Ir arriba

Roques de Benet (1.016 m)

remove-icon
Benito Manzanares Pelaz
remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
26/02/2016
Modificado
29/02/2016
11

Las Roques de Benet (1016 m) son un conjunto rocoso que domina una de las entradas por el norte al macizo de Els Ports de Beseit, y constituyen una de sus cimas más emblemáticas.

Sus redondeadas formas de conglomerado se alzan vertiginosamente del suelo y alcanzan los 300 metros de desnivel, siendo un paraiso para los escaladores amantes de la escalada comprometida. En un primer vistazo parece que nos encontremos ante una cumbre inaccesible al caminante pero, sorprendentemente, una pequeña falla en la pared nos dará pie a una espectacular ascensión.

La imaginación popular ha puesto nombre a los característicos perfiles de sus tres rocas más destacadas, denominándolas El Castell (1016 m), el Cap de Gos (988 m) y El Faralló (909 m), las dos últimas accesibles únicamente mediante técnicas de escalada; otras fuentes parecen distinguir también entre la Roca Grossa, la Roca Mitjana y la Roca Petita. Además de por su imponente aspecto de fortaleza inexpugnable, el topónimo de el Castell parece sugerir la posible utilización del peñasco como castillo o puesto de observación, quizás en la época de ocupación árabe de la comarca; no hemos encontrado, sin embargo, constancia documental que lo corrobore.

Desde Horta de Sant Joan

Situándonos en la bonita población de Horta de Sant Joan (542 m), buscaremos la carretera T-330, entre Prat de Comte y Vallderoures/Valderrobres. Entre los km 16 y 17, cerca del ramal hacia Horta de Sant Joan, nace una carreterilla señalizada a Els Ports, por la que discurre también el PR-C 185 (Pauls-Horta de Sant Joan-Arnes); esta no es otra que la pista asfaltada que, en un recorrido de 9,5 km, conduce al Área recreativa de La Franqueta.

La estrecha cinta, que discurre entre olivares y campos de almendros, deja a la izquierda un mirador acondicionado y, más adelante, una fuente; luego, con predominio de los pinos, avanza junto al cauce reseco del Barranc del Salt y, en algo menos de 5 km, pasada la diminuta cabaña del Maset de Tramuntano, alcanza una clara bifurcación a la izquierda, marcada con un poste de señales. Ese es el lugar adecuado para estacionar nuestro vehículo, al pie de la arisca Pena de Gall (786 m), e iniciar la ruta a pie (560 m).

Comenzamos a caminar, siguiendo la amplia y polvorienta pista que lleva hacia el Coll de Membrado. Nuestro objetivo, el Castell de las Roques de Benet, se presenta ante nosotros como una enorme pared rojiza. La pista serpentea, deja un par de bifurcaciones a la izquierda (en realidad, se podría llegar en coche incluso hasta la segunda, pero la ruta ya es suficientemente breve como para cercenarla aún más), y gana altura hasta llegar a un gran hito y una pintada a la vera del camino, sobre el talud izquierdo (0,30).

Abandonamos la pista y comenzamos el sendero y, con él, la parte más bonita de la ascensión. Progresamos atravesando un bosque, mezcla de pinos y encinas, que cada vez va dando más paso a la roca; pronto encontramos nuestro punto de acceso, una pedregosa canal  que, con unos pequeños pasos de poca dificultad, nos permitirá, disfrutando de un increíble ambiente, llegar a una antecima y de ahí a la desnuda cima de la montaña (1016 m).

Acompañados por el vuelo pausado de los buitres, disfrutaremos de la verticalidad en su estado más puro.

Accesos: Horta de San Joan, km 4'8 de la carretera a La Franqueta (1h)

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconVicente Perales Moreno
    El 12 de diciembre de 2017

    Desde el aparcamiento del km 4,8 es mucho mas recomendable que subir por la aburrida pista, recorrer el sendero trazado en el barranco de La Pineda. Para ello hay que abandonar la pista a pocos metros del aparcamiento, junto a una señal de prohibicion de vehículos a motor y tomar a la derecha un sendero marcado con cairns. Este va ascendiendo primero a la izquierda y despues a la derecha del barranco por un senderillo muy bien marcado con cairns en todo su recorrido. En realidad es una senda que va al collado bajo la Peña de Gall (proa que tenemos a nuestra derecha) asi que hay que estar atentos cuando el camino sube decicidamente a la derecha para encontrar otro sendero a la izquierda, tambien muy pisado y marcado con cairns. Este nos lleva a la pista que seguimos unos veite metros a la derecha hasta encontrar a nuestra izquierda el segundo tramo de sendero (cairns y flecha verde) que lleva a la cima.

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 5 de noviembre de 2012

    Siempre que veía les Roques de Benet pensaba que eran solo asequibles a los escaladores. Sin embargo la ascensión está al alcance de todo el mundo. La canal se sube sin ningún problema. Es una montaña preciosa,  muy especial y diferente. Nos encantará tanto que la ascensión se puede quedar corta; no hay problema, porque podemos seguir caminando por la zona hasta aburrirnos. Nosotros volvimos a descender por la canal hacia la pista, y antes de llegar a ella, cogimos una senda ascendente a la izquierda, marcada por hitos en todo momento, que nos llevó por una zona rocosa primero, luego por un bonito bosque de pino negro en la zona de umbría para aparecer en el Coll de Membrado, desde donde bajamos por la pista hasta el coche. Antes del Coll de Membrado, nos aupamos hasta una cima desconocida y bonita, rocosa y boscosa, llamada Moleta del Salvatge (976 m.). También es posible continuar del Coll de Membrado hacia el cercano Coll de Botana, y auparse de allí a una bonita peña caliza: la Punta de Botana. No nos dio tiempo, pero volveremos a esta preciosa zona.