Ir arriba

Montañeta, Tuca de la (2.558 m)

remove-icon
Mariano Antonio Javierre Lacasta
arrow-iconFecha Alta
10/08/2017
arrow-iconModificado
06/09/2017

Al Pico de la Montañeta se suele subir por el Valle de la Glera, subsidiario del Valle la Pique inmediatamente al N de Luchon. El ascenso se desarrolla por un amable valle orientado al N y profusamente vestido de vegetación que  permite alcanzar suavemente el casquete somital del pico, o en su defecto el Puerto de la Glera ( 2.367 m ) o incluso el Portillón de Benasque ( 2.444 m ). Una vía más corta y quizás un poco más atractiva es su cara W que tiene unos corredores que presentan cierto interés.

Corredor Central de la Montañeta (PD)

Aparcando al final de la Carretera de Benasque ( 1.800 m ), justamente por encima del Hospital de Benasque, un camino balizado de verde y blanco se introduce en un bosque de pino negro asentado sobre materiales metamórficos en dirección N. Lleno de agua, hay que subirlo con cierto cuidado pues las piedras algo pulidas resbalan.

Desde un pequeño rellano contemplamos la Cascada de Gorgutes y proseguimos camino arriba para salir poco a poco del bosque a la vez que nos acercamos al Barranco de Gorgutes que baja desde el Puerto de Gorgutes o de la Glera. En un amplio rellano inclinado en el que se asienta la pradera alpina sobre los 2000 metros de altitud y en el que hay una pareja almorzando, atravesamos el crecido barranco sin necesidad de alcanzar el puente de nieve altitudinal del circo y siguiendo al norte nos orientamos directamente hacia la pared oeste de la Montañeta perfectamente decorada por sus nevados corredores que vamos viendo durante el camino. La nieve está muy blanda ya a estas horas y progresamos de frente para arriba haciéndonos nuestra propia huella ya que la que hay de descenso no nos sirve y otra de esquís tampoco. El resalte de nieve lo alternamos con algunas afloraciones de praderío rocoso que vamos buscando y que nos depositan en una diminuta loma al sudeste del Ibón Pequeño de la Montañeta y que actualmente se llama Ibón Pequeño de la Solana de Gorgutes ( 2.220 m ).

En lugar del corredor Central, preferimos el Corredor situado al N del mismo, algo más mixto y también aparentemente un poco más tendido aunque tenga una salida equivalente. Sobre el corredor situado más al sur no hablamos está coronado de paredones y muy relleno de materiales de alud. El enorme cono de deyección de los tres corredores conforma una hermosa ladera que se va elevando paulatinamente hasta introducirse entre las paredes de los corredores. Cuenta con un lomo medianamente pelado y absolutamente inestable que se yergue alrededor de 100 metros y que vamos a utilizar para progresar por el mismo aunque resulte bastante más penoso que progresar por la nieve.

Hemos comenzado la sección de nieve con una pendiente de alrededor de 40º de inclinación y cada paso te sube sin duda. Lo hacemos primero por la zona izquierda  en busca de las rocas que marcan la entrada y por allí proseguimos lo más fuera posible de la trayectoria de cada de materiales que únicamente pueden bajar de la cornisa que adorna la rama izquierda del corredor. Unos metros más arriba el corredor se estrecha y nos coloca en la línea de caída  por lo que atravesamos el corredor y nos colocamos en la vertical de la rama derecha del mismo a salvo de las cornisas. Enseguida alcanzamos la divisoria del corredor que coincide con la zona más estrecha y erguida del mismo que en algún momento se aproximará a los 50º de inclinación.

En el collado de salida, fuera de la nieve al igual que la sur del casquete somital del pico. contemplamos la amable ladera de llegada desde los Lacs de la Montañeta completamente cubiertos de blanco. En cinco minutos y en dirección N alcanzamos la redondeada doble cima del Pico de la Montañeta ( 2.558 m ).

Por el Portillón de Benasque

Desde el final de la carretera de Benasque ( 1.780 m ), bajamos una treintena de metros alcanzado el camino que transita la Pleta de la Sarra ( 1.736 m ). Vamos en busca del Barranco de Peña Blanca tras pasar junto a las Ruinas del Antiguo Hospital de Benasque ( 1.745 m ).

El camino del Portillón de Benasque transita el barranquillo y se va elevando por el praderío húmedo todavía en busca de las paredes de Peña Blanca. Abandonamos el praderío sustituido por las marmoleras de la pared y tras remontar la característica faja rocosa blanquecina,  alcanzamos de nuevo el praderío que se alarga en suave ascenso hacia las Ruinas de Casa Cabellut ( 2.367 m ) ya en las inmediaciones del Portillón de Benasque ( 2.444 m ).

Contemplada la mina al contraluz de la mañana remontamos unos últimos metros y alcanzamos el Portillón de Benasque ( 2.444 m ), que fue habilitado en su día como paso entre las dos vertientes. Si el acceso por la vertiente S era sencillo, el de la vertiente N, más empinado y sombrío, requirió de algunos pequeños muros de mampostería, permitiendo el descenso al circo lacustre de los Lacs de Boum de Port. Se trata de un gran lac y de dos laquettes junto a los que se encuentra el Refugio de Benasque  ( 2.250 m ).

Desde la brecha del paso se ve el Col de la Montañeta y el Pic Sajust dominándolo. Sabemos que para ver los lacs no es necesario llegar a su orilla y consecuentemente para abreviar, bajamos unos metros por el trilladísimo camino y en una gran revuelta a derechas, cuando nos parece oportuno, lo abandonamos para iniciar una travesía  orientada hacia el collado. Bajaremos más de lo calculado, atravesaremos algún nevero residual entre grandes bloques metamórficos, pero pasaremos una cincuentena de metros por encima del lac mayor con lo que nos ahorraremos algo de desnivel y recorrido aunque lo compensemos con la incomodidad relativa del fuera de camino. Alcanzada la base del crestón NE toamos el camino que faldea el pico y que en suave ascenso termina por depositarnos en el Col de la Montañeta/Col de la Montagnette ( 2.415 m ).

Nos despedimos del Circo de Boum de Port y nos adentramos pedriza abajo al Circo de la Montañeta. El lac es visible durante el descenso que resulta corto. Al rodear el lago por el S, una línea de hitos que prosigue al W en suave ascenso nos invita a seguirla. Se trata de un ascenso muy suave por praderío salpicado de afloraciones metamórficas y que nos conduce a la sucesión de suaves promontorios llenos de hitos que enlazan Salvaguardia ( 2.736 m ) con la Montañeta ( 2.558 m ).

Accesos: Hospital de Benasque ( 2h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios