Ir arriba

Pinos, Sierra de los (1.395 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
10/05/2018
Modificado
10/05/2018

Esta montaña toma el nombre genérico de la sierra de la que forma parte, cerca de los famosos Llanos de Líbar. Está dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema (la zona más lluviosa de la península), en el límite de las provincias de Málaga y Cádiz. La cima queda en la provincia de Málaga.

Desde Cortes de la Frontera

Se deja Cortes (610 m), a la salida oriental del pueblo, por una pista que va por debajo de la carretera sin asfaltar que sube a los Llanos de Líbar. Cuando llegamos a la carretera (0,20), volvemos unos metros a la izquierda y tomamos un sendero PR que sube muy pendiente por la ladera descubierta de la montaña. Es un sendero muy bonito que trepa haciendo amplias lazadas por un terreno a veces de arenisca, buscando la sombra de unas pocas encinas aisladas.

En la mitad de la cuesta (1075 m) (1,10), el sendero se abandona, tomando otro sendero más pequeño que trepa a la izquierda, pasa una alambrada y luego una puerta, para meterse en una zona de grandes rocas. Y al llegar a los 1200 m (1,40) empieza a llanear por unas grandes campas en la misma dirección W que traíamos y se convierte en una pista.

 Hay un gran cruce de pistas en una ancha campa a 1205 m (2,15), al que volveremos luego después de haber hecho cumbre. Para subir, tomamos a la derecha, al pie de la cara SE del monte y en seguida pasamos una alambrada por donde sigue el único camino que va a la cumbre. El sitio es encantador: un bosque de hadas, con diferentes especies de árboles y rocas tapizadas de musgo. Hay abundantes jaulas de repoblación forestal. El sendero, muy pendiente, sube haciendo eses y el bosque desaparece al llegar a los 1350 m.

En la cima (1395 m) (3,00) hay un vértice geodésico colocado sobre unas grandes rocas. Las vistas son espectaculares: por ejemplo, Gibraltar, el Jebel Musa al otro lado del Estrecho y las primeras montañas del Rif, las sierras de los Alcornocales y las Nieves y al fondo Sierra Nevada.

Volvemos por el mismo camino al cruce (1205 m), parando a menudo para sacar fotos en el bosque encantado. Y desde el cruce bajamos a Cortes de la Frontera por un camino más rápido que el de la subida, pero menos bonito. Empezamos siguiendo la pista hacia el S, durante 10 minutos, hasta que desparece. Nos pasamos a un estrecho sendero hacia la izquierda, que baja abruptamente a un amplio llano, 100 metros más abajo. Luego, la salida del llano  no está nada clara: tenemos que ir buscando hacia la izquierda, al E, hasta que encontramos un sendero en una marcada vaguada que baja decididamente a Cortes.

El camino, muy evidente, que empieza por el borde derecho de la vaguada,  y baja hasta el fondo (900 m). Vuelve a la derecha y luego definitivamente pasa a la izquierda, bajo grandes ramas de aulagas, y se encamina directamente al pueblo. Desembocamos en una carretera de cemento (680 m) y encontramos las primeras casas. Diez minutos después llegamos al centro de Cortes de la Frontera, buscando un alojamiento, que no existe. La duración de la bajada puede ser de unas 2 h 15 min.

Accesos: Cortes de la Frontera  (3h).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios