Ir arriba

Santa Luzia (617 m)

remove-icon
David Navas Elguea
Fecha Alta
21/08/2019
Modificado
05/09/2019
3

Pequeño alto sobre la balsa de Añua coronada por la ermita de Santa Lucía con importancia ecológica, ya que estos bosques-isla sirven de refugio para aves y mamíferos. Un pequeño paseo que nos sorprenderá por sus robles, y si realizamos el paseo de forma silenciosa y tranquila podremos apreciar  la presencia de una variada fauna. Es de buen paseante ser respetuoso y al pasar por las cercanías de la balsa hacerlo de forma sigilosa para no molestar a las aves, ya que encuentran en estos humedales descanso en sus migraciones.

Desde Trokoniz

Desde el pueblo de Trokoniz saldremos en dirección norte hasta encontrar la vía verde del vasco-navarro y comenzaremos dirección este. A unos trescientos metros dejaremos esta vía verde y giraremos a la derecha y seguidamente a la izquierda, para seguir por un camino asfaltado. A unos cuatrocientos metros nos incorporaremos a la carretera A-4121 y continuaremos dirección Añua  y una vez pasado el puente sobre el vasco-navarro nos introduciremos en el bosque por el segundo camino que aparece a nuestra derecha que nos llevara en diez minutos a la ermita y cima de Santa Luzia (617 m). Podemos completar este breve recorrido tomando un sendero que arranca en la parte principal de la ermita, en la cara este; tomamos el sendero y a los pocos metros encontramos una bifurcación y seguiremos por el de la derecha. Disfrutaremos del paseo por el bosque y apareceremos en una ancha pista y giraremos a la izquierda, dirección norte. A escasos metros aparecerá a nuestra derecha el molino de txagoiti y es aconsejable dedicar unos minutos a visitarlo. Rodearemos la balsa y al final de la pista un sendero se vuelve a adentrar en el bosque que nos llevará a la ermita nuevamente y de allí bajaremos a Trokoniz.

Ermita de Santa Lucía

Se dice que la romería a la ermita de Santa Lucía, "La Laurea", es una de las romerías más antiguas de Álava en la cual se bendicen los campos. Actualmente sufre un importante deterioro con unas preocupantes grietas  producidas por lo que parece ser inestabilidad del terreno.

Molino de Txagoiti

El molino de Txagoiti cuenta con una bonita leyenda que seguramente cualquiera de los moradores de Añua le podrá relatar. También hay una tonadilla popular que dice:

Por echar cuatro cantares

en la puerta del molino

me dieron cuatro reales

y me molieron el trigo

El escritor y folklorista  riojano Javier Asensio García hace referencia a esta tonadilla en su trabajo: "La tradición oral Calahorrana".

Acceso: Trokoniz (1h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios