensión mas atractiva.

Desde Colldejou

Comenzaremos a caminar cuesta arriba, pasando por delante de la iglesia, hasta encontrar, a la salida del pueblo, las marcas del GR-7, que seguiremos hacia la izquierda. Tras un buen rato de ascenso (0,40) llegaremos al Coll de Guix (626 m), cruce de caminos y lugar en el que giraremos a la izquierda y, abandonando la pista, continuaremos por un sendero empinado que, serpenteando entre los pinos, nos hará ganar altura.

En los últimos metros, la canal se estrecha para llegar a una pequeña repisa junto a la pared (1,15). Llegados a este punto, caminaremos hacia la izquierda, buscando la falla de la pared, para seguir ascendiendo. Alcanzamos una pequeña plana llena de vegetación (1,40). Desde aquí ya vemos la cima; tan sólo hemos de buscar el acceso más fácil para, con una pequeña trepada, alcanzar la cima de La Miranda de Llaberia (919 m)(1,50).

Después de disfrutar del paisaje que la predominancia de esta cima nos ofrece, comenzaremos el descenso. Si no queremos volver sobre nuestros pasos, podemos optar por dirigirnos hacia el norte por la cresta, hasta llegar a una marcada portilla (2,25), El Portell de la Miranda (783 m), donde seguiremos en descenso, hacia la derecha, por una antiquísima calzada que nos llevará hasta la pista (2,40); de allí a la derecha, de nuevo al Coll de Guix y por el GR-7 hasta nuestro vehículo (3,05).

Desde la Caseta del Sord

Si se prefiere se puede empezar la caminata en la misma población de la Torre de Fontaubella.

Nos dirigimos a la población de la Torre de Fontaubella y desde allí hasta el km 52,200, aproximadamente, de la carretera T-433. En este punto hay dos posibilidades. La primera es seguir por la pista hormigonada señalada con un cartel que informa de que entramos en el Espacio Natural Protegido de la Sierra de Llaberia. Esta pista posee unos 800 metros perfectamente pavimentados y conduce al punto propuesto para iniciar la caminata, la caseta del Sord (466 m). La otra posibilidad consiste en dejar el coche aparcado en este punto kilométrico, ya que unos metros más adelante sale el sendero señalizado que lleva a la Mola de Colldejou.

La marcha empieza por una pista en estado precario sin señalización, hasta enlazar con el sendero que sube de la Torre de Fontaubella. Este sendero nos lleva, con buena señalización de pintura amarilla, hasta la pedrera de aproximación a la base de la canal del Mig. La canal del Mig no debe suponer ningún problema a una persona mínimamente acostumbrada a caminar por terreno abrupto. Las manos se usan más por comodidad que por seguridad. Una vez se sale de la canal, el sendero a seguir es muy evidente y conduce a la cumbre de la Mola de Colldejou (921 m)(1,15).

La bajada de la Mola hasta el cuello del Guix (641 m) se puede hacer por dos itinerarios diferentes. Se puede seguir el sendero local, que es la propuesta que aquí se hace, o se puede seguir el GR-7.3, que lleva el mismo lugar pero alarga un poco más el recorrido. El GR tiene las señales de pintura correspondientes y el sendero local tiene diferentes. Por un lado hay marcas azules, hay también  verdes y, de vez en cuando, alguna  roja muy hermosa. Para encontrar estas marcas se debe seguir la caminata en sentido SW, lo más cerca del risco. Así no se tardará mucho en encontrar las señales.

Del Coll del Guix sale el sendero señalizado que sube directamente a la Miranda de Llaberia (919 m)(2,30). Es muy derecho y se encuentra señalizado con marcas de pintura azul hasta arriba del todo.

Para volver de la Miranda de Llaberia, y una vez hecho el recorrido, me atrevería a decir que se puede hacer un atajo siguiendo toda la cresta en dirección al Portell de Llaberia, que queda en el NW del vértice geodésico, pero desconozco la dificultad y posibilidad real de este comentario, así que lo mejor es ir a buscar la pista, que también se ve desde la cima. Si el día es de buena visibilidad, no habrá problemas para llegar al próximo cruce de caminos, que se encuentra más allá de las cuevas de cal Vaquer. En este cruce se enlaza con el GR. Se deja la pista que sigue en dirección a Llaberia y se gira al norte en dirección al Portell. A partir de este punto el recorrido se encuentra perfectamente señalizado con postes indicadores colocados por el Consejo Comarcal del Priorat. Primero hay que ir siguiendo las indicaciones en dirección a Falset. Se llega a un punto en que se abandona el GR, que se dirige al Coll del Guix, y hay que tomar el PR-C 53.

Siguiendo este sendero y sus marcas de pintura, se llega a un punto en el que se debe dejar el PR y seguir por el sendero, también señalizado con un poste indicador al comienzo y con una raya de pintura amarilla que se dirige a la Torre de Fontaubella. Así se llega a la fuente de Fontesaubelles y de nuevo en la pista pavimentada, a seguir hasta llegar a un nuevo cruce, también señalizado, y se debe continuar a la derecha por la pista siguiendo por el camino viejo de Colldejou. Finalmente, en el próximo punto donde se bifurca la pista, hay que dejar la carretera y seguir por la derecha por la pista de tierra, la cual sale directamente al lugar de inicio de la caminata.

Accesos: Colldejou (1h 50 min); Caseta del Sord (2h 30 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 4 de mayo de 2009
    La altiva sierra de Llaberia, preciosa y muy atractiva se la mire por donde se la mire. Hay un pueblito, Llaberia, elevado a 700 mts., escondido, recóndito y deshabitado desde que Benvinguda, su última moradora, falleciera con 92 años hace ya seis. Desde sus solitarias y cuidadas calles (recuperadas del olvido), parte un itinerario de gran belleza por uno de los caminos que utilizaron sus habitantes hasta hace bien poco para bajar a la estación de tren de Marça, allá abajo en el Priorat. A la Miranda de Llaberia le han colocado hace muy poco una bola blanca en la cima, un observatorio astronómico(??), que hace que esta cima se distinga desde cualquier punto de la provincia. Esto, aunque, la afea un poco, no le roba la belleza, pues es una montaña muy singular. En 20 minutos os podeis acercar a la Creu de Llaberia (908 mts.), una bonita y altiva peña con su propia entidad, coronada por una creu (cruz). La recuperación y balizamiento de los viejos caminos dan lugar a multitud de posibilidades, más o menos largas, de travesías circulares. Ojalá muchos ayuntamientos tomaran ejemplo.