Ir arriba

Noguer, Penya (1.277 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
12/01/2019
Modificado
12/01/2019
1

En el sector oriental de la Serrella, en la órbita de su cota principal, la Mallada del Llop (1361 m), se alza la imponente Penya de l'Anouer o Penya Noguer (1277 m), de escasa prominencia pero acusada personalidad. Las luces del atardecer tiñen de tonos dorados su impresionante morro calizo, que vigila desde lo alto el Pla de la Noguer, con su fuente y su monumental nevera.

En http://historiasdefamorca.blogspot.com, un blog personal aparentemente bien documentado, sencillo en las formas pero extenso en contenidos propios y recopilados (de consulta muy gratificante), se da a entender que, tiempo atrás, el sector de la Serrella perteneciente a Famorca se conocía como "Monte El Noguer de Serrella", concediendo al topónimo "El Noguer" mucha más importancia y extensión que las que presenta en la actualidad:

"En los documentos antiguos que se guardan en el Ayuntamiento de Famorca, al referirse a Serrella le cita como 'Monte El Noguer de Serrella', haciendo referencia a la parte de Serrella que está en el término municipal de Famorca, llamando así a todo el monte, y no sólo a lo que ahora conocemos como la Noguer. Lo que conocemos como La Noguer es una derivación de su verdadero nombre que era 'Pla de la Noguer', es decir, la zona llana que hay en el monte de la Noguer. Por otra parte, siempre se ha conocido como 'la Noguer' y nunca como 'L'Anouer', aunque lingüísticamente sea lo correcto."

La nevera de La Noguer

Desde el punto de vista etnográfico y monumental, sin duda el elemento más interesante de este sector de La Serrella es la nevera de La Noguer. Situada en un rellano al pie de la umbría de la Mallada del Llop, casi mimetizada en un paisaje áspero de pedreras y canchales, la nevera conserva la estructura circular de piedra que la cerca, donde se abre aún el hueco utilizado antaño como cargadero. Los muros, desprovistos de la cubierta que los protegía, llevan demasiado tiempo expuestos a las climatología y al abandono, y se desmoronan poco a poco; aunque invadido por la vegetación, el gran foso cilíndrico donde se almacenaba la nieve parece conservarse en aceptable estado. Urge sin duda, como se ha hecho en otros lugares de la comunidad valenciana, una actuación de consolidación y puesta en valor de estos venerables restos etnográficos de la cultura montañesa alicantina, antes de su deterioro irreversible.

Aunque pueda resultar algo extenso, reproducimos por su interés el artículo que hace referencia a la nevera de La Noguer en el ya mencionado blog (http://historiasdefamorca.blogspot.com), emplazando a su consulta a las personas interesadas en profundizar en cualquier aspecto relacionado con el paisaje y el paisanaje de la localidad de Famorca y de su fascinante entorno serrano:

"La nevera es un pozo de nieve que hay en Serrella, dentro del término municipal de Famorca. Siempre se ha conocido por 'la nevera', y nunca por 'pou de la neu', 'cava', etc., como en otros lugares. Está a 1170 m. de altitud, tiene algo más de 12 m. de diámetro y conserva los restos del inicio de la cubierta. Los muros son de mampostería, obrada con mortero, y tienen 1´15 m. de anchura, y la mayor altura que tienen es de unos tres metros. Tenía dos grandes arcos en la parte superior, que servían de soporte al techo. El pozo tiene una altura de 8´40 m. hasta la superficie. El diámetro interior es de 9´90 m. y tiene una capacidad de 650 m3.
A principios del siglo XX debió de tener alguna modificación, pues parte de la mampostería interior está ligada con cemento, e incluso enlucida por la parte de arriba. El pozo no tenía galería para poder bajar al fondo, y para bajar había que hacerlo con escaleras. Los mayores del pueblo todavía recuerdan haber conocido el pozo con los arcos de arriba.
Es difícil determinar su antigüedad, pero será de finales del siglo XVII o del XVIII, como los pozos vecinos de la zona. La nevera fue usada hasta los años veinte. Era del ayuntamiento, de propiedad comunal, pero su explotación se subastaba anualmente entre los vecinos del pueblo.
Cuando había una nevada grande, casi todos los hombres del pueblo subían a la Noguer a recoger la nieve, y mientras unos apisonaban la nieve del fondo, otros iban echándola dentro del pozo, con palas. Cuando se había formado una capa de bastante espesor, se tapaba con ramas, arbustos, paja o matojos, y se hacía otra capa. Cuando se había llenado el pozo o se había acabado la nieve de los alrededores, se tapaba todo con ramas, y se tapiaban los ventanales con piedras, para que se conservara el frío durante más tiempo.
En verano, la nieve que se había convertido en hielo, se llevaba a Denia, a Calpe, a Altea, y también a Villajoyosa, y se utilizaba para conservar el pescado. El transporte se hacía por la noche, para evitar el calor. Se utilizaban mulas, a las que se cubría con mantas, y encima se ponían unas estibas con el hielo. Estas estibas eran como serones grandes, y luego se cubrían con paja. Con frecuencia, sobre todo en los últimos tiempos, eran los propios compradores de hielo los que venían a llevársela y se encargaban del transporte ellos mismos.
No lejos de esta nevera, en la parte alta del Barranco de la Canal, ya en el término municipal de Beniardá quedan restos de dos antiguas neveras, mucho más pequeñas que la de la Noguer y en mucho peor estado. En la parte más alta de la sierra de Serrella, en el Pla de la Casa, en el término municipal de Fageca, queda el agujero de otra nevera. Está prevista la restauración de la Nevera de Famorca.
Aún había un sitio donde se quedaba durante más tiempo la nieve que en la Noguer, era en el Pla del Pouet, una hondonada al este de la Noguer. Muchas veces, se subía con un pozal a coger nieve a estos sitios, para prepararse en casa un peculiar refresco, que lo preparaban con esta nieve, con miel y con canela."

Desde Famorca

El ascenso a la Penya Noguer (1277 m) se abordará probablemente de manera conjunta con el de la Mallada del Llop (1361 m), cima a la que sin duda completa y realza. El itinerario desde Famorca (700 m), coincidente con el de la cota principal del sector oriental de la Serrella, se inicia en la Plaça de la Font, por la pista asfaltada del Camí de la Rabosa, señalizada inicialmente con las señales del PR-CV 168, que pronto abandonamos. Atajaremos a la derecha por un camino entre bancales hasta volver a tocar la pista embreada en un cerrado recodo, donde tomaremos el senderillo que nace allí mismo.

La senda, convertida en delicioso camino de herradura, asciende siguiendo las casetas de registro de la conducción de agua a Famorca desde la Font de la Noguer, obra acometida en 1959; a la izquierda, siempre a la vista, las inhóspitas laderas de umbría de la Penya Noguer se descomponen en empinadas pedreras que se precipitan hacia el fondo del barranc de L'Era. Después de pasar un rústico corral para el ganado arrimado a la roca (un "sester"), la senda se remansa en un rellano donde sobreviven algunos álamos maltrechos; estamos en el Pla de la Noguer, donde localizaremos una caseta y un grifo (la Font de la Noguer) y, más arriba, los muros de la nevera.

La Penya Noguer (1277 m) presenta desde aquí una estampa impresionante, con su vertical paredón sur bañado por el sol. En el cantil se abren algunas cuevas de aspecto inaccesible y, a sus pies, abrigos protegidos por muretes de piedra, antaño utilizados como corrales. y concavidades decoradas con estilizadas figuras antropomorfas de gran tamaño, pintadas en tonos ocres por algún desconocido artista rupestre "neolevantino".

Desde la nevera, hay que seguir (E) el sendero que asciende entre canchales por la vaguada; sin llegar a alcanzar el primer colladito, abierto al pie de una cota rocosa (1295 m) algo más elevada que nuestro objetivo, hay que fijarse en una estrecha hendidura que cercena la cresta extendida a nuestra izquierda, y dirigirse a ella sin sendero, cruzando el pedregoso cauce seco del barranco por terreno algo incómodo. La brecha permite atravesar de manera elegante la muralla caliza y trepar sin dificultad a la arista, donde un pequeño hito señala la aérea cima de Penya Noguer (1277 m).

Acceso: Famorca (1h 35min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios