Ir arriba

Puig Pelat (1.077 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
remove-icon
Hector Ugalde Rojo
Fecha Alta
07/06/2009
Modificado
20/02/2016
8



Desde el Coll de les Llebres

Ascensión breve y sencilla a esta cima de las Muntanyes de Prades, que, a pesar de no destacar por su gran relieve, ofrece un paseo agradable y buenas panorámicas.

El punto de partida se sitúa en la carretera que desde Prades se dirige hacia Vilaplana. Nada más ganar el Coll de les Llebres (973 m), continuamos por la carretera unos 800 m más hasta el cruce que, por la izquierda, se desvía hacia Mont-Ral y Alcover. En este lugar (956 m) encontramos el mapa correspondiente al PR que, pasando por el Puig Pelat (1077 m), transita por el altiplano de los Motllats.

Junto al cartel parte una ancha y deteriorada pista que en unos quince minutos nos lleva hasta el Coll de la Creu del Pastor Noguer (1010 m). Tomamos ahora el camino forestal que parte a la derecha, abandonando la pista que hasta aquí nos ha traido. El nuevo y sombrío camino avanza en horizontal, hasta que tras unos minutos, unos hitos de piedra a la izquierda nos señalan el inicio de una senda que nos saca del bosque a un terreno más abierto y seco.

De repente, un rocoso e inesperado Puig Pelat (1077 m) aparece por sorpresa en frente. La senda y los hitos conducen en breve hasta la base de la pequeña pared, la cual se supera sin problemas tras una pequeña trepada. Una vez arriba, continuamos a la izquierda hasta la pequeña antena caída que marca el punto más alto.

Desde el km 3 de la carretera TV-7045

Una vez aparcado el coche en el punto km 3 de la carretera TV-7045 (lugar para un coche, dos como mucho) se ha de coger la antigua pista de acceso al Mas del Cisteró, hoy en estado ruinoso. La pista está cortada con una cadena, así que toca hacer más recorrido. Ahí dejaremos el GR-7 y vamos por una pista que inicia la subida en sentido W, muy pedregosa. Siempre remontando pendiente dejamos un primer desvío a la derecha y un poco más adelante otro a la izquierda. Este último sendero será el que utilizaremos para volver. Continuamos en sentido NW. Varios centenares de metros más adelante el camino gira al SW y después hacia el SE, siempre en pendiente positiva, y aparecemos en la llanura de Els Solans.

Estamos en un nudo de caminos. La pista que tenemos delante será por donde vendremos de la cima y el sendero de la izquierda es por donde volveremos al punto de inicio. Nos queda un sendero a la derecha. Giramos en este sentido para ir con orientación NW. Más que un camino parece una torrentera. Terreno muy descompuesto y pedregoso que castiga a los pies. Remontamos pendiente hasta alcanzar los planos. Dejamos a la derecha un sendero que se desvía en dirección a la roca Foradada y diversas vías ferratas y unos metros más adelante otro sendero a la izquierda que lleva a la cima de la punta de la Barrina (1018 m), para muchos techo comarcal del Alt Camp. Continuamos por el sendero, ahora señalizado con marcas viejas de pintura; mayormente consisten en un triángulo amarillo. Estas señales nos llevan a encontrar una pista más ancha, también señalizada con pintura, ahora rayas de color amarillo y azul. Seguimos estas señales en sentido SO, las dejamos más adelante para remontar y bajar una pequeña colina, y encontramos de nuevo las señales.

Empezamos a ver alguna construcción, abandonada y ruinosa, de la urbanización los Motllats. Al poco empezamos a ver un edificio con una estructura curiosa delante, semejante a una enorme hito de piedras cilíndrica y alta. La pista nos lleva pero no llegamos ya que unos metros antes giramos a la izquierda en sentido SE. La nueva pista nos lleva primero a una caseta con una pequeña antena y más adelante empezamos a ver un cerrado. Se trata de la cima. Sin ningún interés salvo las vistas.

Retomaremos rápidamente el camino andando en suave bajada en sentido SE, y no hacemos caso de un hito que vemos a la derecha, que señaliza un camino que baja fuerte en la llanura que vemos a la derecha. Seguimos mirando al suelo para intentar localizar la meta que nos marcará el camino. La encontraremos justo cuando vemos delante nuestro otro hito que señala el sendero que baja hacia el GR en sentido SE. Nosotros tenemos que ver otro hito a la izquierda, junto a un matorral. El sendero nos hace retroceder unos metros pero rápidamente coge orientación NE y recorre el risco, muy al borde.

Debemos tener cuidado tratando de encontrar otro sendero que deja lo que hacemos, ya que éste muere en la punta del risco, con muy buenas vistas, eso sí. Los hitos nos llevan a bajar a buscar el barranco que tenemos a la izquierda. Es muy importante no perder de vista los objetivos. El camino es evidente y se ve bien, pero puede llegar a ser un poco perdedor. Los hitos nos llevan a la base del risco y nos hacen bajar por un terreno quizás complicado por la pendiente resbaladiza y la vegetación frondosa para cruzar el barranco de nuevo. El camino hace un giro en sentido NE y salimos a un claro en el que vemos un sendero que se escapa por la derecha. No la tomamos, ya que tomamos la pista que tenemos delante y que hace subida aunque al poco rato planea. Caminamos siguiendo por debajo del risco de los Solans por camino muy fresado y volvemos a ver la punta de la Barrena. Al poco salimos a terreno conocido, ya que hemos pasado haciendo la ida a la cima. Vamos ahora por el sendero que baja por la derecha, en sentido NE, de nuevo por terreno pedregoso hasta que salimos al camino que hemos utilizado y que nos ha de llevar de nuevo al Mas del Cisteró y el coche.

El vértice de La Mussara

Para alcanzar el vértice geodésico de La Mussara (1055 m), tomamos, nada más llegar al Coll de la Creu del Pastor Noguer (1010 m), e inmediatamente antes de coger el camino forestal mencionado en este punto, una estrechísima senda (cairn) a la derecha, la cual, en pocos minutos de suave ascenso entre bojes, nos deposita en el vértice de La Mussara (1055 m). A pesar de su poca prominencia, aquí el altiplano se derrumba y se asoma hacia el horizonte de la costa de Tarragona, ofreciendo buenas vistas.

La Mussara

Viniendo desde Prades, unos dos kilómetros antes de llegar al cruce de carreteras desde donde hemos comenzado la ascensión al Puig Pelat, en el Coll de la Negra (953 m), una estrecha carretera nos conduce a la derecha a la abandonada aldea de La Mussara (977 m). Como en otras aldeas abandonadas, un halo de cierta tristeza invade el lugar. Frente a todas y cada una de sus ruinosas masías, un pequeño cartel con el nombre y la fotografía de cada edificio entero nos muestran como eran aquellos hogares hace solo unas décadas, y ayudan a impedir que el paso del tiempo y la vegetación acaben por completo con tan hermoso lugar.

La aldea de La Mussara, ubicada en alto y asomada valientemente hacia un precipio, observa en soledad y silencio la bulliciosa costa tarraconense, tan cercana y lejana a la vez. La luz del atardecer es especialmente mágica aquí.

Accesos: Coll de les Llebres (50 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios