Ir arriba

El Miquelet (245 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
18/12/2018
Modificado
19/12/2018
1

Desgajada a poniente de la imponente Serra del Montgó (753 m) se alza una modesta serrezuela calcárea, denominada indistintamente como La Sella o Els Pikatxos, en la que destacan dos airosos peñascos gemelos: El Micalet o Miquelet (245 m) y El Pikatxo o La Sella (244 m); completa el conjunto la boscosa Penya Roja (242 m), por cuya vertiente de umbría trepan con descaro las urbanizaciones prácticamente hasta su achatada cumbrera.

La Muntanya de la Sella, así llamada por su parecido con una silla de montar, pertenece al término municipal de Pedreguer, en la comarca de la Marina Alta. Sus dos cotas más destacadas elevan sus pirámides calizas sobre una densa masa forestal con predominio del pino carrasco, acompañado de almendros y algarrobos, restos de antiguos cultivos, y con una rica y variada cobertura arbustiva típicamente mediterránea: coscoja (Quercus coccifera), lentisco (Pistacia lentiscus), aladierno (Rhamnus alaternus), palmito (Chamaerops humilis), romero (Rosmarinus officinalis), lavanda (Lavandula dentata)...

Desde Pedreguer

El sendero PR-V 440 "Ruta Molinets i Miquelet de La Sella", recientemente señalizado, recorre los caminos y senderos de la Muntanya de La Sella desde Pedreguer, con ascenso opcional al Tossal dels Molinets (114 m), donde en 2016 se ha recuperado la estructura cilíndrica de dos antiguos molinos de viento construidos a mediados del siglo XIX. En la Comarca de la Marina Alta están inventariados en la actualidad 29 molinos de viento, protegidos por la Generalitat Valenciana como Bienes Inmuebles de Relevancia Local (BRL) en la categoría de Espacio etnológico de interés local, y pendientes de su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC). Probablemente los más conocidos sean los de Xàbia (12 en total), aunque existen otros 5 en Dénia, 3 en Gata de Gorgos, 3 en Benissa, 2 en Teulada, 1 en Llíber y 1 en Calp, además de los dos mencionados de Pedreguer.

La ruta señalizada, entretenida y variada, discurre siempre por buenos caminos forestales y por viejos senderos entre bancales, con algunos tramos acondicionados y rescatados con buen criterio de su desaparición definitiva; las múltiples variantes propuestas, que trazan bucles por crestas y collados, permiten alternar a conveniencia los itinerarios de ascenso y descenso de los picos.

El inicio del PR-V 440 se localiza a la entrada de Pedreguer (83 m) desde la N-332 por la Avda de Joan Carles I, frente a un gran supermercado en una zona comercial. Existen postes del sendero PR con flechas a Molinets, a La Sella-Miquelet y al Collao; para no falsear los tiempos de la reseña, obviamos en este caso la descripción de la visita a los molinos (30 minutos, ida y vuelta), muy recomendable, por otro lado, desde el punto de vista cultural y paisajístico.

Hay que dirigirse por la carretera en dirección a la doble montaña y cruzar con precaución los puentes sobre la autopista y la N-332; al otro lado, donde reaparece un poste de señales del PR, seguimos a la derecha, en ascenso entre fincas de naranjos, hasta que finaliza el carretil hormigonado y comienza un camino entre bancales de piedra seca, con las marcas de pintura blanca y verde de los senderos locales. La senda, de aspecto ancestral, asciende bien trazada entre los pinos, hasta alcanzar unos escalones de piedra que salvan el talud de un camino forestal.

Nuevo poste de señales, que invitan a dirigirse al "Miquelet per circular" (rodeo poco interesante que alarga inútilmente la ruta) o al "Miquelet per Mirador, Pikatxo y Collao". Seguimos esta alternativa, atajo de la anterior, y ascendemos otro tramo de escaleras que nos conducen por un precioso sendero abancalado hasta otra bifurcación balizada, de nuevo en el camino ancho que hemos abandonado más atrás, y al pie de la abrupta vertiente S del Miquelet; desde la cima del peñasco nos vigila, impertérrito, un halcón peregrino.

Elegimos, ahora sí, la opción "Miquelet per circular, 450 m" (luego descenderemos por la que indica "Mirador, Collao"), que nos orienta por debajo de las peñas hacia el hombro occidental, con vistas hacia las llanuras de Pego-Oliva y la Serra Segaria. Un senderillo se dirige entre arbustos directamente hacia la pared W del Miquelet y trepa de manera inverosímil, sin riesgo ni dificultades reseñables, por los minúsculos bancales que se escalonan hasta la cresta; la repentina asomada hacia la otra vertiente resulta espectacular, con la airosa pirámide caliza de La Sella (244 m) y una perspectiva inédita del Montgó (753 m) sobre los fértiles llanos de La Xara, rabiosamente verdes después de un otoño generoso en lluvias.

La cima del Miquelet (245 m) está a un paso, coronada por una capillita de piedra con un relieve de San Miguel, que probablemente presta su nombre a la montaña; un poste del PR-V 440 indica para la cima una altitud de 202 m, a todas luces errónea. Panorámica extensa en todas direcciones, con el sublime Montgó, el horizonte dentado de picos de los valles interiores de la Marina Alta y la línea costera, cultivada y urbanizada a partes iguales, que dibuja hacia el norte la curva interminable del Golfo de Valencia.

Descendemos siguiendo las marcas de pintura hacia el collado con La Sella, destrepando con precaución los mínimos bancales, roturados por el jabalí, de la cara SE, donde será preciso apoyar las manos en más de una ocasión. Un panel panorámico (el "Mirador") se asoma a la vertiente de La Xara, por donde las casas de una urbanización trepan peligrosamente hacia el collado. Desde el paso se puede alcanzar en breve la cima de La Sella (244 m), por senda debidamente balizada y sin ninguna dificultad, a pesar de su apariencia abrupta e inaccesible; la flecha que indica "Pedreguer 1320 m" nos orienta sin ninguna duda en el descenso hasta la próxima bifurcación y, por camino ya conocido, de vuelta a las calles de Pedreguer.

Acceso: Pedreguer (40 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios