Ir arriba

Ribota (757 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
15/04/2021
Modificado
01/05/2021
1

Ribota (757 m) es un cerro aislado cubierto de arbolado (pinos, hayas y quejigos), situado en el interfluvio del río Omecillo con su afluente Cotillos, arroyo vecero que nace en la vaguada entre el Castro los Pozos (911 m) y La Ozacar (908 m) y que recibe las aguas de los también intermitentes barrancos del Canto y de La Tejera; el cerro, muy individualizado, es un notable hito de carácter local en el paisaje que rodea Bóveda, localidad remota injustamente olvidada en el extremo occidental de Araba.

Al pie de la ladera oriental del cerro, en una ubicación poco habitual para este tipo de megalitos y muy próximo a la carretera y al antiguo Camino Real de Valdegovía al Valle de Losa, nuestros antepasados eneolíticos erigieron hace más de 3000 años el menhir de Ribota, conocido a efectos de catálogo megalítico como Mojón del Rey; aunque conocido y documentado desde muy antiguo, se clasificó como posible menhir en 1983 y se incorporó con el número 235 a la "Carta Arqueológica de Álava" (Instituto de Arqueología de Álava. Vitoria-Gasteiz, 1987).

Se trata de un estilizado pedrusco calizo con una longitud total de 3,15 m (2,25 metros de altura emergida) y una sección cuadrangular de 0,40 m de lado. Actualmente es mugarri divisorio entre las localidades de Bóveda y Tobillas, antaño sin duda poblaciones de cierta entidad, reducidas hoy a simples concejos de Gaubea.

Aproximadamente a 500 metros al E del menhir, en medio de un labrantío cercano al cauce del Omecillo y ya en terrenos pertenecientes a Tobillas, se alza un sobrio y rústico edificio de piedra, con porche abierto y cubierta a cuatro aguas, que albergó una ermita dedicada a San Juan Bautista, actualmente desacralizada y con signos de haber sido expoliada.

Una línea de transporte eléctrico de alta tensión, con su fea cicatriz de servidumbre, corta de E a W las laderas de Ribota y planta en su cumbrera una aparatosa torre metálica; hemos reseguido en el mapa, por pura curiosidad, el trazado rectilíneo de este tendido eléctrico, para comprobar que cercena sin interrupción el paisaje entre la subestación de Barcina del Barco (en el valle de Tobalina, junto a la clausurada central nuclear de Garoña) y la de Güeñes, junto a la localidad encartada de La Cuadra, próxima a la metrópoli bilbaina.

Son los mismos cables, con sus torres y su impactante costurón en la vegetación, que en 56 kilómetros de recorrido aéreo imponen su presencia en lugares como el desfiladero del Purón, el collado de Santa Ana, las tierras de Valderejo, el Portillo de la Sierra, los montes de Losa, el portillo de Bedarbide en Gorobel, las tierras de Aiara o el encajado curso del río Izalde hasta el valle del Cadagua.

Desde Bóveda

Sencillo itinerario por buenos caminos desde el Centro Social de Bóveda (690 m), siguiendo el trazado coincidente del GR 1, GR 282, Camino de Santiago y PR-A 3 que se dirige al S junto al voluminoso frontón, en ascenso por una saneada parcelaria que pronto se bifurca; el ramal principal a la izquierda, con las balizas teñidas en rojo, blanco y amarillo, alcanza una bifurcación señalada por un solitario nogal, donde nos desviamos en ángulo recto a la izquierda.

La pista agrícola planea entre campos cultivados por una lomada que divide las cuencas del Omecillo y del barranco del Cotillo, con el cabezo boscoso de Ribota enfrente. Un corto repecho por terreno forestal alcanza sin grandes esfuerzos la cima de Ribota (757 m), con signos de viejas extracciones de tierra, donde resulta difícil determinar la cota más elevada; un grupo de hayas en un pequeño promontorio junto al camino, donde alguien grabó hace tiempo un corazón y unas borrosas iniciales, puede servir de referencia para identificar la cumbre.

Acceso: Bóveda (20 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios