Ir arriba

Corona (605 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
09/01/2010
Modificado
02/10/2017
8

El mayor accidente volcánico del extremo N. de Lanzarote lo constituye el Volcán de la Corona ( 605 m ). Su cráter de casi 500 m. de diámetro es uno de los mayores y más interesantes de la isla. Formando parte del macizo de Famara, su característica silueta domina la zona de Haría ( 290 m ), que alberga un palmeral, que le vale la denominación de "Valle de las mil palmeras".

El volcán de la Corona tiene su origen hace unos 5.000 años, cuando se inicia un fuerte proceso eruptivo sobre la llanura de Guatifay. Las lavas fluyeron hacia el E. formando el Malpaís de la Corona, de unos 50 Km2 de extensión, sobre el que se instaló posteriormente un Tabaibal. Hacia el W. el magma s derramó sobre el mar en dos grandes coladas desde lo alto del acantilado de Famara. El flujo de lava del Volcán de la Corona hacia el mar originó, además, un largo tubo volcánico de 7 Km. de longitud. Este canal se originó cuando el magma fluido discurría ligeramente sobre la superficie ya solidificada. Al bajar el nivel de la lava y enfriarse, con la correspondiente contracción, quedó constituido un gran tubo subterráneo. En algunos puntos, la superficie ha experimentado derrumbes y ha dejado al descubierto el impresionante canal. Esos lugares se denominan "Jameos" y constituyen aberturas naturales que comunican con el tubo. De este modo a lo largo del Malpaís de la Corona es posible ir descubriendo una hilera de Jameos que revelan la situación de la canalización subterránea de la lava. Existen dos aberturas que son particularmente conocidas por estar habilitadas para su visita turística: La Cueva de los Verdes y la Cueva de los Jameos del Agua, aunque existen otros: Jameo de la Gente, Jameo Redondo, Jameo Cumplido, Jameo de la Puerta falsa,...

Los Jameos del Agua, se encuentran a pocos metros de la línea de costa. Se trata de un espacio en el que existen tres aberturas denominadas: Jameo Grande, Jameo Chico y Jameo de la Cazuela. En su interior existe una laguna natural donde reside una curiosa epecie endémica de la isla: El cangrejo ciego o Jameito. De pequeño tamaño y color blanco, esta especie se ha adaptado a las peculiares condiciones que impone la cueva. Esta especie ha quedado aislada del mar y ha estado en serio peligro por la tradición turística de lanzar monedas en los estanques.

El artista lanzaroteño César Manrique, cuya referencia es imposible de percebir en cualquier parte de la isla, fue el encargado de transformar arquitectónicamente este espacio natural (1968). Tras penetrar en la cavidad por el Jameo Chico encontramos un bar-restaurante, y, a continuación, el Jameo Grande, que es la gran sala de 100 m. de longitud y 30 m. de anchura que alberga la laguna subterránea. Saliendo de esta gran burbuja al exterior, el escultor diseñó una piscina. Después se vuelve a penetrar en una nueva cavidad volcánica en la que existe un gran auditorio. También existe un museo dedicado a la interpretación de los volcanes.

Desde Yé

Saliendo de Yé en dirección a Yaiza, a la altura del Km. 4, antes de llegar a una ermita ( 365 m ), parte a la izquierda un camino sin señalizar que se dirige (S) entre los aparapetados viñedos buscando la vertiente NE del volcán, hacia la cual cede la abertura de su cráter. El sendero finaliza ( 495 m ) al pie de la gran caldera de la Corona ( 425 m ).

Para llegar a la cima, remontaremos hacia la izquierda buscando la cresta. Tras contornear por la izquierda un pequeño pitón, se progresa sobre el filo divisorio del cráter hasta alcanzar una primera cima ( 603 m ). Continuando ahora el periplo entorno a la caldera se alcanza enseguida la cima principal ( 605 m ). Lo idóneo ahora es completar la vuelta, no existiendo demasiadas dificultades para ello aunque el terreno es abrupto y hay que efectuar algún pequeño trepe y destrepe, para luego descender nuevamente hasta la base del cráter ( 495 m ) con objeto de recuperar la senda que nos devuelve a Yé ( 365 m ).

Mirador del Río y la Batería

Situado a 468 m. en lo alto del Risco de Famara, constituye un excelente mirador sobre el archipiélago Chinijo ( voz utilizada con el significado de pequeño o canijo ) con La Graciosa en primer término. Esta obra también fue diseñada por César Manrique, en el año 1973, con la colaboración de Jesús Soto y Eduardo Cáceres. Con objeto de mimetizar la obra, está se construyó mediate excavación en la roca, y evitar, de este modo, el impacto visual. Hasta este lugar llega una carretera de 2 Km. desde Yé.

A la derecha del mirador, se encuentra la cima de La Batería ( 481 m ), en la que se ubica una antena. En este lugar se situaba una batería de cañones que defendía la posición de Estados Unidos durante la guerra de independencia de Cuba.

Accesos: Yé ( 1h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 11 de enero de 2015
    Es posible descender de la cima al S.O., hasta la carretera, cerca de Guinate, a menos de dos kilómetros de Ye. El ascenso por esta vertiente es posible, aunque empinado y algo penoso en algún punto, por la zahorra. La subida desde Ye es mucho más interesante, pero tiene su "aquel".