Ir arriba

Ponoig (1182 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
08/03/2011
Modificado
24/11/2019
16

El macizo de Aitana se extiende en dirección E siguiendo el cordal de Penya Alta (1505 m), Alt de Tagarina (1434 m), Penyó Molero (1306 m) y Penyó Roc (1029 m), donde gira hacia el S formando unas estribaciones rocosas con abundantes pliegues y fracturas. En la zona más meridional se sitúan las alineaciones del Penyó Cabal (1189 m) y del Ponoig (1186 m), separadas entre sí por el Barranc de Gulapdar. En la vertiente oriental de la sierra del Ponoig, que recibe también los nombres de Ponotx o Ponoch, destacan sus verticales paredes calcáreas de color rojizo, con desniveles de casi 500 m.

La escalada en el macizo del Ponoig tuvo sus inicios en 1970, con la apertura del Espolón de los Ingleses, a cargo de Bryan Royle y Kim Meldrumque y la posterior publicación en la revista Climb de su artículo “Los Dolomitas de la Costa Blanca”, lo que atrajo a numerosas cordadas. Desde entonces se han abierto múltiples vías, divididas en los sectores Este, Central, Lomo del león y Hadas.

Desde Polop de la Marina

Situada en el interior pero muy cerca de Benidorm, la localidad de Polop se encuentra asentada rodeando un cerro coronado por las ruinas de un castillo de origen musulmán. Merece la pena dar una vuelta por sus calles medievales y acercarse a contemplar la extraordinaria Font dels Xorros, decorada con escudos de municipios valencianos realizados con azulejos. La fuente, de 221 caños, siempre sorprende al visitante por la abundancia de su caudal. En Polop residió el escritor Gabriel Miró, quien llamaba al Ponoig “El león dormido”, inspirado en la silueta del macizo montañoso cuando se observa desde esta población.

Desde Polop (225 m) caminamos unos 500 m por la carretera que lleva hacia la pedanía de Xirles y, obviando el cruce hacia esta población, continuamos recto unos pocos metros por el asfalto para tomar un desvío a la izquierda (S) que sale tras el aparcamiento de un restaurante (también se puede empezar aquí). Siguiendo las señales del PR-CV 16 (Polop-Ponoig), avanzamos por un camino asfaltado que pronto gira hacia el W, manteniéndose en paralelo al barranco de Gulapdar. Poco después se llega a la carretera CV-70, por lo que nos desviamos un poco a la derecha para cruzarla cerca de una rotonda, volviendo de nuevo a la izquierda para recuperar el camino. Más adelante, llegamos a un cruce de senderos (363 m)(0,45) y continuamos (W) por la pista hormigonada de la izquierda (indicador Camí de Guad-dar, Camí de l’Almasere). La pista, tras bordear por el S la zona de escalada del Castellet, efectúa varias revueltas superando zonas de mayor pendiente hasta alcanzar un mirador (530 m) (1,10). Ya por pista de tierra, la ruta pasa junto a una construcción abandonada y prosigue su ascenso hasta una edificación pintada en color azul (654 m)(1,40), llamada la casa de Deu. En este punto giramos a la izquierda (SW) y progresamos por un agradable sendero entre las paredes del Penyó Cabal (1189 m), que se alzan verticales a la derecha y la cara N del Ponoig (1186 m), que queda a la izquierda. Al llegar a la Coveta de la Moscarda (920 m)(2,20) tomamos la senda de la izquierda (SW) y subimos hasta el collado del Llamp o del Llam (974 m) (2,35), lugar estratégico donde confluyen los términos municipales de Finestrat, Benidorm, Polop y Benimantell (algunos mapas sitúan erróneamente el collado del Llam junto a la cueva de la Moscarda). Desde el collado, seguimos el itinerario balizado (NE) que transcurre por la cara N del Ponoig, evitando la cresta, hasta la alcanzar la cima oriental (1186 m) (3,15). La punta occidental es solo 40 cm más baja, según el Instituto Cartográfico Valenciano (ED50 30S 745917 4277754).

Para retornar a Polop podemos emplear un camino diferente completando un recorrido circular. De vuelta en el collado del Llamp, bajamos (SW) por el PR-CV 17 (Polop por Taberna de Margoig o Margoch) hasta el collado de Pouet (883 m), que separa el Ponoig (1186 m) del Puig Campana (1408 m). Allí continuamos a la izquierda por un camino forestal que pasa junto al Mas de la Monja (600 m) y, más adelante, por un desvío señalado como camí del General, llegamos a la Taberna del Margoig (444 m). Siguiendo los indicadores nos acercamos a Polop atravesando una urbanización y un polígono industrial. Este tramo final transcurre por asfalto y puede resultar un poco tedioso.

Si no se va a realizar el itinerario circular, existe la posibilidad de ahorrarse los tramos asfaltados del inicio. Para ello, nos dirigimos en vehículo desde Polop hacia Xirles y, dejando a la derecha el desvío que se dirige a esta población, continuamos hasta una rotonda (1,4 km desde el cruce). En la rotonda seguimos de frente (SW) por una buena pista sin asfaltar hasta encontrar una caseta junto a la que se pueden aparcar un par de vehículos (327 m). Ascendiendo algo más por esta pista, se enlaza con el PR-CV 16 (Polop-Ponoig), en el punto donde comienza el tramo hormigonado que asciende hasta el mirador (530 m). Tanto en algunos ensanchamientos del camino cementado como en el mirador, se puede estacionar.

Desde Finestrat

Finestrat es un precioso pueblo con estrechas callejuelas de origen morisco. Un elemento característico de su arquitectura son las casas colgantes ubicadas en el borde meridional del cerro donde se asienta el casco histórico. En la parte alta de la población se encuentra el mirador del Castell, sobre el lugar que antiguamente ocupaba un castillo árabe. Un excelente lugar para contemplar el Mediterráneo y una gran extensión de la costa alicantina.

Aunque el casco histórico se encuentra en el interior, el término municipal de Finestrat tiene salida al mar a través de una estrecha lengua de terreno que se abre paso entre Benidorm y Villajoyosa. Esta pequeña franja costera, de apenas 300 m de anchura, fue obtenida por los finistrenses como recompensa por su contribución a la defensa del litoral frente a los ataques de los piratas berberiscos.

Partimos de la caudalosa Font del Molí (340 m), situada al N de Finestrat. La fuente, de 15 caños, se abastece del agua que se infiltra a través de las fracturadas rocas calizas del macizo del Puig Campana (1408 m), una de las montañas más emblemáticas de la provincia de Alicante. Ascendemos por una pista asfaltada en su inicio (N) y, después de pasar un puente, seguimos las señales del PR-CV 289 (Volta al Puig Campana), dejando a la derecha el desvío que asciende al Puig Campana (1408 m) por el Carreró (la Pedrera). Recorriendo el camí de la Serra, comenzamos a bordear esta magnífica montaña por su vertiente occidental. El camino pasa junto al mirador del Volador (617 m) y el refugio metálico J. M. Vera (805 m) antes de alcanzar el collado de Pouet o Povet (883 m) (2,00), donde confluyen varios caminos. Abandonando el recorrido que circunvala al Puig Campana, giramos al NE (indicador PR-CV 17, Polop por Coll del Llam), para ascender hacia el collado del Llam (974 m) (2,20), donde enlazamos con el itinerario anterior hasta la cumbre del Ponoig (1186 m)(3,00).
Para el descenso, aunque es algo más largo, situados de nuevo en el collado de Pouet (883 m), podemos seguir bordeando el Puig Campana en sentido horario para regresar al punto de partida (indicador PR-CV 289, Font del Molí per Foia Cac). El recorrido pasa por la Font de la Solsida (930 m), la cova del Cremat (811 m) y Foia Cac (500 m), antes llegar a una urbanización y la Font del Molí (340 m).

Accesos: Polop de la Marina (3h 15min) (2h 05min desde el mirador); Finestrat (3h)

Catálogos

Imágenes

Comentarios