Ir arriba

Mondragon, Pic (1.716 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
18/12/2015
Modificado
09/05/2017

El Pic de Mondragon ( 1.716 m ) se eleva más de 1.300 metros sobre el profundo y poco conocido Vallée de Ferrières/Herrèra. Aunque oculta en la inmensidad de las primeras alturas de la cordillera pirenaica, lo cierto es que sí que es bien visible desde muchos puntos y no sólo desde la localidad de Ferrières/Herrèra ( 550 m ), sino también desde el piedemonte de Arthez d’ Asson ( 378 m ). Cerca de este lugar se encuentran una de las grutas más famosas de Francia, las cuevas de Betharram, la primera que se habilitó para la visita y en la que se instaló iluminación eléctrica.

Como su base se apoya en el mismo valle, posee una envergadura importante frente a su altitud. Casi toda ella es profusamente boscosa y escasas sendas y caminos, por lo que las ascensiones son largas acumulando en todos los casos un desnivel importante.

La denominación en sí es enigmática. El monte del dragón se debería relacionar con alguna criatura mitológica del imaginario popular como el Erensuge, Herensuge, Herainsuge, Hensuge o Lerensuge que citan los antiguos relatos vascos  de Sara/Sare, Ezpeleta/Espelette ( Lapurdi ), Liginaga-Astüe ( Zuberoa ) o Alzay ( Zuberoa) donde, en la inmesidad de la montaña de Ahüzki, también vivió uno de estos dragones. El dragón o “culebro” solía transitar las montañas más elevadas. Algunos relatos le atribuyen siete cabezas. Chao nos hablaba de “Le serpent du Valdextre”…

Desde el Vallée de Ferrières/Herrèra (T2)

Desde Arthez-Asson seguir la D-126/D-426 penetrando en el Vallée de Ferrières. Cuando la carretera se desdobla por no permitir el doble sentido de circulación aparece un cartel indicando "Ferrières 3,8/ Col de Soulor 17". Un pequeño puente de hormigón cruza el río L' Ouzom. Siguiendo al carretera, a unos 150 m., se observan unas rodadas donde se puede estacionar a la derecha.

Desde este lugar parte una senda, prácticamente invisible por la vegetación, y que se ecamina al encuentro con la regata de Séguts. La senda, embarrada, discurre bajo el profuso bosque y tras un par de giros mejora. Tras llanear alcanzar y cruza el torrente de Séguts y comienza a ascender en zig-zag ( 680 m ) y luego se desvía a la izquierda para penetrar en el Vallon de la Glacère. Cruzando el Col de la Glacère ( 1.024 m ) se continua (W) por la vaguada boscosa cruzando un primer gran claro para llegar, a continuación, a un segundo ( 1.100 m ). En este punto deberemos abandonar la ruta hacia el Col de Jaüt ( 1.506 m ), para continuar abandonar ese claro por la izquierda (SW). El sendero continuará por el bosque siguiendo la vaguada de L’ Eccanat. Luego el sendero se orienta hacia el S., y cruza un rellano despejado dejándolo a la derecha. En el ángulo SE del plató, los hitos suben brevemente hacia la izquierda (E) para salvar y luego prosigue en dirección S. sin abandonar el boscoso y atravesando algún pequeño paraje rocoso hasta salir a una cuenca herbosa ya libre arbolado, justo debajo de la loma que enlaza el Soum de la Gélaque ( 1.672 m ) con el Col d’ Arriste ( 1.533 m ). No será preciso alcanzar este último, que queda ligeramente a la derecha, junto a una pequeña charca ( Lac d’ Arriste ).

Continuar la ascensión al E. pasando junto a otra pequeña charca, el Lac de la Gélaque ( 1.578 m ) para desembocar en el pequeño Coll de la Croisette ( 1.625 m ). Dando la espalda al cercano Soum de la Gélaque ( 1.672 m ), avanzar rápidamente por la cresta que conduce a la cumbre despejada del Pic de Mondragon ( 1.716 m ). La línea del bosque queda muy cerca de la cúspide, por lo que la panorámica desplegada es amplia e interesante.

Accesos: Vallée de Ferrières/Herrèra ( 3h 45 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios