Ir arriba

San Adrián (719 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Fecha Alta
17/12/2016
Modificado
18/12/2016
1

San Adrián (719 m), es la cumbre mas destacada del sector occidental del cordal de Roita. Al pie de sus laderas de poniente se sitúa el santuario mariano de Valentuñana. De su zona cimera deriva una cuerda secundaria (trayectoria S-N al principio y E-W después) en cuya parte oeste hay unas formaciones pétreas pintorescas.
La cima se halla en la parte alta de un campo lleco, dentro de un recinto cinegético, junto a unas carrascas. Unos metros al W hay una cota de similar altitud. Según testimonios escritos, hubo por estos lares una ermita dedicada a San Adrián de la que no se aprecian restos. Las vistas panorámicas del entorno son buenas.
Convento de Valentuñana
Según cuenta la tradición, en este lugar se apareció la virgen a dos niños llamados Valentín y Ana (de la combinación de ambos apelativos surgió el término de Valentuñana). Como testimonio de su presencia dejó una fuente brotando del tronco de una encina.
Los Carmelitas Descalzos construyeron, a finales del S. XVII, un santuario de estilo barroco en el sitio donde había una ermita del S.XIII. Tras la desamortización de Mendizabal, el lugar quedo abandonado unos años hasta que se asentaron los Agustinos Recoletos, sus actuales moradores.
Desde el Parkin del santuario de Valentuñana
Hasta la proximidad del collado (668 m), separador de esta cima y el monte Pamplonés, los accesos son coincidentes en ambas cumbres.
Como variante al trayecto iniciado en Sos, podemos partir de Valentuñana acortando la ruta en unos 25 min (entre ida y vuelta).
Partiendo del parkin del convento, bajamos un tramo de vía asfaltada hasta pasar el puente del barranco Calderón. Tomamos una pista a mano izquierda que esta señalizada como GR. Tras andar unos 4 km por ella, dirección E, llegamos a una puerta de vallado . Al pasar la entrada, dejamos el GR-1 y avanzamos hacia el collado (N); tramos de camino, de campos llecos y vaguadas montaraces.
Cogemos un camino hacia el W, que discurre por la parte alta de la solana del monte,y nos posiciona en una parcela lleca de gran tamaño. Vamos por ella, ganando altura, hasta alcanzar la cumbre de San Adrián.
La opción de volver cresteando hacia el W, nos plantea el inconveniente de tener que saltar la valla cinegética.
Para llegar a las pintorescas estructuras rocosas, conviene aparcar a la altura del empalme de Undués de Lerda (en la carretera de Navardún ) y avanzar un corto tramo (SE) atravesando campos y terreno montaraz hasta llegar a la base de los monolitos. Uno de ellos resultará tentador para montañeros duchos en  escalada.
Accesos: Parkin del convento de Valentuñana (1 h 20 min) Sos del Rey Católico (1 h 30 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios