Ir arriba

Mallaruego Norte (2.704 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
arrow-iconFecha Alta
03/07/2012
arrow-iconModificado
03/07/2012
Rodeadas por los impresionantes macizos de Vignemale, Tendenera y Argualas, entre otros, las solitarias y alejadas cumbres de Mallarruego permiten privilegiadas y dilatadas panorámicas sobre gran parte del Pirineo Central y Occidental, a costa, eso sí, de largas aproximaciones y fuertes desniveles que exigen una cierta preparación física.

Los mapas suelen señalar como Pico Mallarruego a la cima más meridional (2.686 m) de una serie de cotas cuyo punto culminante es, sin embargo, Mallarruego N. (2.704 m) debido, probablemente, a la posición más destacada del primero, ya que ocupa el extremo del cordal.

Desde Panticosa, por el Valle de Ra Ripera

Pasada la población de Panticosa, en dirección al Balneario, aproximadamente 1 km después tomamos un desvío a la derecha que cruza el río Caldarés y llega al aparcamiento del área recreativa de Lasaplana (1.250 m).

A la entrada del área, por la izquierda, seguimos la pista (cerrada a vehículos no autorizados) que asciende describiendo varias lazadas hacia los campos de A Corona (SE), donde la pendiente se suaviza. En la última curva de herradura de la pista, acomete por la derecha un camino procedente de Panticosa (cairn en la confluencia) que describimos más adelante (1.405 m)(0,20).
Proseguimos hacia el fondo del valle (E), entre la Pinada de Exena/Egena que queda a la izquierda y el río Bolática que fluye a nuestra derecha. Más adelante cruzamos el puente que salva el Barranco de Laulot (1.471 m)(0,50) y continuamos sin desviarnos del camino principal hasta el refugio de La Ripera, situado a la entrada del valle del mismo nombre (1.530 m)(1,05).

Existe la posibilidad de evitar buena parte de la pista de Lasaplana saliendo desde el pueblo de Panticosa. El recorrido es algo más largo y con mayor desnivel pero resulta más agradable. Para ello, dejamos el coche en el primer aparcamiento de la estación de esquí (1.170 m), atravesamos el puente sobre el río Caldarés y giramos a la izquierda por la parte posterior de un gran edificio
tras el que encontramos el arranque de un sendero balizado como P.R. (indicador a Ibón de Sabocos y La Ripera).

El sendero asciende en paralelo al río Bolática y llega diez minutos después a una bifurcación (1.235 m). El ramal de la izquierda pasa entre el Tozal de las Tierras (1.346 m) y la Peña del Saso (1.424 m) y entronca más adelante con la pista en la curva de herradura mencionada anteriormente (1.405 m). El camino de la derecha es el marcado como P.R. (aunque escasamente balizado) y, tras bordear la Peña del Saso por el S., cruza el río Bolática por un puente y se eleva separándose del cauce hasta alcanzar una zona más llana de pastizales. Tras salvar el Barranco de Fazeras/Faceras (1460 m) el trazado se aproxima nuevamente al curso del Bolática y lo acompaña por su orilla izquierda, atravesando varios portillos metálicos a su paso. Cruzamos otro puente y enlazamos finalmente con la pista de Lasaplana muy cerca ya del refugio de La Ripera. Si decidimos subir por cualquiera de estas dos últimas opciones tendremos que añadir unos 15 minutos más al recorrido.

Situados en el refugio (1.530 m)(1,05), progresamos hacia la cabecera del valle siguiendo ahora el curso del río Ripera que vadearemos un poco más arriba (1.540 m)(1,15). Adentrándonos entre el Pico de las Escuellas (2.504 m), que queda a nuestra izquierda, y los Picos de Fazeras/Faceras (2.140 m) y dero Berde/del Verde (2.295 m), que aparecen a nuestra derecha, pasamos junto al refugio del Cantal (1.577 m) y nos vamos aproximando al bucólico Rincón dero Berde o Rincón del Verde, cerrado por las majestuosas paredes de la cara N. del Macizo de Tendenera, que se yerguen 900 m por encima de nuestras cabezas. Sobrepasamos la cascada del Salto de Tendenera, que vemos a nuestra izquierda, y cruzamos después el río nuevamente (1.704 m)(1,45) para tomar una senda (NE) que asciende en diagonal hacia la parte superior de la cascada.

Superado el salto de agua, penetramos en el valle suspendido del Puerto de Tendenera y alcanzamos posteriormente otro refugio (1.929 m)(2,35) desde el que continuamos remontando hasta el Cuello de Tendenera, el paso que comunica con el vecino Valle de Otal y marca la frontera entre los municipios de Panticosa y Torla (2.339 m)(3,25). En el collado abandonamos el camino que desciende a la Ribereta de Otal y avanzamos, tratando de no perder altura, hacia los contrafuertes rocosos que vemos a nuestra izquierda (NE), donde localizamos un canal pedregoso que se abre paso en la muralla y por el que baja un pequeño curso de agua (2.318 m)(3,40). Nos introducimos en el corredor (W) y subimos por terreno suelto y bastante pendiente, algo incómodo pero no difícil, que pondrá a prueba nuestras piernas. Dejamos a la derecha otro canal, más angosto, y alcanzamos un amplio rellano inclinado que alberga un ibón en su extremo oriental. Ascendemos entonces hacia el collado S. de Chornaleras (2.550 m) y ganamos desde allí la Punta Chornaleras por su arista meridional (2.615 m)(4,25 h).

Bajamos a continuación (N) hacia el Puerto de Ordiso (2.555 m) y avanzamos hacia el pico Mallarruego S. trazando una pequeña diagonal que soslaya el zócalo rocoso que defiende la cima por ese lado (2.684 m)(4,50). Avanzando hacia el NE, subimos o flanqueamos la cota central de Mallarruego (2.682 m) y llegamos a un collado (2.635 m) bajo el mogote pétreo (2.687 m) que se desgaja al SW de la cima principal o N., de Mallarruego.
Bordeamos el mogote por la izquierda, junto a su base, y progresamos a media ladera ignorando una canal que sale a la derecha y que parece dirigirse hacia la cumbre aunque en realidad concluye en una brecha bajo la arista SW de una antecima, por la que no podremos continuar salvo que llevemos una cuerda. Sobrepasamos, por lo tanto, la antecima y trepamos (I) en oblicuo hacia la verdadera cumbre, que aparece detrás (2.704 m)(5,15). A principios de verano es posible que tengamos que esquivar algún nevero.

Desde Panticosa, por la Mallata de Yenefrito

Partimos del área de Lasaplana (1.250 m) y seguimos el itinerario descrito anteriormente hasta el puente de Laulot (1.471 m)(0,50). Un poco más adelante tomamos a la izquierda una senda que asciende hacia la Mallata de Yenefrito entre antiguas terrazas de cultivo. Según vamos subiendo, se puede ver más arriba un curioso peñasco extraplomado, llamado el Dedo de Yenefrito o el Dedo de Dios, que nos puede servir de referencia ya que el Cuello de Yenefrito, por el que debemos pasar, queda justo a su derecha (1.798 m)(1,45).

Nota: También podemos partir de Panticosa, pero hay que tener en cuenta que, si seguimos el sendero P.R., éste enlaza con la pista de Lasaplana pasado el cruce hacia Yenefrito, por lo que tendremos que retroceder unos 300 m para coger dicho desvío.

Tras el collado (1.798 m)(1,45), seguimos un tramo en suave pendiente hasta el refugio de Yenefrito (1.860 m)(2,00) y, más adelante, cruzamos primero el Barranco de Laulot y posteriormente el de Catieras. El camino serpentea otra vez en fuerte pendiente dejando a la izquierda la ruta que permite acceder al Ibón de Catiellas y al Pico Ferreras (2.644 m) y prosigue su ascenso por una comba, bajo los cordales que se desprenden al W. y al S. de la Peña Ferreras (2.613 m), hasta alcanzar el Collado de Ferreras o Cuello de Fenés (2.499 m)(3,45).

Avanzamos ahora fuera de sendero (SE), remontando por la ladera noroccidental del Mallaruego y nos vamos aproximando a su base rocosa. La cima principal es la situada más a la izquierda por lo que nos dirigimos hacia ella y trepamos (I) diagonalmente los últimos metros (2.704 m)(4,15)

Desde San Nicolás de Bujaruelo

En Bujaruelo (1.340 m), tomamos el camino que asciende por la orilla derecha del río Ara y giramos más arriba a la izquierda por la pista que se introduce en el valle de Otal. La pista traza varios zigzags, que pueden acortarse por algunos atajos, y concluye en el refugio de la Ripereta de Otal (1.625 m), a los pies del Circo del mismo nombre.

Ascendemos a la derecha, en amplias lazadas, por la ladera que cierra el valle por el N. (dirección general NW) hasta alcanzar el vallecito colgado de la Faja de Basarán por el que continuamos hacia el Cuello de Tendenera. Antes del collado nos elevamos a la derecha en busca del canal pedregoso descrito en el primer itinerario, por el que seguimos hacia las cumbres de Chornalera (2.615 m), Mallarruego S. (2.684 m) y Mallarruego N. (2.704 m)(4.45)

Accesos: Panticosa, por el Valle de Ra Ripera (5h 15 min); Panticosa, por la Mallata de Yenefrito (4h 15 min); San Nicolás de Bujaruelo (4h 45).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconRafael Bartolomé
    El 8 de octubre de 2017

    Aunque los hitos marcan la entrada por el norte usando una canal descompuesta y unas sencillas trepadas en unas pedreras como indica la reseña (I), es evidente que en ausencia de nieve y lluvia la ladera NE permite entrar de forma más sencilla, aunque bastante empinada, a la izquierda de la cima.