Ir arriba

Peña Castillo (1.409 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
23/06/2018
Modificado
24/06/2018

Peñacastillo o Peña Castillo (1409 m), la menor y más oriental de las Peñas de Santibáñez, es también la más destacada de las tres desde el punto de vista histórico. En su exigua cumbrera se alzó el Castillo de San Román, uno de los más antiguos y notables en su época de la Montaña Palentina; junto a las fortalezas de Guardo, Cervera de Pisuerga y Aguilar de Campoo, constituyó a partir del siglo IX la primera línea defensiva contra el avance musulmán de los asentamientos repobladores cristianos del norte peninsular, germen del primitivo Condado y posterior Reino de Castilla.

Al pie de la peña y bajo la protección del castillo, se funda, probablemente antes del año 940, fecha de su primera mención documental, el Monasterio de San Román de Entrepeñas, del que únicamente se conserva la ruinosa torre de su iglesia románica (s.XII), representada en el escudo de Santibáñez de la Peña.

Del Castillo de San Román, por su parte, desaparecido ya en el siglo XIII, aunque se nombre en documentos del siglo XIV, apenas se reconoce en la removida cima de Peña Castillo alguna corta hilada de piedras, correspondientes quizás al arranque de la torre; un recinto inferior que pudo albergar el aljibe; y, curiosamente, un solitario sillar labrado, testigo mudo del expolio sufrido por la fortaleza a lo largo de los siglos.

Desde el punto de vista estrictamente montañero, Peña Castillo (1409 m) es una pequeña montaña de atractivo perfil, que combina de manera armónica los verdes de la hierba y los blancos de la caliza, y que se presta al sencillo paseo mañanero o como inicio o final de la entretenida y exigente travesía que lo enlaza, a través de collados y crestas, con el resto de las Peñas de Santibáñez: Peña Mañana (1614 m) y Peña de Las Heras (1663 m).

Desde Santibáñez de la Peña

La ruta más sencilla a Peña Castillo (1409 m) parte frente al templo dedicado a San Juan Bautista en Santibáñez de la Peña, sube un corto tramo por la calle Los Molinos y se desvía enseguida a la izquierda para pasar bajo el depósito de aguas y el cementerio. Convertido en pista de antiguo uso minero y ganadero, el camino asciende con buen firme y suave desnivel por las campas al pie de Peñacastillo. Antes de alcanzar el punto más elevado del carretil, debemos cruzar una pradera en dirección al evidente corredor abierto entre Peña Castillo y Peña Mañana, por donde trepa una trocha hasta el collado entre ambas peñas, algo invadido por los piornos.

Una corta rampa al E nos sitúa en breve junto al revuelto yacimiento que ocupa la cumbrera de Peña Castillo (1409 m). Excelente panorámica hacia la inmediata Sierra del Brezo, donde despuntan las cimas de Peña del Fraile (2001 m), Cueto (1951 m), Rincada y Cueto Palomo (1866 m), Peña Mediana (1667 m) y Peña Grande (1709 m), que cercan el rincón donde se cobija el venerado Santuario del Brezo; más lejos, hacia levante, el cabezón de Peña Redonda (1995 m) preside las alturas de la Sierra de la Peña, hasta su final en Peña Horacada (1818 m) y Peña Cantoral (1792 m).

Si se desea visitar al regreso las ruinas del Monasterio de San Román de Entrepeñas, hay que descender de la cima al E, enlazando con precaución pero sin mayor dificultad terrazas herbosas, apoyados en la vertiente meridional de la peña, con la línea de cresta a la izquierda. Una pradera surcada por el arroyo San Román (antaño de nombre Berbecario) nos separa de la ancha pista que conduce al refugio Corral desde Santibáñez de la Peña; descendemos por ella hasta la bifurcación donde un desvaído cartel a la derecha anuncia la proximidad del cenobio medieval, escondido entre robles, fresnos y álamos. Tras la visita, la pista nos devuelve enseguida al punto de inicio en Santibáñez (1,45).

Acceso: Santibáñez de la Peña (55 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios