Ir arriba

Puntal de Matamulos (1.274 m)

remove-icon
Jose Ramon Triviño Barasona
Fecha Alta
03/10/2019
Modificado
03/10/2019
1

El puntal de Matamulos es una ruta clásica entre los montañeros de la capital jiennnense, desde la cañada de las Hazadillas. En esta ocasión partiremos del fondo del Valle, que utiliza como morada el río Quiebrajano, desde la margen izquierda de la carretera que conduce hasta el pantano del mismo nombre. Ascenderemos lenta y progresivamente hasta la Cañada de las Hazaíllas, pasando por la fuente de ballesteros y el puerto de Madroñales, desde el cuál descenderemos hasta la Cañada de las Hazaíllas. Una vez en la Cañada y partiendo desde la fuente de agua, tomaremos un sendero bucólico y silencioso, entre pequeños cauces de torrentes estacionarios para ascenderer hasta el coqueto refugio de la Cruz de Chimba. Esta subida, desde la Cañada será igual de progresiva y lenta que la que nos ha transportado desde el inicio de nuestra ruta hasta la Cañada, aunque más breve.

En esta ocasión y durante la preparación, nuestro compañero David y yo, recorrimos sendas ahora y campo a través después, por cauces de arroyuelos, descubriendo pasos para alcanzar el puntal de Matamulos desde la Cruz de Chimba. Se trataba de investigar para diseñar una ruta que recorriera lo más significativo de esta zona. Así que le añadimos el sendero de la fuente de Ballesteros, el puntal de Matamulos y elementos geológicos interesantes como las dos uvalas (una evolución de las dolinas de los terrenos calizos) y la piedra Horadada, sin olvidar la cueva del Montañés en el puntal.

Sobre los aspectos geológicos del valle del Quiebrajano, podemos explicar que se formó en la orogenia alpina, una etapa de unos 30 millones de años, durante la cual se produjo la colisión de las placas tectónicas africanas e india por una parte y la euroasiática por otra, formándose las principales cadenas montañosas del mundo, incluida el Himalaya. En esta zona se produjo la colisión de la base de las actuales montañas de la sierra de Jaén (cerro Matilla es el punto más alto) y sierra de Grajales contra el cerro de San Cristóbal (en el pasado más alto que el Mulhacén) formándose las actuales montañas por elevación y el valle de Quiebrajano por hundimiento, retorciendo los estratos rocosos, formados por sedimentación en el fondo de un mar tropical, lo que era toda Andalucía hace más de 200 millones de años. Se produjo un proceso de encabalgamiento por el que las partes bajas, las más antiguas en el tiempo, se elevan y superponen sobre otras más recientes Este encabalgamiento produjo al mismo tiempo otro efecto contrario, un hundimiento en el valle del Quiebrajano: un plegamiento en sinclinal, es decir en forma de V o de valle. .), quedando su punto más bajo en el cauce del río Quiebrajano.

Sobre la flora, explicar que es del tipo mediterráneo, con un interesantísimo valor ecológico. Destaca como especie más abundante el pino carrasco, con ejemplares de alto porte, al que siguen la encina.

Desde los caminos de esta ruta, se contempla una espléndida vista del valle del Quiebrajano, de Jaén y su Sierra, de Sierra Mágina hacia el Este, del Ventisquero y la Pandera hacia el oeste y Sierra Nevada al sur. En definitiva una fabulosa ruta, de nivel intermedio, algo exigente pero sin pasarse, con un terreno asequible e inédito en algunos puntos.

Catálogos

Imágenes

Comentarios