Ir arriba

Santa Quiteria (845 m)

remove-icon
Matilde Sanz Rebato
Fecha Alta
01/09/2020
Modificado
01/09/2020
1

Las vistas desde la cresta sobre el embalse de Canelles, el río Noguera Ribagorzana y las paredes meridionales del Montsec de L’Estall y d’Ares son extraordinarias.

Se accede a Casa Batlle desde la población de Viacamp, en la N-230, entre Benabarre y Viella. En esta población sale una pista forestal (accesible para todos los vehículos) que, tras 15 kilómetros, llega hasta el albergue. Se encuentra a las orillas del pantano de Canelles y encarada al conocido Congost de Mont-rebei. Se llega a través de una pista sin asfaltar de 15 kilómetros, apta para todo tipo de vehículos y que recorre el interior de la sierra mostrándonos paisajes vertiginosos y restos de lo que fue vida no mucho tiempo atrás.

Hoy día, Montfalcó es un núcleo aislado y completamente inmerso en un entorno natural único; precisamente el paso del tiempo y el aislamiento han permitido conservar la gran riqueza natural de esta parte de la sierra del Montsec, prácticamente desconocida y poco a poco recuperada. Esperemos que, como ha pasado en otros lugares, su principal atractivo y clave de su actual éxito (las pasarelas de madera y sus puentes colgantes) no acabe convirtiéndose en su verdugo.

El albergue forma parte de la Red de Refugios de la Federación Aragonesa de Montañismo.

Desde el Albergue de Montfalcó (Casa Batlle)

Frente a la entrada del albergue parten dos senderos. Cogeremos el más estrecho, el de la derecha, con un poste de madera en su entrada que señala 10 minutos a la ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio.

Considerada como una joya del románico aragonés, la ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio está encaramada en una cresta rocosa, a pocos metros del punto culminante de la elevación. Data del siglo XI y fue restaurada por el Gobierno de Aragón en 1996. Es de planta rectangular, irregular, dispone de dos altares, y de una preciosa ventana geminada de tradición lombarda.

Inmerso en la vegetación, el sendero se sigue de forma cómoda. Al dar su único giro, se presenta ante nosotros el templo con su puerta en arco de medio punto, situada en la pared norte. Llegar al punto más alto de la cresta requiere poner las manos en algún paso, pero no entraña dificultad. Las vistas, como se ha comentado son inolvidables.

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios