Ir arriba

Llaberia, Cavall Bernat de (834 m)

remove-icon
Carles Danon
Fecha Alta
17/07/2014
Modificado
17/02/2016
9


Desde Pratdip

En Pratdip (227 m), desde la carretera seguimos en principio el PR-C 196 y el GR-192, que enseguida se va a Montroig; de momento caminamos por pista, hasta llegar a Les Fonts (350 m), donde el PR se desvía hacia Colldejou. A partir de aquí ya empezamos a notar una buena subida en dirección a las Crestes de la Seda, seguramente el tramo más espectacular de la ascensión.

En cuando logramos el hilo de la cresta ya disfrutamos de buenas vistas hacia el Camp de Tarragona, y casi sin darnos cuenta nos plantamos en Coll de la Seda (566 m). Ahora dejamos por un buen rato el terreno "amable" para iniciar una dura subida, sin pasos complicados, pero si aéreos, aunque no hay que distraerse. Superada esta primera cresta, tenemos una tregua muy breve; a la derecha del todo ya se adivina la segunda trepada, donde nos espera el Pas dels Siscu, portal de acceso a la muela del Mont-redon (859 m). Más en el centro, al otro lado del Barranco de la Dòvia, se alzan las paredes y las fajas que recorre el Camí de la Forestal. En diez minutos llegamos al Paso dels Siscu (685 m)(1,30), una corta trepada equipada con cadenas. Para quien no le guste la verticalidad, se puede evitar por la izquierda.

Superado este paso, todavía nos quedará una segunda trepada para acceder a la cumbre del Mont-redon, nada del otro mundo. Continuamos por la cresta, que va alternando tramos más amplios y más estrechos. Una vez superamos las últimas dificultades llegaremos a esta cumbre (859 m)(2,00). Hay que indicar que se puede evitar su ascensión por un sendero a la derecha hacia la Font de l' Àliga; y un poco antes también hay un desvío a la izquierda que bordea el risco.

El Mont-redon es la primera elevación de la sierra de Llaberia, y por tanto desde aquí podemos contemplar el resto de cumbres de la misma: el primero es, precisamente, el Cavall Bernat, a la derecha; la Punta de Fornells, en el medio; a su izquierda la Cruz de Llaberia y junto con la "bola" del radar meteorológico, la Miranda de Llaberia, techo de la sierra.

Bajamos al siguiente puerto, donde dejamos la cresta hacia la derecha, y un poquito abajo encontramos el camino por donde se puede evitar ascender a la última cima. Continuamos la marcha más o menos flanqueando hacia la base de nuestro siguiente objetivo, que no es otro que el Cavall Bernat, mientras observamos, hacia atrás, cómo el Mont-redon es igualmente espectacular desde esta perspectiva.

Nos vamos acercando al Cavall Bernat y su aspecto se torna bastante vertical. Al llegar al pie de la canal de acceso, dejamos las mochilas; ahora veremos que no tiene ninguna complicación, aunque sube bastante empinada. En cuanto las primeras encinas quedan debajo, se flanquea a la derecha por la roca; no hay mucha pérdida ya que es prácticamente el único paso posible. Siguiendo hacia arriba unos metros, otra pequeña trepada y nos encontramos todos en la cima del Cavall Bernat (840 m)(2,30).

Accesos: Pratdip (2h 30 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios