Ir arriba

Corona Alta (1.582 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
26/12/2016
Modificado
03/01/2017
1

La Corona Alta ( 1.582 m ), más conocida vulgarmente como Muela de Beratón, es una gran meseta delimitada por paredes verticales de una decenas de metros que la defienden por todos sus costados. En estos acantilados de color rojizo, a veces más intenso, otras más deslavado, se abren algunas curiosas oquedades, análogas a las que se observan en la cara S del cercano Morrón ( 1.730 m ). Estos acantilados son posadero de aves rupícolas como el Buitre Leonado, El Halcón peregrino, el Azor, el Gavilán, incluso del Águila Real. En la invernada también nos puede acompañar el simpático acentor alpino o el treparriscos.

La peña se observa atractiva desde las inmediaciones del pueblo de Beratón ( 1.395 m ), el más alto de la provincia de Soria. En concreto desde las inmediaciones del cerro y castro de San Mateo ( 1.468 m ). Hay que indicar que según los mapas del IGN, el límite entre Castilla y León y Aragón, de trazado que se sugiere caprichoso, corta la muela longitudinalmente, dejando la mayor parte en el seno de la provincia de Soria.

Desde Beratón (T2)

El itinerario salva pocos desniveles desde Beratón ( 1.395 m ) aunque el itinerario carece de señalización.

En Beratón ( 1.395 m ) salir por una pista hormigonada que, dejando a la izquierda el camposanto, y a la derecha el cerro de San Mateo ( 1.468 m ) nos coloca en el collado contiguo al peñasco ( 1.429 m ). Abandonar la pista en este lugar para tomar un sendero a la derecha, en su inicio ligeramente descendente: Es el camino viejo de Aragón. Seguir este camino que discurre por encima del barranco del Hoyuelo, con la pala rocosa de la Corona Alta bien visible en el flanco opuesto. La senda discurre entre roble rebollo y escobas hasta alcanzar un rellano en la vaguada ( 1.515 m ) antes de afrontar la subida final a la Cruz de las Heladas ( 1.595 m ).

Abandonamos el sendero para continuar por la derecha, al principio en pequeña subida sin sendero definido. Se trata de contornear completamente el cerro de la Atalaya ( 1.661 m ) manteniendo la altitud. Al efectuar el rodeo, la senda se hace más sensible, cruzando un terreno más predegoso, hasta llegar a un gran desprendimiento de tierras. Cruzarlo para alcanzar, de inmediato, el collado de la Atalaya ( 1.515 m ).

El itinerario más rápido para llegar a la cumbre consiste en rodear la roca por el lado izquierdo. No obstante, el cortado más vistoso es el de la derecha. Por ello, subiremos hacia la pared bajo la cima y luego descenderemos por la derecha pegados al risco. Pasaremos por un horquilla entre un gran bloque y la pared y, luego, iremos girando hacia la izquierda bajo las grandes paredes para entrar en el Portillo Grande, una amplia ladera de roca que permite un simple acceso a la meseta desde este lado ( 1.490 m ). Sólo queda encaminarse (N) hacia el extremo contrario, donde se sitúa la cumbre de la Corona Alta ( 1.582 m ).

Descendemos siguiendo el acantilado en sentido de las agujas del reloj (E). Tras unos centenares de metros, la muralla se diluye en una pequeña concavidad, que permite un destrepe muy fácil a la base del cantil rocoso. Luego sólo queda rodear el flanco N de la proa rocosa para descender, nuevamente, al collado de la Atalaya ( 1.515 m ), y de aquí deshacer el itinerario a Beratón.

Accesos: Beratón ( 1h 45 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios