Ir arriba

Las Cuatro Tablas, Cerro de (1.132 m)

remove-icon
Luis Hernández Taranilla
Fecha Alta
26/08/2019
Modificado
26/08/2019
1

Llamo Cerro de las Cuatro Tablas a la cima (1.132) que culmina el monte en cuya vertiente occidental se encuentra dicho paraje y que, hasta donde he podido averiguar, no tiene denominación propia. Algo sorprendente tratándose de un pico con casi 200 m de prominencia, bastante alto para la zona en que está, accesible y que une a los atractivo naturales del área, el ser un buen mirador sobre el complejo de montañoso en que Guadarrama y Gredos se tocan.

Respecto a sus formas, se trata de un lomo altivo pero redondeado, de cresta suavemente ondulada y laderas cubiertas de un bosque mixto de pinos y encinas. Típica montaña pues de esta comarca, que llaman Tierra de Pinares desde Ávila y Sierra Oeste desde Madrid. Dentro de ella, se situada hacia el sureste del conjunto, cuyo pico más famoso, la Almenara, tiene como vecino.

Al igual que toda la zona, sus faldas están ocupadas por fincas de diversos usos pero, también, cruzadas por multitud de caminos de paso libre que facilitan las excursiones. Pese a este grado de humanización, el paisaje sigue siendo hermoso en su carácter apacible, con un arbolado denso, variado y de buen porte.

Ascensiones desde el Camino de Cerro Agudillo
desnivel  300 - 500 m; distancia 5 - 10 km; tiempos entre 1h30 y 3h00; sin dificultad

El Camino de Cerro Agudillo sale del K. 15,3 de la carretera M-512 (Navas del Rey a Robledo de Chavela) y recorre el pie de toda la vertiente occidental de la loma de Las Cuatro Tablas, manteniéndose a unos 800 m de altitud. También se le puede alcanzar por una pista que sale al SO del K. 1,2 de la carretera M-539 (Robledo de Chavela a Cebreros).

Del mismo parten un camino y varios cortafuegos que alcanzan la cresta en puntos diversos, incluyendo el Cerrón de la Rozuela en el extremo norte, la Cabeza de la Huerta en el sur y la propia cima. Además, hay otro carril horizontal más alto (entre 1.000 y 1.050 m) que atraviesa asimismo la ladera.

Combinando estos caminos, todos ellos abiertos (los dos horizontales son sendas ramas del GR-10), se pueden diseñar varios recorridos de distinto desnivel y distancia, aunque siempre cortos.

 Respecto a la vertiente oriental, está ocupada casi íntegramente por una finca privada y queda por tanto descartada.

Catálogos

Imágenes

Comentarios