Ir arriba

Alcarama (1531 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
23/04/2019
30

Es el punto culminante de la comarca del Alto Alhama-Linares. La sierra de Alcarama impone el límite entre tierras Sorianas y Riojanas, alcanzando una altitud notable, superior a los 1.500 metros de altitud, si bien las aldeas de la vertiente Soriana levantan sus caseríos, despoblados o casí despoblados, a una altitud importante, como es el caso de Valdenegrillos (1143 m). La vertiente Norte presenta mayores desniveles.

En la sierra de Alacarama encontraremos grandes espacios deforestados, algunos de los cuales han sido repoblados con plantaciones de pinos. Además encontraremos las pistas, aerogeneradores e instalaciones auxiliares de un reciente parque eólico. Todo ello ha mermado considerablemente el interés montañero de estas alturas. No obstante existen enclaves de bella estampa, como el barranco Las Balsas, en la carretera que desde Aguilar del Río Alhama sube a Valdemadera. Encontramos aquí un paisaje de estratos notablemente quebrados que forman parte de la sierra del Tormo (920 m), que es la prolongación hacia el Este de la de Alcarama. Constituye este tipo de enclaves el hábitat de aves rupícolas como el Buitre leonado, el alimoche, el halcón peregrino y el águila perdicera.

Bajo el pico Alcarama (1531 m), que es el más elevado de la sierra,encontraremos minas de hierro que han sido explotadas desde tiempos inmemorables. La pirita, cristalizada en una regular forma cúbica, es la mena principal de estos yacimientos, accesibles directamente desde el pueblo de Navajún (927 m).

Desde Navajún (927 m) se sube a la sierra por el barranco del Pedregal. Un poco más arriba de la unión entre el barranco Casales con el de Las Minas veremos, a la izquierda, los viejos corrales de Casales (1100 m). Un poco más adelante llegaremos a las minas de Piritas (1115 m), caracterizadas por sus grandes escombreras. Desde aquí se seguirá por estrechas sendas hasta la cumbre de Alcarama (1531 m).

Desde Valdemadera (975 m) puede subirse a la cumbre pasando por las minas de piritas, si bien también puede hacerse por el llamado camino de Igea que remonta el barranco Valle la Fuente, para ganar toda la cresta de la montaña por el Alto de la Nevera (1365 m), Alto de la Paroñera (1454 m) y Calderón (1511 m) hasta el Alcarama (1531 m).

Accesos: Navajún (1h 45 min); Valdemadera (1h 45 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJavier Urrutia
    El 23 de abril de 2019

    En efecto, se ajusta la posición a las del vértice núm.31919 Alcarama según la reseña del IGN, y cuyas coordenadas son precisamente esas. 

  • item-iconAngel J J
    El 23 de abril de 2019

    Pueden tener un pequeño error las coordenadas de la cima.

    Creo que las correctas 30 T 572906 4649819

     

  • item-iconAngel Gil Garcia
    El 20 de mayo de 2016

    Como dato de interes recomendaria la lectura de algun libro del reconocido periodista Abel Hernandez:"Historias de la Alcarama""El caballo de carton""Leyendas de la Alcarama""El canto del cuco" publicados por editorial Gadir y de amena lectura.Evocadores del paisaje y el paisanaje de la época en que bullia la vida en la Alcarama soriana,comarca de la cual el autor es oriundo.Lo enfoca en Sarnagopueblo que quedo deshabitado a finales de los 70 del siglo pasado y fué el lugar que inspiro a Julio LLamazares su libro"La LLuvia Amarilla"aunque situa el escenario de la novela en Ainielle en el sobrarbe oscense.

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 13 de enero de 2013

    Una bonita travesía circular por caminos que no figuran en los mapas. Comienza la ascensión en Valdemadera, descendiendo a Navajún. 3 kilómetros separan ambos pueblos, por lo que dejamos el coche a mitad de camino entre ambos (una carretera sin tráfico, muy tranquila). Desde Valdemadera buscamos el lavadero (camino horizontal hormigonado), situado sobre un merendero junto al barranco bajo la aldea. Cruzamos el arroyo y tomamos una marcada senda (margen derecha orográfica del barranco) que zigzaguea de manera suave (hitos), desembocando en una pista para terminar en el cortafuegos que nos aupará hasta Calderón y seguido, a Alcarama. Descendemos por el pinar, limpio y agradable, en diagonal hasta el cortafuegos. Se trata de llegar a la mina de piritas, para lo cual habrá que haberla localizado previamente con la vista para intuir qué pista nos llevará hasta ella. Una vez en ella (carteles de prohibido pasar, parece que a veces aparece algún guarda). Una opción más sencilla es descender todo el cordal (anchísimo cortafuegos) hasta el collado anterior al Mojón Chico (ascensión opcional). De allí vemos las blancas paredes de la mina y hacia ella nos dirigimos por un camino que termina por difuminarse. A media ladera y con algo de paciencia (el monte no es cerrado), llegamos a la mina. Para descender a Navajún, mucho más interesante que seguir la horrenda pista de las instalaciones es descender por el Barranco de la MIna. Para ello descendemos con cuidado por la escombrera y, siempre por el margen izquierdo del barranco, a cierta altura sobre el mismo (no mucha), avanzamos a media ladera. Al principio menos claro, pero por monte no cerrado, y después sendas por las antiguas terrazas, alcanzamos finalmente una reciente pista que nos deja en las bucólicas ruinas de los corrales de Navajún, un pueblo, como Valdemadera,ubicado en un paraje muy singular. Elegí Alcarama como mi ascensíon número 2.000. Tonterías numéricas que son la excusa perfecta para una buena comilona en Cervera de Rio Alhama con los amigos...

    Un placer fue también conversar y aprender mucho de un simpático pastor que posée un rebaño de más de mil ovejas a las que lleva a pastar por estos parajes.