Ir arriba

Vueltas, Cruz de Las (964 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
26/01/2010
Modificado
26/01/2010
1
Cruz de las Vueltas o Cruz del Siglo, e incluso se le llama también la Cruz de la Cueva de la Luna, es el nombre que se da a la montaña que queda encima del pueblo de Santa Lucía, una bonita población del valle de Tirajana, muy cerca de San Bartolomé, con la que se une por una estrecha carretera retorcida.

La cumbre de la Cruz es una montaña de muy poca prominencia, en mitad de la sierra que desciende desde el techo de Gran Canaria, en la que se van apuntando una serie de cumbres, que van bajando escalonadamente. Después del Pico de las Nieves (1.949 m) van emergiendo el Roque Redondo (1.921 m), el Risco Blanco (1.766 m), el Peñón de la Arena (1.499 m) y el Montañón (1.204 m). Luego viene la Cruz de las Vueltas (964 m) y más abajo el Morro Teheral (912 m) hasta llegar al borde de la mar para bañarse en la playa del Pozo Izquierdo.

A comienzos del siglo XX, y atendiendo a la llamada del papa León XIII, que pidió colocar una cruz en las cumbres más altas como símbolo de la cristiandad, en muchas localidades se alzaron cruces votivas (de ahí lo de cruz del Siglo). La de las Vueltas, es una hermosa cruz de 5,4 m de alto por 3,44 m de sus brazos, fabricada con la madera de tea de una casa vieja de Tunte. Destaca desde muy lejos, sobre el circo de Tirajana.

Hay que mencionar que también con el cambio de siglo XX al XXI se colocó en los montes de Santa Lucía otra cruz del mismo tamaño, que se llama la cruz del Milenio, y está situada a 800 m de la cruz de Siglo, en un lugar llamado los Agujeros o los Ojos de Santa Lucía, sin que haya un camino claro para llegar a ella.

La subida a la Cruz de las Vueltas es entretenida, sencilla y corta.

Desde Santa Lucía de Tirajana

Subiendo por las calles del pueblo (650 m), y muy cerca del Aula de la Naturaleza de santa Lucía, se llega a un amplio aparcamiento en un llano, llamado el mirador de las Tederas, del que parte un camino muy bien conservado. Va subiendo paulatinamente, con algunas curvas de herradura, siempre en balcón sobre el valle, que llega a quedar 200 metros más abajo. La degollada (c 900 m) (0,45) da vista a una meseta sin árboles, con piezas de cultivo separadas por hileras y montones de piedras y en la que florecen las tabaibas blancas y los cardos morados. Arriba a la izda se ve el Montañón (1.204 m), que desde aquí tiene una subida fácil, y abajo, más lejos, al otro lado de la carretera que va a Agüimes, el Morro de Teheral (921 m).

Giramos a la dcha para subir a la cumbre. Es una zona rocosa de acceso fácil; se pasa cerca de una hoquedad con una pequeña ventana, y se llega a la cruz (964 m) (1,00). Desde sus pies se ve abajo el blanco caserío de Santa Lucía, con sus varios núcleos de población, todo el valle de Tirajana, el embalse de Sorrueda y enfrente la sierra de Amurga.

Repetimos el camino para bajar.

Accesos: Santa Lucía de Tirajana ( 1h).

Catálogos

Imágenes

Comentarios