Ir arriba

Tossa de la Reina (1.119 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
14/02/2016
Modificado
20/02/2016
1

Es indudable que el Massís de Els Ports se puede considerar un territorio tremendamente atractivo para un tipo de montañero que, aparte de un sinfín de consideraciones deportivas, paisajísticas, naturalistas, sociales, etnográficas, ecológicas, estéticas y hasta espirituales, busca satisfacer en la montaña una afición inocente y algo prosaica; una especie de juego secreto, personal, y a todas luces inofensivo: el coleccionismo de cimas. Els Ports es un paraíso para el coleccionista.

El Catàleg dels 100 Cims, elaborado por la FEEC con criterios quizás controvertidos, pero muy respetables en cualquier caso, reúne un total de 308 cumbres catalanas, un puñado de las cuales se concentra en el sector tarragonés del macizo: Caro (1442 m), Tossal dels Tres Reis (1350 m), El Negrell (1345 m), L'Espina (1181 m), Roques de Benet (1017 m), La Coscollosa (879 m), Tossal d'Engrilló (1072 m) y Santa Bàrbara (752 m).

Quedan un buen montón de montañas, principales y secundarias, de los sectores aragonés y valenciano del macizo. Y quedan también en el sector catalán, afortunadamente, multitud de picos interesantes no incluídos en la lista de las 100 Cims; la Tossa de la Reina (1119 m) es uno de ellos.

La Tossa de la Reina es una cumbre de perfil airoso, culminación del cordal que flanquea por el norte la barrancada por donde trepa desde Els Reguers la carretera de Els Ports, denominada el Caragol. A pesar de su proximidad a Lo Portell, la cima es poco visitada; sin embargo, la facilidad de su acceso y sus fantásticas panorámicas la convierten en un objetivo montañero muy recomendable.

Desde Lo Portell

Frente al aparcamiento del mirador de Lo Portell (1020 m), salvar con cuidado el talud de la carretera y alcanzar la línea del cercano cordal. Un difuso sendero asciende por la empinada ladera meridional del monte. En el tramo final ha prosperado un cerrado matorral de coscoja, que aparece menos denso desplazándose hacia la izquierda, por donde se descubren rastros de paso.

Se gana sin más problemas la despejada cima, señalada por un erosionado mojón que parece dividir los términos municipales de Tortosa y Alfara de Carles. Impresionante mirador sobre la Sierra de L'Espina y sobre los profundos y umbríos barrancos que se abren entre ambas alineaciones montañosas; hacia el E se domina el Barranc de Farrubio, paso de la carretera a Lo Portell, flanqueado por los relieves de la Punta de Farrubio (785 m) y por las abruptas peñas de La Fortalesa (842 m) y de la Mola del Català (639 m).

Acceso: Lo Portell (20 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios