Ir arriba

Barbe de Bouc, Pic de (2.963 m)

remove-icon
Mariano Javierre Lacasta
arrow-iconFecha Alta
14/11/2017
arrow-iconModificado
14/11/2017

Desde la Fruitière

Aparcamos frente al hotel de la Fruitiere (1.371 m ) y de inmediato nos introducimos en el Valle de Lutour. Un transitado camino que conduce al Lac de Estom y más, llanea al sur por la orilla derecha del barranco. Con más llaneos que ascensos nos adentramos valle adentro, pasamos cerca de la original y rústica Cabaña de Pouey Caut ( 1.550 m ) y enseguida alcanzamos el cartel que nos encamina al este en busca del Refugio Russell. Atravesamos el praderío suavemente ascendente y nos introducimos en la pared vestida de bosque mixto en el que predomina el abeto para ir ascendiendo vuelta a vuelta siempre entre dos torrentes que recorren la ladera. Bastante arriba atravesamos un par de canchales graníticos en los que parece que han colocado piedras y poco después entramos al rellano del Circo de Culaus donde se encuentra el Refugio Russell ( 1.980 m ). Se trata de un refugio no guardado con capacidad para docena y media de personas, de dos plantas: en la inferior está el comedor con un fuego bajo que tira de maravilla y unas escalerillas conducen a la planta superior en la que hay colchonetas y mantas. Hay luz eléctrica, algún menaje de cocina y una espléndida fuente.

Seguimos nuestro camino para atravesar el Circo de Culaus en dirección SE. El circo destaca por ser una enorme acumulación de bloques graníticos bajados de las dos laderas que lo limitan: al N las Aristas de Agudes y  SE de Ardiden que se continúa con Chanchou y al S las laderas de Cestrede y los Pics de Culaus. Con algunas dificultades se instala el pino negro, el rododendro y el enebro rastrero prácticamente sin concesiones al praderío por lo que su tránsito no resulta ni fácil ni agradable. El camino suavemente ascendente se divide enseguida. La rama nordeste se marcha a la ladera en busca de la brecha de Agudes mientras que nosotros proseguimos circo adelante al sudeste tratando de no perderlo lo que resulta ciertamente fácil ya que hay muchos hitos de piedras. Una sucesión de suaves resaltes siempre entre bloques de granito  nos permiten avanzar por el circo de manera bastante lineal y nos aproximan al Col de Culaus que cierra el circo por el SE. Terminamos saliendo del fondo del circo por una ladera medianamente erguida en el que el camino da un rodeo superando cómodamente los últimos metros que nos sacan al sol y nos depositan en el amable Col Culaus ( 2.565 m ).

Iniciamos el ascenso de la arista Sur de Chanchou ( 2.931 m ) pausadamente. Enseguida nos juntamos caminando la primera parte de la arista en dirección N pues se trata de un tramo de loma ascendente vestida parcialmente de pratenses. Las pratenses desaparecen sepultadas por el granito bastante descompuesto mientras que comienza a anidar entre sus componentes rododendros y enebros con algún hito de piedras, que por prudencia no han sido colocados más abajo y que marcan un poco transitado camino.

Unos escalones vestidos de arbustos ponen fin a la parte vegetal de la arista que en progresivo ascenso se mineraliza completamente tras haber ascendido los primeros 100 metros de desnivel. Una segunda parte se realiza a toda cresta siempre fácil hasta que empiezan a aparecer pequeños muros y comienzan los faldeos que simplifican la progresión.

La mayoría de los flanqueos se hacen en la vertiente este utilizando corredores amplios y descompuestos,  en los que aparece algo de verdura y desde los que se contemplan hacia abajo el Lac Noir y el Laquette del Ravin du Lac Noir. De nuevo en el filo de la arista contemplamos como se ha quedado allá abajo el Col Culaus mientras que por delante aparecen algunos resaltes más consistentes que se pueden escalar pero que ofrecen un fácil faldeo por el oeste y un laborioso retorno en el que hay que emplear las manos.

La arista se ha vestido de bloques de granito de mayor tamaño y hay que elegir paso entre ellos lo que obliga a deambular por las inmediaciones de la misma cuando nos encontramos  en un punto de la arista a la que llega una canal oscura orientada de este a oeste y en la que se centraban nuestras dudas. Escalado el resalte aparece un irregular hombro. Se trata de un rellano completamente erizado de agujas y torreones de medianas dimensiones que hay que sortear pasando entre grandes bloques de granito junto a un nevero residual que anida en el hombro. Será de un centenar de metros absolutamente irregular y descoyuntado que también se lleva su tiempo. Es la zona que no teníamos clara y desde la que arrancaba la parte superior. La pared final arranca del hombro mediante un corredor bastante erguido y de trayectoria quebrada que se sube bastante bien empleando las manos. Los últimos metros son dos largos escalones verticales  que resultan más sencillos de escalar de lo que parecían desde abajo.

Nos deposita en la arista desde la que contemplamos la vertiente norte del pico. Se trata de  que  arista llena de bloques y lajas de grandes dimensiones que, unos metros hacia el este, nos depositan en la Cima del Pic Chanchou situada a 2949 metros de altitud. Prácticamente es  una acumulación de un par de grandes bloques en los que no hay sitio para tres. El hito cimero está en una protuberancia de la arista al W de la cima de Chanchou ( 2.931 m )

Desde la cima contemplamos la vertiente N del pico que es un canchal en forma de cuenco amplio limitado por la arista S de Ardiden que domina el W  de la cuenca y cuyos pies se sumergen en el Lac de Badet  y el cercano pico de Barbe de Bouc ( 2.963 m ) en la arista este que arranca de esta cima. Más allá y en la distancia aparecen las cimas que pastorea el Midi de Bigorre.

Iniciamos un faldeo de la arista este puesto  que parece algo entretenida. Iniciamos un descenso cómodo en dirección NE con el propósito de faldear las hostilidades de la arista y perder la mínima altura posible que nos deposite en el amable collado de separación de los picos que estamos recorriendo. Nos juntamos en el amplio collado situado sobre los 2825 metros de altitud y del que arranca la arista sudoeste del pico al que nos dirigimos. La arista no es difícil pero no es necesario hacerla pues enseguida aparece una larga vira herbosa establecida entre bloques erosionados de granito que  se eleva por el NW de la misma y que nos deposita en un corredor que sube desde el W. Alcanzado el corredor algo descompuesto, amplio  y lleno de materiales inestables subimos unos cuantos metros en travesía para alcanzar la pared cimera que siempre fácil permite superar unos pocos metros y nos deposita en la Cima del Pic Barbe de Bouc  o Epaule de Bastampe ( 2.965 m ).

Accesos: La Fruitière ( 5h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios